Carreteras hechas de goma

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Por Marcos Fernando López / Especial para El Nuevo Día endi.com Una compañía recicladora de neumáticos está tratando de traer a Puerto Rico la evolución de las carreteras, 50 años después de que se desarrollara la tecnología y décadas luego de que se utilizara en otros países. Las carreteras hechas de un material llamado asfalto-goma son utilizadas mundialmente porque proveen mayor durabilidad, mejor visibilidad para los conductores y un ahorro en gastos de mantenimiento para el gobierno, según señalaron los directores de la Rubber Recycling and Management (REMA). Sin embargo, debido a la oposición por parte de la Asociación de Productores de Asfalto de Puerto Rico, y a las reservas que este grupo tiene respecto a los costos y beneficios de usar este material, esta tecnología no se ha utilizado todavía en la Isla. Para producir asfalto-goma se utiliza una mezcla entre el asfalto y la goma extraída de los neumáticos reciclados. En Puerto Rico, se estima que se desechan 18,000 neumáticos diariamente, lo que significa un serio problema de desperdicios en el País. Para pavimentar cada milla de carril con este material se reciclaría 2,000 neumáticos. Los pedazos de goma, triturados a una veintésima de pulgada, se mezclan con el asfalto. El producto se utiliza para pavimentar las carreteras de una manera similar a la usada con el asfalto tradicional, pero brinda unos beneficios al conductor que ningún otro material en uso ofrece. “La percepción que yo quiero llevar es que las carreteras de aquí son una basura. ¿Por qué debemos tener un sistema de carreteras arcaico si podemos mejorarlo?”, cuestionó Edgardo Velázquez, director de REMA. Las carreteras pavimentadas con asfalto-goma proveen mayor seguridad al conductor cuando el pavimento está mojado. Éstas reducen el reflejo de las luces de los vehículos sobre el pavimento y disminuyen la salpicadura producida en días lluviosos. Mezclados con las piedras que componen el asfalto, los diminutos pedazos de goma acojinan el pavimento, dándole así una mayor durabilidad a la carretera. De acuerdo a Velázquez, la carretera hecha con asfalto-goma dura más tiempo ya que no se agrieta tan fácilmente como las hechas sólo con asfalto. Estudios conducidos en Arizona señalaron que el asfalto-goma es tres veces menos propenso a agrietarse. El gobierno de California, antes de emitir un mandato sobre el uso de asfalto-goma en algunos proyectos de pavimentación, exigió una garantía sobre la durabilidad de las nuevas carreteras. Las compañías asfalteras garantizaron las carreteras por ocho años. A largo plazo, los costos de producción son menores ya que pavimentar con asfalto-goma requiere menos material. Según señaló Velázquez, dos pulgadas de asfalto-goma son superiores a ocho pulgadas de asfalto. Considerando lo efectivo que ha sido el sistema utilizado en Arizona desde la década de los 80, Velázquez estima que el Gobierno de la Isla pudiera ahorrar hasta un 60% en gastos de producción y mantenimiento de carreteras. “Si el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) estuviera usando asfalto-goma, y se mantuviera adecuadamente, a largo plazo se ahorraría dinero”, aseguró Juan Rosario, portavoz del grupo ambientalista Misión Industrial. En enero, tras la iniciativa de REMA, la Cámara de Representantes propuso un proyecto de ley pidiendo al DTOP que utilizara a partir del 1 de julio de este año el asfalto-goma en todas las reparaciones y proyectos nuevos de pavimentación. En respuesta, la Asociación de Productores de Asfalto de Puerto Rico envió una carta en marzo pidiendo que no se hiciera obligatorio el uso de neumáticos triturados en la mezcla del asfalto. Según la misiva, copia de la cual tiene El Nuevo Día, el costo de la producción aumentaría sin producir beneficios. Además, sería necesario conducir proyectos experimentales en la Isla para probar la utilidad del asfalto-goma, pero por el costo de estos, no se pueden hacer. Sin embargo, el ambientalista Rosario comentó que al considerarse todos los costos de la producción y pavimentación del asfalto-goma, las agencias gubernamentales ahorrarían dinero. Él también opinó que no se ha utilizado este material todavía porque los asfalteros locales temen que su negocio se vea afectado por la durabilidad y los costos del nuevo producto.