Robots que resuelven problemas

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Ivelisse Rivera Quiñones / ivelisse.rivera@gfrmedia.com
DAMIAN Rivera, Patrick Velázquez y Sebastián González, de Baldwin School, trabajan en sus modelos de robot lego. (Fotos / JUAN.MARTINEZ@GFRMEDIA.COM)

Más de un centenar de niños y adolescentes representantes de nueve equipos de robótica participaron ayer en el primer Campeonato First Lego League (FLL) Nature’s Fury.

La competencia les dio la ocasión de mostrar sus destrezas en la construcción y programación de un robot, y de expresar lo mejor de cada uno mediante el trabajo en equipo, la competencia amistosa y la humildad para seguir los consejos e instrucciones de sus dirigentes. En fin, la oportunidad de demostrar sus valores. El norte del evento fue sembrar la semilla para desarrollar ciudadanos responsables con ellos mismos y su comunidad.

Los equipos fueron evaluados y premiados en cuatro áreas: diseño del robot, su funcionamiento, investigación del tema y valores. Por cada categoría se les dio una puntuación y el equipo que más puntos acumuló resultó campeón.

El equipo Techno Cubs, de la Academia San Ignacio, con su robot Husar (Hurricane Search and Rescue), ganó la competencia, por lo que representará a Puerto Rico en el North American Open Championship, en mayo, en el parque Legoland de California.

“Los temas que se escogen son para llevar a los jóvenes a contemplar los problemas que enfrenta el mundo y analizar cómo ellos pueden ser parte de la solución”, explicó Miray Ramy, coordinadora del evento y directora de Eureka Stem, organización que se afilió al First Lego League.

“Otro componente de igual importancia es que se juzgan los valores que muestran en la competencia, como compartir, colaborar, la integridad de personas, celebrar el éxito del otro. Valores que se integran al desarrollo del individuo”, enfatizó Miray Ramy, coordinadora del evento, mientras aseguraba que “queremos ingenieros con conciencia y amor a su pueblo”.

El tema de esta primera competencia en Puerto Rico fue la Furia de la Naturaleza. Los participantes tuvieron que resolver 20 misiones relacionadas a emergencias ocasionadas por eventos atmosféricos como huracanes, terremotos e inundaciones, entre otros.

Las enseñanzas recibidas por los chicos en los pasados tres meses, que han estado entrenando para el evento, resultaron efectivas. Tanto participantes como padres señalaron entre los beneficios adquiridos el crecimiento como ser humano.

“Ha sido bien chulo. Yo creía que iba a ser más simple, pero no. Es complicado, pero divertido”, dijo sobre la competencia Edgardo Martínez, de 10 años y fanático de los Legos desde pequeñito.“Lo más que me ha gustado es el trabajo en equipo. Para completar estas misiones, se necesita mucho apoyo”, agregó el estudiante de cuarto grado de la Academia San Ignacio.Una de las pocas chicas que participó, Valeria Quiñones, de 12 años y miembro del equipo de los Bucaneros de la Antilles Middle School (base Buchanan), destacó que la robótica le ha dado la oportunidad de crear lo que para muchos podría ser inimaginable. “Me gusta un montón porque puedes crear muchas cosas. Para la imaginación no hay límite y puedes seguir creando”, dijo Quiñones al agregar que la competencia le encantó porque “he estado con mis amigos”. Para Janine Hidalgo, madre de Ian Martínez de los Techno Cubs, la experiencia de ser parte del equipo ha resultado en un “crecimiento de valores”. “Más que ganar en aprendizaje de programación, ha sido como ellos se han relacionado, como han trabajado en equipo”, destacó la maestra de primer grado. Por su parte, Betsy Daniels, Senior Program Manager de First, auguró un gran éxito a este tipo de competencia en la Isla. “Me ha encantado este evento. Sobre todo el nivel de entusiasmo que han mostrado los niños. Se ven tan contentos”, destacó Daniels.Los equipos en la competencia representaron a las escuelas: Colegio Sagrado Corazón de Jesús, Colegio Lourdes, Baldwin School, Academia San Ignacio, Antilles Middle School (base Buchanan) y a tres grupos comunitarios, dos de la Universidad Metropolitana, y uno de Mar Azul en Aguadilla.

Tags: 

Categorías de Contenido: