Esperan por luz: listo para la masificación el Posterriqueño

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Hermes Ayala
Imagen del encendido del Posterriqueño en Casa Pueblo, en Adjuntas. (YouTube/Vivien Mattei)

El Posterriqueño, una de las soluciones más cónsonas a la crisis energética que ha desarrollado Borinquen, solo espera porque se concluyan todos los procesos burocráticos en la Universidad de Puerto Rico para empezar a alumbrar al mundo.

Sucede que el proyecto propuesto por Casa Pueblo y desarrollado en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) ya está listo para la manufactura en masa. De hecho, uno de sus padres, el doctor Arturo Massol, le confesó a Diálogo estar “contento pero cuidadoso” ante las grandes expectativas que hay con elposterriqueño, pues aún esperan por la administración universitaria para comenzar su producción masiva.

“Puedo decir que ya está todo, bueno, casi todo”, dijo de forma jovial Massol durante una conversación de media hora que sostuvo con este rotativo en la mañana del martes.

Como ya ha sido reseñado en la prensa nacional e internacional, se trata de un producto depurado, hecho en Puerto Rico, y con gran favorecimiento de parte de expertos en la materia a nivel mundial. La base del concepto delPosterriqueño radica en la tecnología de iluminación de diodos electroluminiscentes (LED, por sus siglas en inglés).

Se diseñó pensando en una integración cómoda en las carreteras, calles, aceras y demás espacios públicos y privados del país, con el fin de ahorrarle energía tanto a las empresas públicas como a las privadas y a la ciudadanía en general. Usa el lente que requiere la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para obtener una distribución de luz tipo III y minimiza el efecto de contaminación lumínica. Reduce un 55% de la potencia a la vez que incrementa la eficiencia de la luminaria mediante una baja de 100 watts a un estimado de 42 a 48 watts. También elimina problemas de calidad de potencia con un factor de potencia de 0.98, interponiendo que el máximo teórico es un 1.0, y reduce la distorsión armónica de corriente a niveles del 13%, siete dígitos debajo del mínimo de 20% que permite la AEE. Por si fuera poco, contiene un controlador de voltaje y corriente de suministro al arreglo de los LEDs que garantiza su operación al punto óptimo. O sea, es posiblemente la mejor opción energética que Puerto Rico ha tenido en décadas.

“Ya tenemos el diseño final. La manufactura y ensamblaje sería en el Recinto Universitario de Mayagüez, en la Fábrica Modelo que capitanea el ingeniero Pedro Resto. Lo mejor de todo es que ya la Junta de Gobierno de la Universidad aprobó que a esta empresa universitaria se le dé completa autonomía, porque para poder competir hay que tener la agilidad de una empresa de mercado y, en cierta forma, desconectarla de la dinámica de la Universidad para irnos de tú a tú con el capitalismo que rige ese mercado”, agregó el también profesor.

La fábrica y empresa que manufacturará el Posterriqueño será una corporación universitaria, pero aún falta ultimar detalles legales. La bola está en la cancha de los abogados de la ‘IUPI’ “y confiamos en que pronto podamos adelantar esas gestiones para finalmente contar con una estructura administrativa sólida”.

Según indicó Massol, apremia ya comenzar la producción en masa ante el inmenso interés que han presentado varias entidades, desde administraciones municipales hasta empresas privadas.

“Ahora, aquí la clave será que la manufactura en masa se haga en múltiplos de mil o de cinco mil. La fábrica tiene en estos momentos la capacidad para hacer 500 postes por día, pero sin una sólida estructura administrativa no podemos arrancar. Las instalaciones físicas para la producción están listas, no hay que construir una fábrica. Pero hay que comprar piezas y finalizar los acuerdos comerciales, entre otras cosas”, destacó.

Massol hizo hincapié en que municipios como el de San Juan, el de Toa Alta, el de Naranjito y el de Vega Alta ya lo han contactado “e incluso ya entramos en conversaciones preliminares” para darle servicios de alumbrado delPosterriqueño a dichas ciudades. También, señaló, “hemos recibido acercamientos de compañías privadas, como una farmacéutica, que interesa reducir su costo de energía usando este proyecto”. Agregó que también varias urbanizaciones privadas y condominios se han puesto en contacto para auscultar la posibilidad de sustituir su alumbrado con los del Posterriqueño.

“Además, hemos estado ya en el propio Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, pues hay gran interés en modernizar el alumbrado público, con el fin de ayudar a atender el tema de la seguridad institucional. Hemos visitado todas las facultades, porque la meta es poner un alumbrado de buena calidad y que también les ahorre energía”, resaltó, enfatizando en que el Posterriqueñoconsume 55 por ciento menos energía que los postes comunes y corrientes.

Claro está, el palo grande sería lograr que el Posterriqueño sea usado por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y exportarlo a islas del Caribe y Latinoamérica, pues, según explicó Massol, “estaríamos hablando de muchas posibilidades”. Bueno, en estos momentos la AEE pasa por un momento crítico, y este proyecto pudiera darle suficiente alivio. Además, alejaría a la entidad del temido y llamado Cartel del Petróleo, el cual en años recientes ha cobrado prominencia debido a recientes vistas públicas sobre la AEE, al igual que varias investigaciones periodísticas, siendo la más reciente publicada en el espacio televisivo de Jay Fonseca y sus Rayos X.

“Nosotros estamos muy contentos con la reacción que hemos tenido de la ciudadanía y hasta de las mismas instituciones públicas. Ahora, lo que esperamos es que finalmente la Universidad dé el paso que nos falta para que este gran sueño puertorriqueño se vuelva realidad”, puntualizó Massol.

Para más sobre el Posterriqueño, pulse aquí y aquí.

 

Tags: 

Categorías de Contenido: