UPR Mayagüez ampliará la investigación en nanotecnología

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

ELNUEVODIA.COM
Los doctores Marcelo Suárez y Arturo Hernández, director y codirector del Centro de Nanotecnología de la UPR de Mayagüez. (Suministrada / Oficina de Prensa del RUM)

La fabricación de nanomateriales para la terapia contra el cáncer y ultrapurificación de fuentes de agua potable, así como la síntesis de catalizadores para conversión de biomasa son algunas de las nuevas investigaciones que se hacen en el Centro de Nanotecnología para Aplicaciones Biomédicas, Ambientales y de Sustentabilidad del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Esa dependencia colegial forma parte de los Centros de Excelencia de Investigación en Ciencia y Tecnología (CREST) de la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF), entidad que recientemente aprobó una o subvención o “grant” de $5 millones para la segunda fase de la iniciativa de investigación del RUM.

“Esta subvención provee fondos para la segunda fase del Centro de Nanotecnología del Recinto. Por ejemplo, expandiremos la creación y aplicación de nuevos materiales en terapias no invasivas en la lucha contra el cáncer. Otro ejemplo es el diseño de nanoconcreto con bajo impacto ambiental durante su fabricación, entre otras múltiples investigaciones vinculadas a nanotecnología”, explicó el doctor Marcelo Suárez, director del Centro de Nanotecnología.

Además, de acuerdo con el doctor Arturo Hernández, codirector de la dependencia, un grupo de investigadores que forman parte del Centro desarrollará nuevos materiales compuestos para la remoción de contaminantes emergentes en fuentes de agua, que incluyen productos farmacéuticos, cosméticos y patógenos.

“También se continuará trabajando en el desarrollo de materiales adsorbentes nanoporosos para una captura eficiente y selectiva de dióxido de carbono, a través de cabinas espaciales. Esto es importante para minimizar el efecto de invernadero que causan algunos gases como el dióxido de carbono”, sostuvo el doctor Hernández.

Estos trabajos forman parte de la segunda fase del Centro de Nanotecnología que fue posible gracias a la aprobación de la subvención de la NSF, la más grande otorgada al RUM por la Fundación. La primera fase del proyecto finaliza en agosto de este año.

Esta subvención es la primera que otorga la NSF a la Universidad de Puerto Rico tras la suspensión de fondos que le impuso a la Institución en el año 2011.

“Nos sentimos sumamente orgullosos de que sea un proyecto del Recinto Universitario de Mayagüez el que haya restaurado el otorgamiento de los fondos de la Fundación Nacional de la Ciencia a todo el Sistema de la Universidad. Esa acción es sinónimo de la confianza en nuestra institución, especialmente en el Colegio de Mayagüez, no solo como una académica, sino como una altamente competitiva en el área de la investigación, que es uno de nuestras misiones como centro de educación superior”, expuso, por su parte, el profesor Lucas N. Avilés Rodríguez, rector interino del RUM.

Coincidió con el rector, el doctor Agustín Rullán, decano interino de Ingeniería, quien destacó que la propuesta tuvo que competir con otras similares a nivel federal “y ganó con todas de la ley”.

“Esta es una excelente propuesta completa que combina investigación transformativa y esfuerzos educacionales en el área de materiales nanoestructurados enfocándose en sistemas biomédicos, remediación ambiental y sustentabilidad. En general, la propuesta está muy bien organizada y se construye sobre la base de una exitosa Fase I, además de que cuenta con un impresionante equipo en el que se incluye una experta para liderar el entrenamiento en propiedad Intelectual”, apuntó el decano.

Tags: 

Categorías de Contenido: