Banner Equipo Informa

Equipo Informa Home   |   About   |   Borinquena RSS

Comunicar la ciencia: ¿Por qué debe importarle a un postdoc?

Imagen de Greetchen Díaz-Muñoz
Utiliza tu grado doctoral para algo más ¡Comunica tu pasión por la ciencia!

Los investigadores postdoctorales, o postdocs, somos aquellos científicos que hemos culminado un doctorado, y que deseamos adquirir mayor conocimiento y destrezas en un área especializada de nuestra disciplina. En muchos países, completar un postdoctorado se ha convertido en casi un requisito antes de iniciar formalmente una carrera académica, sobre todo en las ciencias biológicas. Independientemente del tipo de institución en la que aspiremos a trabajar, desde una universidad enfocada en la enseñanza a estudiantes subgraduados hasta una universidad con énfasis en la investigación y en programas graduados, se espera que un candidato competitivo haya tenido algún tipo de experiencia postdoctoral.

Aunque muchos postdocs terminan como profesores en alguna universidad, durante el entrenamiento postdoctoral tradicional, raramente existe un componente dirigido a desarrollar destrezas pedagógicas. Si durante el doctorado no tuviste la experiencia de ofrecer algún curso o laboratorio, entonces buscar alternativas para mejorar tus habilidades de comunicación y de enseñanza será de vital importancia. Existen diversas formas en las que un postdoc puede adquirir esta esencial experiencia. Una alternativa que muy pocos consideran, pero que puede aumentar tu desarrollo profesional mientras obtienes satisfacción personal, es dedicar de tu tiempo a comunicar la ciencia a una audiencia amplia.

asm

¿Por qué es importante comunicar la ciencia al público general? Indudablemente, muchas personas no tienen una idea correcta de lo que es la ciencia y el imprescindible trabajo que realizan los científicos. Más aún, es importante que las personas distingan entre la verdadera ciencia (la que utiliza los métodos científicos para evaluar evidencia y generar respuestas) y la pseudociencia (la que engatusa al incauto con creencias supernaturales o ideas milenarias sin un ápice de evidencia). En palabras sencillas, el conocimiento le da poder a la comunidad, le da a la gente la libertad de escoger las causas que verdaderamente merecen ser apoyadas, y le da a cada individuo herramientas de pensamiento crítico y raciocinio para tomas decisiones de vida informadas. Por estas y muchas otras razones, tener expertos en temas científicos que puedan dirigirse al público, es crítico. Y quién mejor para esta importante tarea que un postdoc, una persona jóven, energética, con conocimiento científico al día y con experiencia de primera mano en investigación.

Tú, amigo postdoc, probablemente ya eres un buen comunicador cuando se trata de una audiencia profesional o científica. Eso es una gran ventaja que no todo científico posee. Imagínate ahora que estás de visita en tu casa o de vacilón con algunas amistades. ¿Cómo le explicarías la importancia de tu investigación científica a tu abuelita de modo que la entienda? ¿O a un primo? ¿O a tu pana del corillo? Si te resulta difícil explicar conceptos complicados a un nivel en el cual personas con poca experiencia o preparación en el área lo puedan entender y apreciar, te será igual de difícil explicarle a tus futuros estudiantes esas ideas científicas. El resultado puede ser catastrófico, tanto para ti como para los estudiantes. Es aquí donde practicar la comunicación de las ciencias al público puede ayudarte.

Como ejemplo, aquí va mi historia. Aunque yo comencé mi interés por diseminar la ciencia desde muy temprano, mientras hacía mi maestría en biología en la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, fue durante mi doctorado cuando me involucré más en este tipo de práctica. Me uní como voluntaria a CienciaPR y mi primer trabajo fue redactar el texto de una radiocápsula, un segmento de radio cortito que destaca alguna noticia científica. De ahí pasé a escribir y editar historias sobre científicos, sus vidas y sus investigaciones. Actualmente, durante mi etapa como investigadora postdoctoral en la Universidad de Nebraska, he creado recursos de divulgación científica, contextualización de las ciencias, y de diseminación biográfica de científicos para el portal de CienciaPR.

simposio

Yo he aprendido que, para atraer el interés de una audiencia amplia, hay que explicar los conceptos de forma simple y también hay que ser creativos. Practicar el uso de vocabulario sencillo y a la vez, científicamente correcto, me ha ayudado a condensar mis ideas sobre temas complicados y a buscar nuevas formas para llevar un mensaje atractivo y que la gente recuerde. Comunicar la ciencia al público general me ayuda a discernir entre los detalles verdaderamente importantes para contar la historia y a concentrarme en describir los conceptos que mejor la explican. Algo muy importante es que, para contarle al público historias sobre la ciencia y los científicos, hay que ponerse en su lugar y ser sensibles a su nivel de entendimiento. Desarrollar esta habilidad es una ventaja a nivel profesional que ciertamente es útil para comunicarte, sin importar el tipo de audiencia. Dicen que la práctica hace la perfección, pero aunque yo considero que siempre hay espacio para aprender y mejorar, definitivamente con el tiempo he adquirido la habilidad de escribir y preparar presentaciones con mayor rapidez. Esta destreza, en nuestras agitadas vidas como investigadores postdoctorales, es tan valiosa como un tesoro. Por último, durante mi experiencia comunicando sobre ciencia, he tenido la oportunidad de explicar muchos conceptos científicos en los cuales no soy una experta, pero de igual forma siempre he encontrado la forma de aprender y educarme sobre los temas para poder transmitir el mensaje.

Si no te has dado cuenta, las habilidades y destrezas que menciono arriba son algunas de las más necesarias que debe tener todo educador. Durante varios meses, participé de un programa de becados para enseñanza de ciencias de la Sociedad Americana de Microbiología. Este proyecto está dirigido a la preparación de futuros educadores en ciencias. Como parte de una serie de seminarios en línea, aprendí que para crear un buen diseño curricular hay que identificar los resultados y metas que deseo obtener, escoger los métodos educativos de mayor efectividad y, por último, diseñar métodos de avalúo para medir el aprendizaje adquirido por los estudiantes. A diferencia de la educación formal del salón de clases, la educación informal, la que ocurre cuando comunicamos y divulgamos información sobre la ciencia y su importancia, no utiliza métodos de avalúo. Por ejemplo, siempre que realizo un escrito o una presentación oral para una audiencia no especializada, me detengo a preguntarme: ¿Cuál es mi meta? ¿Qué mensaje deseo que lleven a sus vidas? ¿Cuál es la mejor manera de explicarlo? ¿Qué recursos y/o estrategias serán los mejores para mi explicación?

Ser un divulgador científico es una habilidad que habla muy bien de ti como comunicador y es algo que definitivamente deberías incluir en tu carrera. De hecho, las agencias que otorgan fondos para investigación promueven agresivamente la participación de los científicos en la divulgación de las ciencias al público general. Hoy día existen varios programas para ayudar a los científicos e ingenieros a adquirir destrezas en comunicación científica. Por ejemplo, el Centro para el Compromiso Público con la Ciencia y la Tecnología de la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias, ofrece recursos en línea y talleres profesionales para pulir nuestras destrezas de comunicación oral y escrita. Además, esta organización ofrece oportunidades para científicos en etapas tempranas de su carrera que desean tener alguna experiencia de comunicación, como lo es el Programa de Científicos e Ingenieros Becados para Medios en Masa.

Como postdoc, comunicar la ciencia al público general te da oportunidad de adquirir destrezas profesionales que te servirán en tu futuro y te brinda la oportunidad de participar del intercambio de ideas entre la ciencia y la sociedad, ideas que cada día cobran mayor relevancia. Así que si te animas a sacarle partido a la grandiosa oportunidad de ser un comunicador científico, ¡no lo pienses dos veces y atrévete!

Puedes seguir a Greetchen Díaz en twitter @GreetDiaz

 

Tags: