Siembra de mangles para no perder a Isla Ratones

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Por Ricardo Cortés Chico / rcortes@elnuevodia.com endi.com Unas 400 plántulas o semillas flotantes de mangle rojo se sumaron ayer al inventario natural que marca el paisaje de Isla Ratones, ubicada en la costa de Joyuda en Cabo Rojo. Y es que, ante la amenaza que representa la erosión para esta islita, una treintena de estudiantes, profesores universitarios y ambientalistas se dieron a la tarea de continuar los trabajos de restauración del manglar que hubo allí. “Esta es una manera de evitar la erosión, que es lo que más está afectando esta islita. La marea y la corriente están dañando la isla porque el manglar que había, que impedía la erosión, se cortó. Esto ha llegado al punto que el tamaño de la isla se ha reducido en un 45%”, dijo Luis Valderrama, director ejecutivo de Caborrojeños Pro Salud y Ambiente. Explicó que la primera fase del proyecto fue a principios del 2005 cuando la organización, junto a estudiantes y profesores de la Universidad Interamericana de San Germán, sembraron 600 plántulas de mangle rojo y cinco especies de coral en un arrecife artificial. Esta primera siembra ha permanecido prácticamente intacta y los ejemplares han crecido hasta dos pies de alto. Ilse Sanders, profesora de biología en la Universidad Interamericana en San Germán, apuntó que para la siembra utilizan lo que se conoce como el Método Encapsulado de Relay, en el que con tubos PVC se protege la plántula hasta que crece a un punto en que sea autosuficiente. Este crecimiento puede tardar entre 3 a 5 años, aproximadamente. Durante este periodo, tanto el grupo ambientalista caborrojeño como estudiantes del recinto universitario hicieron evaluaciones sobre la supervivencia de las plantas, el ritmo de crecimiento y la vida marítima que surja alrededor del importante ecosistema. “El mangle y el arrecife lo que van a hacer es impedir la erosión y recuperar el sedimento. Además, crea un hábitat marino que no existe en esta área actualmente. Vamos a estar haciendo censos de los peces que están utilizando los arrecifes artificiales y monitoreando el crecimiento del mangle”, sostuvo. Tanto la universidad como el grupo ambientalista contemplan, entre sus futuros proyectos, colocar unos rótulos bajo agua en el área de los arrecifes artificiales que sirva como vereda subacuática y la siembra de más plántulas. El proyecto conllevó una inversión de $40,000 provistos por la organización Gulf of Mexico Foundation.