Gas natural, mejor para el ambiente y el bolsillo

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Por Yanira Hernández Cabiya / yhernandez@elnuevodia.com endi.com Ante los altos precios del petróleo, que ayer volvió a alcanzar cifras sin precedentes en los mercados internacionales, el gobierno de Puerto Rico evalúa la posibilidad de promover el uso de vehículos de motor que utilicen gas natural como combustible. La estrategia que se trabaja desde el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DEC), busca crear acuerdos con la República Dominicana (RD) y otras naciones caribeñas para comprar de forma conjunta gas natural y así abaratar aún más su costo. Desde principios de año, Bartolomé Gamundi había anticipado el inicio de negociaciones con Dominicana para comprar -de forma conjunta- gas natural procedente de Qatar pero para la generación de energía eléctrica. Sin embargo, Jean Modesti, secretario de Proyectos Estratégicos del DEC, confirmó que la agencia también se encuentra en el proceso de evaluar alternativas para comenzar a utilizar gas natural en la Isla como combustible para los vehículos de motor. De acuerdo a información provista por el Departamento de Energía de Estados Unidos, el petróleo es 10 veces más caro que el gas natural, a pesar que al igual que el petróleo el precio del gas ha ido en aumento en los pasados años. Otra de las ventajas de este combustible es que al ser más limpio, redunda en mantenimientos menos frecuentes del motor, y resulta mejor para el ambiente. En Estados Unidos son cada vez más los gobiernos locales y empresas que están transformando sus flotas para utilizar gas natural. Aunque el uso individual todavía es bastante limitado. “Nuestra idea es que el individuo en general tenga acceso, pero como proyecto piloto lo vemos para comenzar en el gobierno para los vehículos oficiales”, indicó Modesti. Cara la conversión A diferencia del gas propano, que ya se utiliza con éxito en Puerto Rico para flotas de vehículos en varias empresas, el gas natural es mucho más económico pero su infraestructura es más costosa. El costo aproximado de modificar un automóvil ronda por los $3,000, pero Modesti indicó que estudian la posibilidad de negociar con la banca privada para que otorguen algún tipo de financiamiento al consumidor. En cuanto al almacenamiento del producto, Modesti indicó que evalúan una posible expansión de las instalaciones de EcoEléctrica en Guayanilla para establecer un lugar de almacenamiento, compresión y distribución del gas natural. EcoEléctrica ya se encuentra acondicionando su tanque principal, cuya capacidad de almacenamiento es de un millón de barriles de gas natural licuado (LNG, por sus siglas en inglés), para el proyecto del gasoducto del sur que elaboran en conjunto con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Además sería necesario llegar a acuerdos con los dueños de estaciones de gasolina para que permitan establecer allí los tanques con los que supliría al público. Modesti explicó que la idea es utilizar estaciones móviles que no implican construcción de tanques especiales en las gasolineras. No obstante están en espera de conversaciones con representantes de la empresa privada para conocer cuáles son sus necesidades y con la Comisión de Servicio Público -que regula el manejo de gas en la Isla- para evaluar la viabilidad de las alternativas.