UPR será clave para la batalla contra el VIH

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Puerto Rico, a través de su universidad estatal, será parte de un importante esfuerzo para elaborar una vacuna contra el VIH-Sida, en alianza con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) y con el apoyo del Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación, la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO); y el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, división del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (NIAID-DAIDS, por sus siglas en inglés.

El trabajo que podría producir la primera vacuna contra esta epidemia se desarrollará en la Universidad de Puerto Rico (UPR), bajo la supervisión de los científicos José Lasalde, Abel Baerga Ortiz y en el CDI en Mayagüez por Ignacio Pino y Daniel Echinger, anunció la institución educativa en conferencia de prensa.

Instalaciones de la UPR como el Centro de Capacitación y Desarrollo de Bioprocesos (BDTC), en Mayagüez y el edificio de Ciencias de Investigación Molecular, en Río Piedras, se utilizarán para esta importante iniciativa, que procura encontrar una generación de la proteína recombinante Evelop VIH que podría conducir a la creación de una vacuna profiláctica, precisó Lasalde.

“Este proyecto es sobre todo un reto intelectual impresionante. Entendemos que la Universidad de Puerto Rico y este consorcio estamos listos para enfrentar esos retos. Para la UPR este es un proyecto histórico, de alta relevancia y nos estamos reinventando”, agregó el investigador.

“Hoy, Puerto Rico se convierte en un socio clave en la batalla contra una de las peores epidemias que afecta a la humanidad, el VIH-Sida. Los Institutos Nacionales de Salud se acercaron a la Universidad de Puerto Rico por el talento de nuestros científicos, el nivel de infraestructura de nuestro ecosistema biotecnológico y por la fiabilidad de nuestra economía científica”, afirmó, por su parte, el gobernador Alejandro García Padilla al divulgar el proyecto acompañado de científicos y académicos de la UPR.

“Este país tiene todas las herramientas necesarias para ser el centro de investigación y producción de esta vacuna”, puntualizó García Padilla.

El gobernador resaltó el avance de la Isla en la industria farmacéutica y sostuvo que este desarrollo podría representar una nueva etapa para el futuro de este sector en el país, con la posibilidad de manufacturar aquí fármacos desarrollados en Puerto Rico.

“Gracias a nuestras fortalezas en las ciencias vivas, este proyecto establece a Puerto Rico como un aliado en la colaboración de la industria, la academia, la investigación y el desarrollo que se le dará a este esfuerzo. Nuestro país ha evolucionado, de fabricar medicamentos para la venta sobre el mostrador, a ser una pieza instrumental en la investigación para manufacturar una vacuna para combatir el VIH-SIDA”, sostuvo.

Iván Ríos, director del Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación, señaló por su parte que “con este proyecto emblemático la Ciudad de las Ciencias se convierte en una realidad tangible".

De inmediato, destacó que "los fondos que estamos pareando para la compra de equipo reafirma el compromiso de esta administración en cuanto al desarrollo de la economía del conocimiento”.

La inversión total de la primera fase de este proyecto asciende a cerca $1.5 millones, con $1.1 millón provenientes de NIH, y un pareo de fondos de $365,000 del Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación que serán utilizados para comprar equipo, se informó.

“Hoy se valida el talento y la capacidad de nuestra gente, de nuestros investigadores y facultativos. Agradecemos a los representantes de NIH por su confianza en Puerto Rico y su universidad”, expresó, por su parte, el presidente de la UPR, Uroyoán Walker

La UPR es una de los 26 centros seleccionados por la NIH para el desarrollo de este proyecto y cada uno tiene una base distinta para trabajar e intentar producir la vacuna, se informó en la rueda de prensa.

El proyecto se desarrollará en tres fases y se extenderá por entre cinco y siete años, se estima.

El VIH-SIDA se mantiene como una peligrosa epidemia. De acuerdo a informes recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde el comienzo de la epidemia, cerca de 75 millones de personas han sido infectadas. Hoy día hay más de 35.3 millones de personas infectadas con el VIH/SIDA. De ese grupo 3.34 millones son niños. En solo tres décadas se ha catalogado como la enfermedad infecciosa con mayor mortandad que ha afectado el planeta, causando más de 36 millones de muertes.

Según datos del Centro para el Control de Enfermedades para enero de 2014 se habían registrado 45,768 personas infectadas con el virus.

Tags: 

Categorías de Contenido: