Banner Member Blogs

CienciaPR Member Blogs Home   |   About   |   Borinquena RSS

Mi experiencia como una BioMed SURFer (Verano del 2017)

Imagen de Nicole Felix

Mi nombre es Nicole E. Félix-Vélez y actualmente curso mi segundo año en la Universidad de Puerto Rico-Mayagüez en el programa de Biotecnología Industrial. Siempre me ha fascinado la ciencia y su forma de poder explicar el mundo que nos rodea en ecuaciones que se pueden resolver, o cómo todas las cosas se componen de partículas diminutas que no podemos ver a simple vista. Lo más asombroso es saber cómo investigadores e ingenieros se dan a la tarea diaria de utilizar la ciencia para mejorar nuestras vidas.

Este pasado verano, tuve el privilegio de participar en el programa Yale BioMed SURF, un programa de la escuela de medicina en Yale que brinda a estudiantes de minoríasla oportunidad de trabajar en investigaciones científicas por nueve semanas. Me enteré de este programa gracias a la página de Facebook de Ciencia Puerto Rico, donde compartieron un enlace a un webinar con los directores del programa, Faye Rogers, Ph.D.; Barbara Kazmierczak, M.D.-Ph.D; and Anthony Koleske, Ph.D. Al buscar más información sobre el programa y ver que aceptaban estudiantes de primer año (como yo en aquel momento), decidí participar del webinar (no tenía nada que perder con escuchar lo que dirían, ¿cierto?). Los directores del programa hicieron un excelente trabajo en convencerme de solicitar al programa. ¿Nueve semanas de investigación intensiva en una de las mejores escuelas en los Estados Unidos y la oportunidad de trabajar con grandes científicos? ¿Quién podría decir que no a una oportunidad como esa? Al terminar el webinar, decidí que iba a solicitar y aunque pensaba que nunca iba a ser escogida, las probabilidadesde que me aceptaran definitivamente iban a ser cero si no aplicaba. Con la ayuda de amistades, familiares y profesores sometí mi solicitud al programa.

22 de febrero de 2017 - Recibí un email titulado ACCEPTED: Yale BioMed SURF. Ni siquiera leí el email completo. Me emocioné tanto al ver que el título decía que fui aceptada que no podía concentrarme en las otras palabras que estaban en el email. Jamás pensé que yo, una prepa del Colegio con cero conocimiento sobre la investigación y cero experiencia trabajando en un lab, iba a ser aceptada a un programa en la Universidad de Yale. Resulta que yo tampoco era la primera estudiante de la UPR en participar del programa, pues, BioMed SURF lleva tres años y otros estudiantes puertorriqueños participaron en el 2015 y el 2016.

3 de junio de 2017 - El recintode la escuela de medicina en Yale es espectacular, y mejor aún, el ambiente de la escuela era bien acogedor. Me rodeaban personas de distintas culturas y etnicidades, y todos eran bien agradables. Eso mismo se podía sentir en el programa de BioMed SURF. Nos asignaron mentores quienes eran estudiantes graduados en la escuela de medicina y cuyo trabajo era ayudarnos en nuestras distintas actividades en el internado, darnos consejos y básicamente ser nuestros amigos. Ellos, junto a las personas con quiénes trabajábamos en nuestros labs, nos ayudaban a poder ser exitosos durante esta experiencia de verano.

Este año hubo un total de 17 estudiantes participantes del programa. Había gente de todo tipo de trasfondo:desde gente de Estados Unidos (de estados como Ohio y North Carolina) hasta el otro lado del mundo (como Nigeria y Afganistán). También, hubo mucha representación caribeña. La razón por la que era un grupo tan diverso de estudiantes proviene de la convicción de los directores (de los programas de Ph.D. y M.D.-Ph.D. en Yale) de que un grupo diverso es un grupo más exitoso.

