Reflexión Después de María

Imagen de Adelaida Rivera

Foros: 

El Centro de Excelencia en Investigación en Ciencias y Tecnología (CREST por sus siglas en inglés) del Recinto Universitario de Mayagüez ha sido uno de muchas organizaciones, entidades, voluntarios que han donado su tiempo y labor luego del huracán María.

Este Centro de Nanotecnología ha unido esfuerzos junto al Municipio de Mayagüez, la Policía Municipal de Mayagüez y el U.S. Army para la repartición de suministros hacia las comunidades en el Camino Cabán, Sector La Loma y la urbanización Guanajibo de Mayagüez.

Al poder dar la mano y proveer asistencia en los distintos sectores de Mayagüez, Abdiel J. Oquendo, estudiante graduado de Química expresa que, “me sorprendió el contraste que hay en las necesidades, entre áreas del mismo pueblo. Mientras algunas partes de el ya han vuelto a la normalidad, todavía quedan muchas comunidades que están pasando grandes necesidades y aún queda mucho trabajo por hacer para levantar a Puerto Rico”.

El proyecto CREST cuenta con uno de sus clubes de Ciencias e Ingeniería de Materiales (CIM) en la SU Río Cañas Abajo. La Prof. Agnes M. Padovani, Co-Directora de CREST y catedrática del departamento de Ciencias e Ingenierías de Materiales, conversó con la encargada del club de la escuela, Maestra Madeline Pardo y el Trabajador Social Javier Rivera e identificaron a varias familias y estudiantes de la escuela y comunidad en la cual podrían llevar alimentos, artículos de primera necesidad y ropa. Se cubrieron áreas como el Barrio Quemado, Camino Adelina, Barrio Maní, Río Cañas Abajo, Camino Cabán y el Barrio Leguísamo de Mayagüez junto al Barrio Ovejas de Añasco, donde se observaron un sin número de derrumbes y pérdidas materiales en las residencias.

“La labor voluntaria ha sido una ardua y enriquecedora. Hemos conversado con personas que han convivido juntos alrededor de treinta días, se ha intentado llevar alegría a los niños y residentes. Los residentes se frustran por no poder tener acceso, sea por falta de transportación hacia los suministros por la distancia. Es una situación difícil ya que hay caminos que ha sido afectados por los derrumbes y en casos particulares los residentes han tenido que ingeniárselas para poder salir de sus residencias” comenta Myriam Padilla, personal administrativo CREST.

El estudiante graduado, Eduardo Ruiz del departamento de Ingeniería Química ha participado de esta iniciativa e informa que su experiencia ha sido “muy gratificante poder ayudar a la comunidad puertorriqueña ante esta adversidad que nos ha tocado vivir y poder contribuir en esfuerzos para el mejoramiento de dicha crisis. Participar de este tipo de actividades me ayudó emocionalmente porque si bien es cierto que hay momentos en los que uno se siente agotado o hasta asfixiado sin algunas comodidades o pasando necesidades, hay muchos individuos y hasta familias enteras que lo han perdido todo y no tienen qué comer. Así que me siento muy bendecido de mi situación actual luego del paso de María y de haber podido tener la oportunidad y dicha de ayudar a otros mucho más necesitados que yo. Definitivamente volvería a participar de labores de esta índole y le recomendaría a cualquier persona que participe y ayude al prójimo, además y quizás al igual que a mí, le sirva de catarsis.”

Contando el apoyo de otros puertorriqueños, los esposos Diana Acarón e Ing. Michael Katz, laboraron arduamente para recolectar fondos para adquirir toldos y hacer su envío a Puerto Rico. La coordinación y entrega de los mismos para los damnificados ha sido a través de la Sra. Ellen Ríos, Directora Programa COOP de Ingeniería.

La UPR Recinto de Mayagüez y sus distintas organizaciones han aportado su granito de arena para que sus estudiantes, la comunidad universitaria y hermanos puertorriqueños puedan cubrir sus necesidades básicas. Reconocemos que queda mucho por hacer pero cada vez vemos a más puertorriqueños dando la mano y ayudando a su vecino. “Si me piden una reflexión, pienso que María me dejó sin palabras. En esta penumbra, buscando en la memoria recordé una oración contundente y luminosa de alguien llamado Ernesto: ‘la solidaridad es el amor de los pueblos'. Al despojarnos de nuestro individualismo, desnudos ante el cataclismo, nos hemos encontrados de nuevo. Por eso estoy convencido que de aquí salimos juntos o no salimos.” – Prof. O. Marcelo Suárez, Director de CREST y catedrático del departamento de Ciencias e Ingenierías de Materiales. Preparado por: Adelaida Rivera, Prensa CREST Fase II.

Rating: 

0

Categorías de Contenido: