Cada mes resaltamos el trabajo de un miembro de CienciaPR que se ha distinguido por su trabajo o discutimos un tema de interés y relevancia para nuestra comunidad.

El cielo no es el límite

Imagen de Greetchen Díaz-Muñoz
Dr. Daniel Altschuler at the Arecibo Observatory
Dr. Daniel Altschuler en el Observatorio de Arecibo.

Daniel Altschuler quien es catedrático del Departamento de Física de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, dirigió el Observatorio de Arecibo por doce años. Una de sus mayores contribuciones fue la creación del Centro de Visitantes de la Fundación Ángel Ramos, un espacio de exhibiciones interactivas y educativas sobre las ciencias atmosféricas y astronómicas inaugurado en 1997. Este centro ha sido visitado por millones de personas y ha logrado que tengan acceso a la ciencia que se desarrolla en el radiotelescopio más grande del mundo. Desde su creación, el centro ha sido sede de importantes simposios, talleres educativos, y es una de las principales atracciones en la isla, lo cual ha sido motivo de mucho orgullo para todos los puertorriqueños.

La divulgación de la ciencia ha sido motivación para el Dr. Altschuler quien es autor de varios libros, siendo el mas reciente "Extraterrestres, Humanos, Dioses y Estrellas". Sus numerosas publicaciones en revistas científicas, la prensa y sus libros han contribuido a su misiÛn de fomentar el entendimiento público de la ciencia. Recientemente, el Dr. Altschuler fue reconocido por el Instituto Americano de Física con el premio Andrew W. Gemant, el cual es otorgado a personas que han realizado una importante contribución cultural, artística o humanística para la física. Los esfuerzos educativos del Dr. Altschuler ciertamente contribuyeron en gran parte a la campaña de apoyo público cuando el Observatorio de Arecibo se vio amenazado de clausura debido a la falta de fondos de la Fundación Nacional de Ciencias (NSF). Recientemente, el NSF enmendó sus planes y decidió apoyar al Observatorio hasta el 2016.

El Dr. Altschuler opina que hay razones de peso por las cuales divulgar la información científica al público en general. Primero, la ciencia de por sí es fascinante. Entonces, por qué no ampliar los conocimientos sobre ella? Adicionalmente, el no diseminar la ciencia disminuye significativamente las posibilidades de que las nuevas generaciones se interesen por ella, lo cual causaría una escasez de futuros científicos. Por último, muchas investigaciones son costeadas con fondos públicos, lo cual otorga el derecho a las personas de conocer el fruto de esa inversión. Si el público no se siente partícipe de la ciencia, se minimiza su entusiasmo de sufragar ese tipo de trabajo. En un sistema democrático como en el que vivimos, esto posee una especial relevancia: un público con desconocimiento de la información científica podría apoyar medidas equivocadas que acareen consecuencias nefastas en nuestra sociedad.

Para lograr su propósito, el Dr. Altschuler se ha dedicado a orientar a las personas sobre la diferencia entre la ciencia y la pseudociencia y ha ofrecido charlas en Puerto Rico y otros lugares del mundo. Su mayor reto ha sido poder explicar el contenido científico de manera que público general pueda entender. Debemos comprender que el público no está familiarizado con la mayoría de los términos que explican nuestra ciencia, por lo cual parte de nuestra comunicación debe consistir en explicar conceptos que ayuden a entender aquello que queremos comunicar.

Los retos que el Dr. Altschuler ha encontrado en su camino no han limitado el deseo de éste físico en lograr que más personas tengan acceso a la ciencia. Si alguna vez alguien dijo: "El cielo es el límite", hoy sabemos que no lo es. Tampoco lo ha sido para el Dr. Altschuler. Por esta razón le gustaría que en Puerto Rico existiera un gran museo para la ciencia, en donde todas las áreas puedan converger. Si deseas conocer mas sobre el Dr. Daniel Altschuler visita su perfil en CienciaPR.org.

Tags: 

Categorías de Contenido: