Banner Blog A Tu Salud

Compartiendo la ciencia detrás de la salud, la enfermedad y el bienestar

Promoviendo la detección temprana de Cáncer Colorrectal

Imagen de Ricardo López Valle
Como parte del mes del cancer de colón, este marzo estamos promoviendo la detección temprana a través de estudios.

Para muchas personas, llegar a los 50 años de edad marca el comienzo de una etapa importante de sus vidas. Es en este instante donde muchos individuos se toman un momento para reflexionar sobre sus experiencias, sus logros, y sus deseos por cumplir. Pero también es un momento donde debe ser importante reconocer que no importa cuán joven y lleno de energías uno se sienta, es natural que con la edad surjan ciertos cambios en el funcionamiento normal del cuerpo. Es por esto que, según la Sociedad Americana del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés), toda persona debe hacerse una prueba de detección para el cáncer colorrectal comenzando a los 50 años.

El cáncer colorrectal es la segunda causa de muerte por cáncer en los Estados Unidos. En Puerto Rico, es el segundo tipo de cáncer más común. También se le reconoce como la segunda causa de muerte por cáncer para las mujeres y la tercera para los hombres.

Al igual que los otros tipos de cáncer, el cáncer colorrectal surge de un crecimiento anormal de las células, en este caso de las células del colon (intestino grueso) y del recto. Este tipo de cáncer suele comenzar como un conjunto de células precancerosas, comúnmente conocido como pólipos, que se presentan en la superficie interior del colon y el recto. Aunque la mayoría de estos pólipos suelen crecer sin tener alguna razón específica, en la actualidad conocemos que hay varios genes mutados que pueden heredarse, y que estos predisponen a síndromes de cáncer del colon.

Algunos de los factores de riesgo establecidos para el cáncer colorrectal incluyen:

  • Tener más de 50 años de edad

  • Un historial personal y/o familiar de cáncer de colon o de pólipos

  • Historial de otras enfermedades gastrointestinales, tales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa

  • Ser una persona de raza afroamericana

  • Llevar una dieta baja en fibra y alta en grasas

  • Obesidad

  • Una vida sedentaria (poco activos)

  • Diabetes

  • Fumar cigarrillos

  • Tomar alcohol en exceso

El cáncer colorrectal es altamente detectable si se llevan a cabo las pruebas médicas adecuadas. La prueba de detección más común es la colonoscopia. En esta prueba se utiliza un colonoscopio, que es esencialmente un tubo fino y flexible con una pequeña cámara al final. Este instrumento se utiliza para visualizar y poder retratar el interior del intestino grueso y el íleon terminal (la parte final del intestino delgado). Durante una colonoscopia se inspecciona el estado del colon y el recto, se pueden tomar muestras de tejido para biopsia, y se pueden remover pólipos.

Otra prueba de detección incluye la sigmoidoscopia (similar a la colonoscopia), sin embargo esta solo puede inspeccionar el recto y la parte final del colon. Para aquellos que no desean una prueba invasiva, también se le puede realizar una prueba de sangre oculta en sus heces (excreta).

 

Áreas del colon y recto que podemos observar con un colonoscopio.

En el caso de que haya un historial familiar de cáncer colorrectal, se sugiere llevar a cabo una prueba de detección más temprana. Específicamente, si hay un historial de un familiar de primer grado (madre, padre, o hermano/a), y este familiar fue diagnosticado antes de los 60 años de edad, entonces se recomienda hacerse una colonoscopia cada 5 años desde los 40 años de edad. En el caso de que se haya diagnosticado con un síndrome familiar, también se pueden hacer pruebas para detectar mutaciones genéticas particulares.

¿Cómo se presenta el cáncer colorrectal?

Algunos de los síntomas más comunes en cáncer colorrectal incluyen:

  • Sangrado que proviene del recto

  • Sangre en las heces

  • Dolor abdominal persistente

  • Pérdida de peso sin intención

  • Pérdida de apetito

  • Cambios repentinos en los hábitos de defecación (ir al baño)

Sin embargo, es importante recalcar que no necesariamente se presentan síntomas cuando se padece de este cáncer. Es por esta razón que las pruebas de detección son clave en la prevención y el manejo de esta condición.

Debido a que la población general conoce poco del cáncer colorrectal y su alta prevalencia, el mes de marzo se ha establecido como el mes de concientización sobre el cáncer colorrectal. En Puerto Rico actualmente existe la Coalición de Cáncer Colorrectal, la cual busca promover el conocimiento y la prevención para la población puertorriqueña . En esta y en múltiples otras páginas puedes buscar más información sobre esta condición.

No nos limitemos al mes de marzo para ocuparnos de nuestra salud, en especial a medida que nos acercamos a la tercera edad. Pensemos en el bienestar personal y de los que queremos y así tomar la iniciativa de promover y mantener la salud.

Referencias:

  1. Coalición de Cáncer Colorrectal Puerto Rico http://cancercolonpr.org/cancer/

  2. ¿Qué es cáncer Colorrectal? http://www.screenforcoloncancer.org/espanol2.asp

  1. Puerto Rico Familiar Colorectal Cancer Registry http://purificar.rcm.upr.edu/index.html

  1. Colorectal Cancer Screening and Surveillance for Early Detection http://www.gastro.org/guidelines/2008/02/13/screening-for-early-detection

  2. Marzo es el mes de concientización sobre el cáncer colorrectal http://www.cdc.gov/spanish/especialescdc/cancercolorrectal/index.html

Tags: