Cada mes resaltamos el trabajo de un miembro de CienciaPR que se ha distinguido por su trabajo o discutimos un tema de interés y relevancia para nuestra comunidad.

Roberto Torretti: Una vida de filosofía científica

Imagen de Wilson Javier Gonzalez-Espada
Dr. Roberto Torretti y su esposa, la Dra. Carla Cordua

Una breve mirada a la historia de la ciencia bastaría para notar su enorme progreso, sobre todo en los últimos cien años. Según se desarrollan, revisan y descartan leyes, teorías, hipótesis, modelos, datos y especulaciones sobre el mundo natural, los científicos se han transformado en profesionales de alta sub-especialización.

A pesar de la especialización del quehacer científico, existen ideas y postulados que la mayoría de los científicos comparten, ya sea consciente o inconscientemente, y que son el fundamento de lo que es la ciencia y cómo se diferencia de otras disciplinas. Me refiero a las filosofías de la ciencia, usando el plural debido a sus múltiples variantes.

Las filosofías de la ciencia forman aquella rama de la filosofía que examina críticamente los fundamentos, métodos, productos e implicaciones de las actividades científicas. Los filósofos de la ciencia se preocupan por entender, entre otras cosas, (1) cuál el origen, naturaleza y validez del lenguaje científico; (2) cuál es la naturaleza de los “métodos científicos”, el razonamiento lógico, la deducción y la falsabilidad; (3) qué es el conocimiento científico y cómo se justifica y acepta; y (4) cómo se demarca la ciencia y la no-ciencia.

En Puerto Rico tuvimos la suerte de contar con uno de los filósofos de la ciencia más importantes del mundo, el Dr. Roberto Torretti. Nacido en la República de Chile, el Dr. Torretti ofreció cátedra por décadas en la UPR Río Piedras.

El Dr. Torretti nació en Santiago en el 1930. En una entrevista reciente, el Dr. Torretti explicó cómo, desde su adolescencia, su mente comenzó a pensar críticamente. A los 14 años, un amigo de la escuela le prestó dos libros, uno de los cuales cuestionaba la existencia de Jesús y los postulados de la Iglesia Católica. El otro libro describía la teoría darwiniana de la evolución biológica. Estas dos publicaciones lo llevaron a cuestionar ideas que la mayoría de la gente que lo rodeaba aceptaba como verdaderas.

El Dr. Torretti estudió la carrera de derecho en la Universidad de Chile y, aunque completó los créditos para el grado, nunca se graduó. Eventualmente se mudó a Alemania y, en el 1954, recibió su grado doctoral de la Universidad de Freiburg con especialidades en filosofía, psicología e historia del arte. Autodidacta empedernido, aprovechó esos años universitarios (y muchos años posteriores) para leer y analizar diversos textos clásicos y modernos de filosofía, física y matemáticas.

En el 1958, el Dr. Torretti y su esposa, la Dra. Carla Cordua, se integraron a la recién inaugurada Facultad de Estudios Generales de la UPR Río Piedras. En el libro "En el cielo sólo las estrellas: Conversaciones con Roberto Torretti" (Carrasco, 2006), el Dr. Torretti describió la visión filosófica original que llevó a la creación de esta Facultad.

“La Facultad de Estudios Generales era una facultad inventada por el decano Don Ángel Quintero en imitación de la idea de los ‘estudios generales’ que tenía Robert M. Hutchins, el Presidente de la Universidad de Chicago en los años 30 y 40. En ese entonces la idea era que tú te ibas a iniciar en la cultura occidental, en sus grandes aspectos, con un curso de humanidades en que ibas a leer a Homero, ibas a leer a Platón, a San Agustín, a Dante, y así sucesivamente, hasta Dostoievski – ese curso duraba dos años – y un curso de introducción a la física en que leerías a Galileo, a Newton, a Faraday, y qué sé yo; un curso de introducción a la biología en que leerías cosas de Darwin, Mendel,… siempre las fuentes [primarias].”

En el 1961, el Dr. Torretti regresó a Chile, donde ocupó puestos docentes y administrativos en la Universidad de Concepción (1961-64) y luego en la Universidad de Chile (1964-70). En el 1970, el filósofo regresó a la Isla y a la Universidad de Puerto Rico, donde ofreció cátedra y desempeñó la dirección de la prestigiosa revista académica “Diálogos”. Carrasco (2006) resumió cómo un proceso de reforma universitaria en Chile llevó al Dr. Torretti y a su esposa a regresar a Puerto Rico:

“No me daba el tiempo … vino la Reforma Universitaria, donde había que estar en asambleas, en reuniones… ¡Un desastre! En parte, fue por eso que decidí que no podía seguir ahí, porque te empezaban a requerir para todas estas cuestiones administrativas que se ponían cada vez peores. Además, a medida que tú les hacías mejor impresión a tus jefes o a la gente, te empezaban a meter en nuevas cosas. A mí me metieron en un consejo que asesoraba en ese entonces al CONICYT [Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica], que acababan de fundar, y tenía que asistir a unas reuniones muy aburridas a las 8 de la noche. Entonces, irme de Chile – y de eso quiero dejar constancia – me significó volver a disponer de mi tiempo para el trabajo de “scholarship” que me interesaba, porque en Puerto Rico nadie me asignó nunca un trabajo administrativo, excepto dirigir una revista, que es una cosa pesada, pero que yo hacía en mi casa, y hacía bastante rápido.”

Luego de su retiro de la UPR en el 1995, el Dr. Torretti y su esposa, la Dra Cordua, regresaron a su país natal, donde aún se mantienen activos profesionalmente. En el 2011, la República de Chile honró a ambos otorgándoles el Premio Nacional de Humanidades.

La prolífica carrera del Dr. Torretti incluyó la publicación de al menos 20 libros [por ejemplo, Entendimiento creativo, La filosofia de la fisica, Manuel Kant, Relatividad y espaciotiempo, y Relatividad y geometria], siete entradas enciclopédicas y cientos de artículos, monografías, reseñas de libros y traducciones de trabajos filosóficos en alemán y latín. En uno de sus libros, el Dr. Torretti comenta sobre cómo el apoyo de la Universidad de Puerto Rico fue un factor clave para que hubiera producido tal cantidad y calidad de publicaciones:

“La Universidad de Puerto Rico … me ha liberado repetidas veces de algunas de mis obligaciones docentes para que pudiera trabajar en este libro. Le estoy profundamente agradecido por este continuo respaldo a mi investigación, pero sobre todo tengo que agradecerle a la Universidad y al pueblo de Puerto Rico por veinte años de completa libertad académica y casi completa tranquilidad, en una época en que estos prerrequisitos de mi trabajo no podían darse por descontados en mi país natal.”

A medida que los avances científicos y tecnológicos continúan, de seguro nos enfrentaremos con preguntas, situaciones y eventos con implicaciones políticas, sociales, éticas, culturales e históricas. Es aquí donde la filosofía de las ciencias y las ideas de pensadores como el Dr. Roberto Torretti puede informar nuestro trabajo.

Tags: 

Categorías de Contenido: