Exhortan al Concilio de la Construcción a recapacitar sobre el Plan del Karso

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

La organización conservacionista Ciudadanos del Karso (CDK), invitó al Concilio de la Construcción a recapacitar y sumarse al resto de la sociedad puertorriqueña en los esfuerzos por proteger el Karso.  Esta región es vital para mantener los sectores económicos asociados a las farmacéuticas y la industria lechera, como también para suplir las necesidades diarias de agua potable de cientos de miles de ciudadanos en Puerto Rico.   

“Casos como los deslizamientos ocurridos en la comunidad Cerca del Cielo en Ponce, el colapso en un sumidero de varias residencias en la urbanización Monte Verde en Manatí, o más recientemente, los desprendimientos de un mogote en Villa España en Bayamón, hacen evidente que no podemos seguir urbanizando nuestros terrenos como en el pasado.  No podemos ser indiferentes y continuar colocando en peligro la vida y los hogares de los ciudadanos, como tampoco continuar destruyendo los recursos naturales que necesitamos para nuestro desarrollo”, sentenció Abel Vale Nieves, presidente de CDK.

El Concilio de la Construcción, integrado por la Asociación de Constructores de Hogares de PR (ACHPR), el Colegio de Ingenieros y Agrimensores de PR, el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de PR y la Asociación de Contratistas Generales de PR, se expresó en los pasados días en contra de la aprobación del Plan y Reglamento para el Área de Planificación Especial del Karso (PRAPEC). El documento, preparado por la Junta de Planificación (JP) y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), es requerido por la Ley para la Protección y Conservación de la Fisiografía Cársica de Puerto Rico de 1999 (“Ley del Karso”).

El Concilio, por medio del presidente de la ACHPR, Alejandro Brito, solicitó a la JP y al DRNA a que desistan de su intento de aprobar el PRAPEC, alegando que “congelaría la actividad productiva en el norte de Puerto Rico y sectores del sur y oeste”.

La Ley del Karso de 1999, ordenaba al DRNA a completar un estudio identificando las zonas del Karso que por su valor geológico, hidrológico y ecológico, debían conservarse.  Una vez finalizado el Estudio del Karso identificando las áreas con prioridad de conservación, la JP estaba obligada a usarlo como referencia para completar el PRAPEC, disponiendo así los usos y mecanismos para decidir los usos de terrenos tanto para fines de conservación como de desarrollo.  Se suponía que ambos esfuerzos se hubieran completado, a más tardar, en agosto de 2001.

Ante el incumplimiento de ambas agencias, CDK radicó una demanda en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan en octubre de 2002, logrando que el DRNA completara el Estudio del Karso en septiembre de 2008.  La JP, a su vez, presentó el borrador del PRAPEC en septiembre de 2013.

“Todos los sectores del País tenemos el deber de promover el cumplimiento fiel de nuestras leyes.  Invitamos, por lo tanto, a las entidades pertenecientes al Concilio de la Construcción a recapacitar y a asumir su responsabilidad social, uniéndose al resto de la sociedad puertorriqueña con el fin de adelantar la conservación del Karso, ayudando así al desarrollo sostenible de nuestra Isla”, indicó Vale Nieves.

El Karso es conocido como una de las áreas naturales más valiosas en Puerto Rico.  A parte de su extraordinario valor como abasto de agua subterránea, el Karso es hogar de 35 especies vulnerables y en peligro de extinción, incluyendo varias especies únicas de la Isla como el coquí llanero, la mariposa arlequín y el sapo concho.

Tags: