Esencial la importancia ecológica de los hongos

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Por Liz Yanira Del Valle / Especial para El Nuevo Día endi.com Parece una hipérbole, pero no lo es. Sin los hongos no habría continuidad en la vida. De hecho, un medio ambiente sin hongos sería uno sin plantas. “En Puerto Rico hay cerca de 500 especies de hongos macroscópicos”, aseguró la doctora en micología Beatriz Ortiz Santana al conversar sobre la importancia en nuestras vidas de estos organismos que pertenecen al reino Fungi. Según la micóloga, en la Isla predominan los hongos descomponedores, pero también existen los comestibles, los venenosos y los alucinógenos. Las cotizadas trufas llegan importadas a suelo borincano, pero en lugares tan cercanos a la Capital, como Piñones, crecen unos hongos tan comestibles como los afamados europeos. Para Ortiz Santana es preferible destacar los aspectos positivos de los hongos en nuestro medio ambiente porque ha dedicado gran parte de su vida al estudio de estos organismos y entre tantos temas negativos prefiere hablar de los aspectos positivos de los hongos sin negar la otra cara de la moneda. “En general, los hongos tienen una importancia ecológica vital. Ellos son descomponedores de la materia orgánica. Al igual que las bacterias, insectos y gusanos reciclan nutrientes en la naturaleza y liberan estas sustancias que van a emplear otros organismos”, dijo. Otro asunto relevante al hablar de hongos es su relación con las plantas, la cual la doctora Ortiz Santana describió como “una simbiótica”. De dicha relación surge la palabra micorrizas (mico de hongo, rrizas de raíz). Los hongos crecen alrededor de las raíces de las plantas pasando a éstas nutrientes como el fósforo, mientras la planta suple a los hongos de carbono. Ambos se necesitan para vivir y desarrollarse. “Esa relación es tan vital que 90% de las plantas terrestres tienen hongos en sus raíces. No los vemos, pero andan trabajando fuerte debajo de la tierra”, explicó la también bióloga. Estos organismos también sirven como fuente de alimento para muchos animales y para los humanos. La micóloga indicó que los hongos comestibles son ricos en carbohidratos y en minerales. Luego, en el aspecto económico, se destacan por ser empleados para la fabricación de medicinas, elaboración de ciertos quesos, panes, vinos y cervezas. Tienen, a su vez, una importancia cultural, ya que muchas civilizaciones antiguas se empleaban ciertos hongos alucinógenos durante la celebración de ritos religiosos. En cuanto a los aspectos no tan favorables de los hongos, Ortiz Santana explicó que algunos de estos organismos son responsables de podrir los alimentos, contaminar el ambiente, deteriorar materiales de valor material para el ser humano (madera, ropa, pintura, equipo electrónico, etc.), provocar enfermedades en plantas, animales y en los propios humanos. La conferenciante destacó que hay otra variedad de hongos que producen micotoxinas por lo que se consideran venenosos mientras que otros son alucinógenos. Sobre los hongos descomponedores más comunes de Puerto Rico, la doctora mencionó al Ganoderma (oreja de palo), el Clathrus preussi y Cookeina speciosa, todos éstos descomponedores de madera y el Collybia jonhstonii como descomponedor de hojas. Entre los hongos comestibles de Puerto Rico, la micóloga resaltó al Cantharellus sp. “Este hongo, además de comestible, es un ejemplo de ectomicorriza, ya que están sobre la hoja de la Coccoloba uvifera (uva playera). Ambas especies tienen su relación simbiótica”, aclaró. La otra especie identificada como comestible es la Auricularia polytricha. Entre los hongos venenosos más conocidos en Puerto Rico, figura el Chlorophyllum molybdites. “Este es un hongo venenoso que crece sobre la grama, pero a su vez figura entre los hongos descomponedores de pasto o hierba”, añadió la conferenciante. Al hablar de ejemplos de hongos alucinógenos en Puerto Rico, la micóloga mencionó al Psilocybe cubensis, especie que crece mayormente sobre el estiércol de vacas y caballos. Pese a dirigirse sobre estos organismos desde un punto de vista científico, Ortiz Santana agregó que los hongos son un elemento importante entre el mundo de la mitología, la fantasía y lo mágico. La conferencia ilustrada de estos organismos fue presentada como parte de las actividades de Ecológica 2006 de la IX Feria del Libro de Puerto Rico. Ortiz Santana, también profesora universitaria del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), lleva años estudiando estos hongos, además de realizar una especialización en la orden de hongos boletales.