12 de junio de 2017 - Ya para esta fecha había trabajado una semana en mi investigación en el Kazmierczak Lab del Departamento de Patogénesis Microbiana en la escuela de medicina en Yale. Trabajé con la bacteria Pseudomonas aeruginosa y estudié la motilidad superficial dependiente de pili. Los primeros días fueron un poco desconcertantes, pues era mi primera vez trabajando en un laboratorio de investigación. Sin embargo, fui afortunada de estar rodeada de personas que estaban dispuestas a ayudarme en el proceso de aprendizaje. Durante las primeras semanas, la pasé conociendo como funciona un laboratorio. Estuve aprendiendo protocolos como Westen Blots y transformación de ADN con la ayuda de mi mentora de investigación, Ruchi Jain, Ph.D.

Durante las primeras semanas en el laboratorio estuve leyendo… mucho. Leer artículos científicos es de suma importancia para ser un científico. De esta manera es que uno aprende sobre el trabajo de otros. No solo leí artículos relacionados a mi proyecto, sino que también leí artículos para Journal Club. El título de Journal Club me era confuso, pues esperaba que iban a ser sesiones de escritura, probablemente pertinentes a nuestros respectivos proyectos. Resultó que los Journal Clubs eran para discutir artículos científicos. Lo que lo hacía interesante era que los artículos leídos eran relacionados al trabajo de algún miembro de facultad en Yale, y más tarde en esa semana podíamos discutir el escrito y la ciencia detrás de él con los investigadores principales que jugaron un rol importante en la investigación. Básicamente, tuvimos la oportunidad de ver tras bastidores y entender cómo se dio ese descubrimiento. Además, los investigadores estaban dispuestos a contestar preguntas más personales y nos contaban su trayectoria de estudiante a científico/a experto/a. Fue una gran oportunidad poder tener una conversación con ellos, pues frecuentemente nos olvidamos que ellos también fueron estudiantes como nosotros.

Estos “faculty talks” y nuestras interacciones con los mentores me mostraron que ir a una universidad como Yale y ser una científica son una posibilidad real. Todos  los participantes de BioMed SURF coincidimos en la idea de que por ser minoría ciertas cosas no son posibles. Que asistir a una escuela de medicina “Ivy League” es solo para personas privilegiadas. Previo al internado, nunca me imaginaba en una universidad como Yale. Ahora, gracias a esta experiencia, sé que un futuro en Yale o en cualquier otra universidad es posible.

1 de agosto de 2017 - El verano maravilloso llegó a su final. Para el primero de agosto, nuestros padres y familiares llegaron a New Haven para vernos presentar nuestros proyectos, gracias al mismo programa. Tuvimos un simposio donde pude presentar un póster sobre mi investigación, pero este no fue un póster de feria científica hecho con lacitos y papel de construcción. Era un “full-on scientist poster” que me tomó dos largas noches para terminar. Fue bien emocionante presentar mi proyecto a otras personas y recibir críticas constructivas y consejos de mis mentores y otros científicos.

Me siento afortunada de haber podido participar de este programa y obtener esta gran experiencia. Tuve un tiempo maravilloso, conocí a gente magnífica, experimenté cosas nuevas, pero sobre todo, aprendí mucho. Y pensar que lo único que tuve que hacer fue solicitar. Ir a la página del programa, llenar la solicitud, enviarla, y luego esperar. ¿Parece sencillo, verdad? Hay que buscar oportunidades como esta y no temer el rechazo. Mucha gente dice que como prepa no deberías aplicar para internados y que deberías dejarlo para tu segundo y tercer año. Si yo no hubiera aplicado para BioMed SURF al escuchar esos comentarios, definitivamente no hubiera tenido esta gran oportunidad. Pero lo hice, y pude disfrutar de la experiencia. Ahora, muchas puertas se me abrirán en el futuro porque fui valiente y solicité a este programa. Si estás leyendo esto y piensas aplicar a algún programa, internado o trabajo, sé valiente y hazlo.