Jóvenes inician club en el RUM

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

By Idem Osorio PRENSA RUM Para los alumnos de la Escuela Superior Eugenio María de Hostos de Mayagüez que pertenecen al Club de Ciencias e Ingeniería de Materiales, la experiencia no solo les ha permitido un contacto directo con la universidad, sus estudiantes y profesores sino que ha representado una ventana de lo que será su carrera y su vida universitaria. Ésa ha sido la vivencia de treinta jóvenes de los grados 10, 11 y 12 de dicha escuela quienes realizaron la iniciación de su Club el pasado 12 de diciembre en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM). La actividad formó parte de las iniciativas de la Alianza para la Investigación y Educación en Materiales (PREM, por sus siglas en inglés), un proyecto conjunto del departamento de Ingeniería General en el RUM y de la National Science Foundation (NSF). “Este esfuerzo tiene como propósito crear interés sobre los conceptos de ciencias e ingeniería de materiales. Además, es una fuente de futuros ingenieros o científicos,” apuntó la doctora Jeannette Santos, coordinadora de la Oficina de Educación y Extensión del proyecto. Agregó que el mismo inició con la aprobación de una propuesta en el 2004 que estableció la alianza entre la Universidad de Madison en Wisconsin y el RUM para aumentar la participación de estudiantes hispanos en la disciplina que integra la ciencia y la ingeniería. Precisamente, uno de los componentes educativos incluye la creación de clubes estudiantiles de escuelas superiores del área oeste. Santos explicó que el Club de la Eugenio María de Hostos es solo uno de los cinco con los que ya cuenta la Alianza, que ha logrado esfuerzos iguales en las escuelas José De Diego, Dr. Pedro Perea Fajardo, Inés María Mendoza y Juana Rosario Carrero. El tercer jueves de cada mes los jóvenes se reúnen junto con estudiantes del RUM con el fin de realizar actividades en las que manejan diversos conceptos y se refuerza así el aprendizaje activo. “El estudiante toca, hace y descubre en un formato fuera del tradicional salón de clases”, aseguró Santos a la vez que explicó cómo los alumnos se han familiarizado con términos como el nanomundo. “Queremos que entiendan que hay una relación entre las propiedades de los materiales, la estructura y los procesos con los cuales se crean los materiales”, continuó la coordinadora. Por su parte, Marisol Colón, maestra de ciencias y mentora del Club desde su comienzo hace año y medio, enfatizó en la ventaja que representa tener un contacto tan cercano con la universidad en una etapa temprana. “Es una oportunidad para guiarlos, motivarlos a que hagan mejor selección y trabajo en la universidad”, aseveró la educadora quien es egresada del departamento de Ingeniería Química del RUM. Agregó que ya varios estudiantes del primer grupo que integró el Club fueron admitidos al Colegio, logro que se espera repetir en esta segunda etapa. “Estos jóvenes han aceptado el reto de ir más allá de lo que otros van a aprender, buscar, investigar y conocer mucho más de este mundo de materiales que es todo lo que nos rodea”, apuntó Colón quien se inició en uno de los proyectos investigativos de verano dirigidos a los maestros. Añadió que sus alumnos han tenido además la oportunidad de participar en la Feria Científica que organiza la Alianza para las escuelas superiores de Mayagüez. Otro componente importante del proyecto es el que conforman alrededor de diez estudiantes subgraduados y graduados del RUM quienes colaboran también como mentores de sus pares de escuela superior. Muchos de estos universitarios pertenecen a la organización estudiantil colegial Material Advantage. Sandra Rocío Pedraza es una de estas colaboradoras, quien además de sus compromisos como estudiante graduada de Ingeniería Mecánica, asiste a los jóvenes de tres escuelas. “Trabajar con ellos es una experiencia gratificante porque aprenden ellos y uno también”, manifestó. Precisamente, esa motivación de aprender y trabajar en equipo han sido piezas claves para Coraly Sotomayor y Ninoshkalys Cardona, quienes aceptaron el reto de dirigir el Club de Ciencias e Ingeniería de Materiales de la Hostos. “Estoy orgullosa de los estudiantes porque están haciendo algo diferente con su vida, todo el mundo trabaja y está motivado”, expresó Cardona quien se estrenó el pasado diciembre como la nueva presidenta del grupo. Por su parte, Sotomayor estuvo al frente del Club un año completo, lo que describió como una experiencia única. “Wao, es como abrir un mundo diferente, enterarse de cosas que uno no sabía que existían. Con solo mirar lo que nos enseñan, te motivas”, opinó. Aunque aún es muy temprano para medir el impacto que ha tenido el proyecto, Santos explicó que se ha recopilado información a través de cuestionarios que luego se esperan utilizar para estadísticas más certeras. No obstante, adelantó que la mayoría de los estudiantes que integran los diversos clubes han expresado interés en estudiar carreras en ingeniería o ciencias. “Estamos trabajando para todos los estudiantes puertorriqueños. Les estamos dando una ventanita para que vean lo que tenemos acá”, puntualizó Santos.

Tags: 

Categorías de Contenido: