Banner Blog A Tu Salud

Compartiendo la ciencia detrás de la salud, la enfermedad y el bienestar

Las Vacunas Son Eficaces y Seguras

Imagen de Nicole Yordán López

#LasVacunasSonEficacesySeguras

La Semana Mundial de la Inmunización se celebra la última semana de abril y tiene como fin proteger a personas de todas las edades en contra de enfermedades prevenibles a través del uso de vacunas. #VaccinesWork es el tema de este año.

Una vacuna es cualquier preparación que se administra (así sea por medio de una inyección, con un vaporizador nasal, u oralmente) con el propósito de generar inmunidad en contra de una enfermedad. Esto se logra estimulando la producción de anticuerpos; cuando generamos anticuerpos específicos contra un virus, se acorta la enfermedad o se evita una nueva infección. A través de las vacunas, la ciencia ha logrado promover la producción de anticuerpos para prevenir algunas enfermedades y sus consecuencias, desde antes que nos expongamos a ellas. Existen enfermedades cuyas consecuencias son muy serias como para exponernos a ellas y esperar que nuestros cuerpos “se ajusten” y la curen, como tal vez se haría con un catarro común.

Hoy en día, más de un millón de niños mueren cada año a causa de enfermedad neumocócica o de la diarrea por rotavirus, a pesar de que existen vacunas para ellas. Otras enfermedades como el tétano, sarampión e influenza b también pueden llegar a causar la muerte, pero contamos con vaucnas para prevenirlas. La vacunación se reconoce como una de las intervenciones de salud más exitosas y costo-eficientes. La mortalidad mundial por sarampión, por ejemplo, ha disminuido de 535,000 muertes estimadas en 2000 a 139,300 en 2010, gracias a la intensificación de las campañas de vacunación. Sin embargo, según estadísticas de la Organización Mundial de Salud (OMS), al día de hoy siguen más de 19 millones de niños sin vacunar o insuficientemente vacunados. En mayo de 2012 se aprobó el Plan de Acción Mundial sobre Vacunas en la Asamblea Mundial de Salud, con el objetivo de prevenir millones de muertes al finalizar el 2020 mediante el acceso universal a la vacunación. Sin embargo, estando a 3 años de la meta, aún nos queda mucho camino por recorrer.

En Puerto Rico, el asunto del acceso a la vacunación no es un asunto resuelto. A finales del 2015, la Oficina del Contralor de Puerto Rico publicó un Informe Especial sobre la auditoría realizada al Departamento de Salud para contestar la pregunta: “¿Tienen los niños y adolescentes de Puerto Rico accesibilidad a los servicios de vacunación?”. (Puede acceder a la misma aquí.) Algunos de los señalamientos que hace el informe son los siguientes: 

  • El Sistema de Vacunación no es efectivo en proveer acceso a los servicios de vacunación a los pacientes privados menores de 18 años.
  • Existe un incumplimiento por parte de las aseguradoras privadas con las cubiertas de servicios de vacunación recomendadas sin copago, como exige la Ley 194-2011, Código de Seguros de Salud de Puerto Rico, lo que afecta al paciente privado.
  • La División de Vacunación no ha sido efectiva en la fiscalización del cumplimiento de los proveedores privados, escuelas y demás centros con el registro de la información de vacunación en el Puerto Rico Immunization Registry (PRIR). 

Este último punto se refiere al registro digital de vacunación en Puerto Rico, que utiliza el Departamento de Salud y que permite que usted también acceda a su registro. Al momento, la información está incompleta. Esto hace difícil solicitar ciertos fondos federales y estatales para asuntos relacionados a la salud de los estudiantes de Puerto Rico, y limita el que se cumplan los requisitos establecidos por el CDC y las recomendaciones de la OMS.

Otros factores también reducen el efecto positivo que podríamos tener a través de la vacunación, incluso para aquellos que tienen acceso a ella. Aún existe mucho desconocimiento sobre las vacunas, lo que promueve el temor y rechazo a las mismas.

En un estudio publicado en el 2015, los autores informan que según datos del Departamento de Salud, la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano en Puerto Rico era de sólo 17%*. ¡Y hablamos de una vacuna que podría prevenir varios tipos de cáncer! Es necesario combatir el miedo con la educación. Para ello organizaciones como VOCES, la Coalición de Vacunación de Puerto Rico, trabajan arduamente para orientar a legisladores, proveedores de salud, líderes de comunidad y al público en general sobre la importancia y seguridad de la vacunación. Además, buscan hacerla más accesible para todos. 

Aquí un fragmento del mensaje de la Presidenta de VOCES, Lilliam Rodríguez, emitido en preámbulo de esta semana:

“Hoy continuamos con la Campaña para educar y confirmar que todos los estudios basados en evidencia científica confirman que las vacunas son ¡Seguras y Eficaces! Quiero invitarte a que compartas nuestros posts de esta semana y que hagamos sentir nuestra VOZ. El éxito de las vacunas hoy es nuestro más grande reto porque al no ver las enfermedades que hoy prevenimos algunos creen que no son necesarias ya. Te invito a que nos ayudes a difundir esta campaña y te unas a celebrar nuestro 5to Aniversario como Organización con el Hashtag #LasVacunasSonEficacesySeguras. #YoCreoEnLaVacunación y sube tu foto. Cuento Contigo.” 

Nos queda mucho que hacer para asegurar acceso universal a la vacunación, pero podemos comenzar educando sobre su importancia. Si quiere unirse a la campaña de concientización, puede encontrar imágenes para compartir en la página del OMS y seguir a VOCES por twitter y facebook.

Si queda duda alguna de los beneficios de la vacunación, su seguridad, o las vacunas que podrían serle de beneficio, ¡no dude en hablar con su médico! 

Referencias adicionales:

OMS, vacunas: http://www.who.int/topics/vaccines/es/

OMS, semana de immunización: http://www.who.int/campaigns/immunization-week/2017/event/es/ 

Romaguera J, Caballero-Varona D, Tortolero-Luna G, Marrero E, Suárez E, Pérez CM, et al. Factors Associated with HPV Vaccine Awareness in a Population-Based Sample of Hispanic Women in Puerto Rico. J. Racial and Ethnic Health Disparities (2016) 3:281–290 DOI 10.1007/s40615-015-0144-5*

 

Tags: