Dinero y acción contra el dengue

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

PDF versionPDF version
Por Marga Parés Arroyo y Yanira Hernández Cabiya / puertoricohoy@elnuevodia.com endi.com La Fortaleza activó ayer el Fondo de Emergencias del Gobierno para ayudar a costear la batalla contra la epidemia de dengue que arropa al País, al tiempo en que el Departamento de Salud indicó que reforzará el sistema de vigilancia de la enfermedad en los hospitales y salas de emergencia. Ambas medidas fueron anunciadas ayer en momentos en que crece la preocupación por el avance de la enfermedad y la sospecha, expresada el lunes por funcionarios federales, de que siete personas pueden haber muerto a causa de la enfermedad en los últimos meses. Ayer en la tarde, el secretario de la Gobernación, Jorge Silva Puras, se reunió con la secretaria de Salud, Rosa Pérez Perdomo, para conocer de primera mano las necesidades de la agencia en el manejo de esta situación, tras lo cual determinó recomendar al gobernador Aníbal Acevedo Vilá que active el Fondo de Emergencia. Asignación de emergencia Se consignaron, dijo Silva Puras, cerca de $3 millones de ese fondo para fortalecer los esfuerzos de fumigación y realizar campañas para concienciar a la población. “Se identificaron los fondos para trabajar con todo lo que tiene ver con el asunto preventivo”, manifestó Silva Puras. La pasada semana, Alfredo Casta, director del Programa de Salud Ambiental, anticipó que para esta fecha tendrían contratadas unas veinte personas para fortalecer el programa de dengue a nivel Isla. Sin embargo, el lunes aceptó que aún no tenía el presupuesto necesario aprobado para realizar esa gestión. Además hacen falta unos $50,000 para comprar varias máquinas para rociar insecticida y $180,000 adicionales para adquirir unos diez vehículos que aumenten la flota del programa. Hasta el último reporte de la semana pasada, se habían reportado en la isla 3,267 casos de dengue. Hasta el momento, no se han reportado fatalidades, aunque funcionarios en la isla del Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) dijeron el lunes que enviaron para análisis a su sede en Atlanta las autopsias de siete personas que se sospecha pudieron haber muerto de dengue. Dichos análisis no han concluido y el CDC precisó ayer que generalmente en la mayoría de los casos no se confirma que la muerte haya sido causada por el dengue. La secretaria Pérez Perdomo, mientras tanto, señaló que es muy importante que todos los médicos diagnostiquen a tiempo el virus y lo informen. El Departamento de Salud, además, ha repartido afiches y material de orientación en los hospitales para recordarle a los galenos el cuadro clínico del dengue. Pérez Perdomo dijo que el curso de la epidemia está “en manos de la población y de los medios de comunicación” y urgió a que se tomen las medidas preventivas para contener la propagación del dengue. Más casos sin reportar La epidemióloga del Estado, Enid García, explicó que a Salud sólo se reportan una porción del total de casos de la enfermedad. Precisó que esto sucede en muchas instancias cuando los síntomas no son de gravedad, los individuos no llegan a los hospitales o, si llegan, estos se manejan de forma clínica, con la recomendación de tomar acetaminofén para aliviar el dolor y bajar la fiebre, además de tomar mucho líquido y estar en reposo.