Captan el nacimiento de una estrella

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Servicios Combinados
El científico puertorriqueño Héctor Arce, investigador de la Universidad de Yale, indicó que la fotografía del nacimiento de la estrella

El telescopio ALMA en Chile captó una imagen de un recién nacido que nadie se querrá perder; el dramático momento del nacimiento de una estrella.

Un equipo internacional de astrónomos liderado por un profesor puertorriqueño ha obtenido unas de las mejores y más completas imágenes logradas hasta la fecha del violento nacimiento de una estrella.

Las imágenes impresionantes muestran material expulsado de la estrella recién formada a velocidades increíbles, brillando mientras se abre camino entre el gas y polvo estelar que lo rodea. Las imágenes reflejan con gran nitidez las emanaciones de material procedentes de la estrella Harbig-Haro 46/47 en los instantes de su nacimiento y captan un nuevo chorro de materia que hasta entonces había pasado desapercibido, informó ayer en un comunicado el Observatorio Europeo Meridional (ESO).

Los astrónomos afirman que este chorro iluminado es expulsado a una velocidad superior a las que se han logrado medir con anterioridad y tienen más carga energética que lo que se pensaba. Esta nueva emanación -oculta en luz visible, por el gas y el polvo- podría provenir de una estrella hermana y de menor tamaño que Harbig-Haro 46/47, según los astrónomos.

A la masa incandescente se le llama objeto Herbig-Haro, en honor a dos astrónomos, el mexicano Guillermo Haro y el estadounidense George Herbig. Esta se encuentra a 1,400 años-luz de distancia en la constelación Vela.

Los investigadores constataron, asimismo, que los niveles de energía de los chorros de materia emitidos eran mayores de lo que se pensaba, gracias a la tecnología del instrumento de observación empleado, el mayor radiotelescopio del mundo, el ALMA, situado en el desierto de Atacama (Chile).

El principal autor del estudio, el profesor puertorriqueño de la Universidad de Yale Héctor Arce, aseguró que “la gran sensibilidad de ALMA permite detectar características nunca antes vistas en este objeto”.

El nivel de detalle es lo más relevante del estudio, ya que el nacimiento en sí fue “muy similar” al de la mayoría de estrellas remotas de baja masa, explicó por su parte Diego Mardones, de la Universidad de Chile.

Las imágenes fueron captadas en tan solo cinco horas dentro del tiempo de observación de ALMA, algo que habría precisado diez veces más tiempo con otros telescopios.

“El detalle logrado en las imágenes de Harbig-Haro 46/47 es impresionante”, agregó Stuartt Corder, coautor del estudio, que se publicará próximamente en la revista científica especializada “Astrophysical Journal”.

Arce pronosticó “muchas sorpresas y fascinantes descubrimientos” en el campo de la investigación estelar en el futuro gracias a ALMA.

Además de Arce, Corder y Mardones, pertenecen a este equipo de investigadores Guido Garay, de la Universidad de Chile; Alberto Noriega-Crespo, del Centro de Análisis y Procesamiento Infrarrojo en el Instituto de Tecnología de California, en la ciudad de Pasadena en Estados Unidos; y Alejandro C. Raga, del Instituto de Ciencias Nucleares, México.

El ALMA actualmente consiste en una variedad de 66 antenas y es relativamente nuevo. Está en uno de los lugares más secos de la Tierra: el desierto de Atacama.

Tags: