Cayey enriquece su historia mediante el estudio de más de 300 osamentas

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

ELNUEVODIA.COM

El municipio de Cayey continúa enriqueciendo su historia a través del estudio de más de 300 osamentas y otros hallazgos que fueron detectados en 2016, en el subsuelo frente al atrio principal de la iglesia “Nuestra Señora de la Asunción”, informó hoy el alcalde Rolando Ortiz al dar detalles sobre los trabajos arqueológicos que se llevan a cabo en la zona de la plaza Ramón Frade.

Según el ejecutivo municipal, al momento, todas las remociones de osamentas se llevaron a cabo, todas están protegidas en cajas separadas y fueron trasladadas a un lugar con todas las garantías de seguridad. Los trabajos se llevaron conforme a la Ley 112, que aplica a los yacimientos arqueológicos.

“Las labores han sido muy meticulosas y detalladas, porque con este hallazgo se abrió una puerta al pasado de nuestra ciudad, particularmente lo relacionado a la antigua tradición de dar cristiana sepultura a las personas en las inmediaciones de las iglesias”, señaló en un comunicado sobre el proyecto que fue asignado a la arqueóloga Virginia Rivera Calderón, quien fue alumna destacada de Don Ricardo Alegría. La antropóloga físicaVerónica Muñiz ha sido la persona contratada para analizar los restos.

Ahora, la arqueóloga está gestionando la posibilidad de llevar a cabo trabajos de ADN en varias osamentas identificadas. Además, se ha seleccionado un muestreo de varias osamentas a las cuales se les aplicará el proceso de carbono 14 para establecer su antigüedad.

“Estos hallazgos en Cayey probablemente datan de los siglos 17 y 18”, indicó Rivera Calderón. La especialista explicó que durante muchos años era común que de personas destacadas o de alto poder adquisitivo de la época enterraran sus restos en el interior de las iglesias o espacios cercanos a ella. “Durante los trabajos fue posible identificar otras estructuras, restos óseos dispersos, dentaduras, osamentas de diferentes procedencias y edades, incluyendo niños. Hay una muy especial, de una madre abrazada a su hijo ”, expuso.

 

Una madre abrazada a su hijo. (Suministrada)

La arqueóloga mencionó, además, que entre los hallazgos hay enterramientos de personas que posiblemente llegaron de África Occidental a la isla como esclavos. “Lo sabemos por la mutilación en su dentadura. Por razones culturales, se limaban los dientes hasta dejarlos con forma cónica. Esta información se complementa además con los archivos parroquiales de nacimientos y fallecimientos”.

Los restos fueron detectados durante las labores de reconstrucción de la Plaza Ramón Frade como parte de los cimientos de un muro construido de canto rodado y cemento primitivo. Los expertos se toparon con varios escenarios: un área confinada por muros de piedra, donde probablemente estuvo la primera iglesia; la zona antigua de los desagües en ladrillo y argamasa; unos depósitos arqueológicos donde de identificaron botellas de cristal, losas de barro y utensilios, entre otros.

“Eventualmente se presentará al público todo este acopio histórico, porque todo esto que se ha descubierto es parte de nuestra historia y cultura cayeyana. Con estos trabajos, además educamos a nuestras nuevas generaciones sobre nuestro pasado y sentido de pertenencia”, añadió, por su parte, el alcalde.

Tags: