Millonaria inyección

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por Marie Custodio Collazo / mcustodio@elnuevodia.com

El Nuevo Día

La compañía local CDI Laboratories –única empresa en el mundo que posee tecnología pionera con la capacidad de generar anticuerpos monoclonales de alta especificidad– comenzó una nueva fase de investigación, tras ganar una asignación de $8.7 millones del Instituto Nacional de la Salud.

La empresa también recibirá $2.7 millones de fondos combinados del Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación y de la Compañía de Fomento Industrial (Pridco, en inglés) para desarrollar nuevas tecnologías en el campo de la medicina.

Ignacio Pino, fundador y principal oficial ejecutivo de CDI, indicó que para esta segunda fase la empresa generó cuatro empleos adicionales, para un total de 14 profesionales en diversos campos científicos graduados de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez.

CDI se estableció en el 2008 en colaboración con la Universidad de John Hopkins para atender de producir anticuerpos monoclonales de alta calidad, que permitieran mejorar las tecnologías de diagnóstico y tratamiento de enfermedades.

La primera “camada” de estas moléculas ya está en venta a través de un distribuidor a través del mundo, y la idea es “inundar” el mercado para desplazar a los anticuerpos de baja calidad, que provocan errores en los diagnósticos y efectos secundarios indeseados en los tratamientos. Además, hay empresas farmacéuticas interesadas en adquirir la tecnología desarrollada por el equipo de boricuas.

El fundador de CDI Laboratories explicó que su empresa sirve a clientes en Puerto Rico, Estados Unidos e Inglaterra y próximamente espera entrar a los mercados de China y Corea. El perfil de su clientela lo componen compañías biofarmacéuticas, centros académicos de investigación, hospitales, laboratorios y empresas del sector de la salud. Asimismo, CDI Laboratories está próximo a lograr acuerdos con la Fundación de Investigación José de Diego y la Escuela de Medicina de Ponce.

Pino detalló que “el propósito de esta nueva investigación es desarrollar una nueva generación de anticuerpos con capacidad de identificar las proteínas encargadas de regular la expresión genética, lo que permitirá entender el comportamiento de enfermedades como cáncer, diabetes, Alzheimer’s y otras condiciones crónicas”.

El plan, dijo, es hacer un anticuerpo para cada una de las 20,000 proteínas humanas. Sin embargo, CDI ha decidido comenzar con moléculas para suplir a los científicos que están realizando investigación en Puerto Rico, como parte de su objetivo de ayudar a estimular la economía del conocimiento en la Isla.

Eric Cornavaca, director ejecutivo interino del Fideicomiso de Ciencia, indicó que la aportación de su entidad consta de $2.1 millones, además de asesoramiento técnico para lograr la transferencia de tecnología y el desarrollo de propiedad intelectual para su comercialización.

El proceso de obtención de patentes está encaminado para métodos noveles de generar y caracterizar anticuerpos monoclonales, conocidos científicamente como MAbs (monoclonal antibodies). Una vez aprobadas las patentes, CDI Laboratories será copropietaria junto a la Escuela de Medicina Johns Hopkins. Se espera que el proceso de obtención de patentes tome de tres a cinco años, de acuerdo con el doctor Pino.

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio y director ejecutivo de Pridco, José R. Pérez-Riera, añadió que la empresa de biotecnología local tiene sus operaciones en los espacios de laboratorio del Centro para el Desarrollo y Adiestramiento en Bioprocesos (BDTC), propiedad de PRIDCO, en el Parque Industrial Guanajibo, en Mayagüez.

Tags: 

Categorías de Contenido: