“Coge pon por el ambiente”

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Por Gerardo E. Alvarado León / galvarado@elnuevodia.com endi.com Los puertorriqueños reducirían drásticamente su contribución al problema del calentamiento global si terminaran con su dependencia del automóvil. Según datos de la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), los 3,045,227 vehículos de motor activos que hay en el País -207 autos por cada milla de carretera- son grandes responsables de la emisión a la atmósfera de gases de invernadero. Asimismo, agrega la EPA, esa cantidad de vehículos consume alrededor de 998 mil millones galones de gasolina al año, cantidad mayor que el combustible utilizado por siete países centroamericanos juntos. Este panorama, sumado al alza en el costo de combustible y los interminable tapones, motivó al Banco Popular de Puerto Rico a lanzar su programa “Coge pon por el ambiente”, para invitar hoy a la ciudadanía a montarse con algún amigo o utilizar la transportación colectiva. “Es una iniciativa para motivar al pueblo a que busque medidas alternas de transportación, ahorre energía y gasolina y mejore el ambiente”, dijo Miguel Páez, vicepresidente y director de Mercadeo de Popular. “No hay duda de que tenemos que movernos de un lugar a otro y que muchos lo hacemos en carro. Precisamente exhortamos a esas personas a que cojan pon o utilicen la transportación colectiva”, agregó Páez tras destacar que será “cuestión de tiempo” el que los boricuas ajusten su estilo de vida y utilicen estas alternativas. Impacto difícil de medir Pero el ejecutivo reconoció que, dado el “carácter másivo” de la campaña, su impacto será dificil de medir. A tales efectos, Popular contactará a la administración del Tren Urbano y la Autoridad Metropolitana de Autobuses para corroborar si hubo aumento de pasajeros. No obstante, precisó Páez “esto es una campaña aparte”, por lo que no hay agencias gubernamentales en ella. Aún así, el banco confía en que será exitosa. A modo de ejemplo, Páez detalló que hubo comunicaciones internas para que los empleados participen. Otras firmas, como Bacardí, Triple S y Banco Santander, se unieron, detalló. “Vamos a ver cómo nos va para adelantar más pasos. Esperamos que sea punto de partida para desarrollar otras iniciativas ambientales”, sostuvo Páez. A preguntas de este diario, el ejecutivo rechazó que la campaña sea una de relaciones públicas que, en última instancia, busque resaltar la “imagen verde” del banco.