Mujeres en física

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Por Odette Aguilar Díaz / oaguilar@elnuevodia.com Aunque la mujer siempre ha formado parte del mundo de la física, aún hoy su participación en este campo es visto como algo poco usual. Según la doctora Idalia Ramos, profesora en el Departamento de Física y Electrónica de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Humacao, este desconocimiento puede tener sus raíces en que todavía no hay igualdad de oportunidades, que se percibe a la física como una ciencia dura sólo para hombres, que muchos piensan que no están capacitadas para trabajar en este campo o que las mujeres todavía no se liberan. “A pesar de que en la antigüedad estaba prohibido que las mujeres ingresaran a las universidades, éstas siempre estuvieron activas en este campo. Ya para fines del siglo XVIII y principios del XIX, se comienza a ver una incursión mayor de la mujer en la física”, dijo Ramos. Nombres como Marie Curie -física y química polaca, pionera en el campo de la radiactividad- y María Mitchell -quien con un telescopio descubrió un cometa- comenzaron a dejar sentir la huella femenina en la física. Sin embargo, aunque ahora las mujeres están inmersas en diferentes áreas dentro de la física, en el campo de la astronomía fue donde hubo el mayor número de pioneras. A nivel mundial menos del 15% de los grados en física se otorgan a mujeres. En Puerto Rico, el por ciento está por encima del promedio (más del 20%), aunque sólo es a nivel de bachillerato. “Nuestro objetivo es tener el mayor número de féminas posible. Para esto, tenemos en mente traer profesoras que sirvan de modelo”, sostuvo la profesora. Esta meta también se persigue a nivel mundial. Por esta razón, cada tres años se celebra la Conferencia Internacional de Mujeres en Física, que este año reunió en Seúl, Corea del Sur, a 300 delegados de más de 70 países de África, América, Asia, Europa y Oceanía. Allí se discutió la falta de mujeres en física, especialmente en posiciones de liderato. Asimismo, se anunciaron los logros de las mujeres en la física a través del mundo y se promovieron nuevas colaboraciones internacionales con el fin de desarrollar destrezas para tener carreras más exitosas y contribuir a la formación de grupos de trabajo regionales. “Este encuentro me ha entusiasmado mucho porque he visto el compromiso real que existe entre todas las profesionales reunidas en la conferencia”, indicó Ramos, quien asistió a la actividad junto a la también profesora puertorriqueña Luz Martínez Miranda, de la Universidad de Maryland. Entre los logros alcanzados en la conferencia están que se dé mayor entrenamiento a los estudiantes recién graduados y la planificación de un estudio estadístico en el que, a través de un cuestionario, se pueda recoger la situación de la física a nivel mundial. Según la doctora Ramos, entre las estrategias que tanto ella como sus compañeros están poniendo en práctica para atraer estudiantes hacia la física está involucrarlos desde temprano en la investigación con el fin de que al graduarse continúen estudios graduados fuera del País. “Deben salir de aquí para que traigan ideas nuevas. Nuestro reto es hacer que sigan estudiando. Es bien difícil porque muchos no se quieren ir, pero es necesario para que puedan competir con los que han estudiado afuera. Aquí los llevamos a hacer presentaciones en el extranjero; han ido a presentar a Suiza. También toman cursos de verano en el exterior”, explicó Ramos. Tras asistir a la conferencia, Ramos indicó que se dio cuenta de que la situación y los problemas de la física son los mismos en todos los países. La primera conferencia se llevó a cabo en París, en el 2002. La segunda, en Río de Janeiro, en el 2005. Tras la primera, muchos países han hecho avances en atraer mujeres a la física, aumentando la proporción de grados otorgados. Sin embargo, en muchos países la proporción de mujeres en física es todavía muy baja.

Categorías de Contenido: