Reportan daños menores en Observatorio de Arecibo debido al sismo

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Gerardo Cordero / gerardo.cordero@gfrmedia.com

Uno de los cables de acero que sostiene el sistema de recepción y transmisión del Observatorio de Arecibo sufrió daños menores después del temblor de magnitud 6.4 ocurrido la semana pasada, confirmó hoy, martes, el doctor Carlos M. Padín, rector de la Universidad Metropolitana (UMET).

El Observatorio de Arecibo fue cerrado temporalmente del 16 al 20 de enero para inspeccionar las instalaciones y durante ese período se determinó que "un cable sufrió daños menores, no significativos", por lo que será preciso reforzarlo próximamente, informó Padín.

El directivo de la UMET -entidad educativa que administra la importante instalación científica en consorcio con SRI International y Universities Space Research Association (USRA)-, explicó que han solicitado una cotización a la compañía Ammann and Whitney para proceder oportunamente con los trabajos de reforzar el cable.

"Es uno de tres cables que aguanta el gregoriano, el sistema de transmisión, donde se reciben las señales. No es algo significativo, pero es necesario reforzar el cable, por si ocurre otro temblor", sostuvo Padín en entrevista telefónica.

El rector de la UMET explicó que a pesar de esa situación, el radiotelescopio se mantendrá en uso desde mañana, miércoles, cuando también se reanudarán las investigaciones científicas en las instalaciones, pero cuando se coordine el trabajo de reforzar el cable afectado por la fuerte vibración asociada al movimiento telúrico, se suspenderían temporalmente las labores nuevamente.

Los gruesos cables de acero que sostienen la colosal estructura fueron instalados en la forma actual por la citada compañía, en 1972, sostuvo Padín. La empresa es una especializada en la colocación de soportes y tensores en importantes puentes en los Estados Unidos, agregó el rector.

El Observatorio de Arecibo llama la atención por su plato, de curvatura esférica, que mide 305 metros o 1,000 pies de ancho, el cual permite que las ondas de radio que vienen del espacio reboten hacia 12 antenas que permiten captar diferentes tipos de ondas de radio.

Las antenas están conectadas a una plataforma de soporte de 900 toneladas, sostenida por el sistema de cables de acero a unos 140 metros o 450 pies encima del plato.

Padín explicó que mañana, miércoles, reabre también el Centro de Visitantes del Observatorio, que también cesó operaciones del 16 al 20 de enero. Esas instalaciones están abiertas de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. de martes a domingo.

Los turistas, estudiantes y otras personas interesadas en visitar el observatorio, ubicado en el barrio Esperanza de Arecibo, pueden corroborar los  www.naic.edu horarios de acceso en la página o llamando al 787-878-2612.

Tags: 

Categorías de Contenido: