Banner Blog A Tu Salud

Compartiendo la ciencia detrás de la salud, la enfermedad y el bienestar

¿Qué sucede durante un ataque epiléptico?

Imagen de Francis Heber Gonzalez
Un ataque epiléptico es como una "tormenta eléctrica" en el cerebro.

Escrito por Eduard H. Valdés Valderrama, estudiante de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.

Imagina que estás haciendo algo completamente normal: caminando de regreso al comedor luego de levantarte a buscar un vaso de agua en la nevera.  Ahora imagina que comienzas a sentir algo sumamente extraño, como si te fuera a ocurrir algo malo, y sientes de repente un dolor de estómago extraño, acompañado de un mareo que te hace detener la marcha.  Por más que intentas terminar tu camino y llegar a tu silla, no puedes, y todo se vuelve oscuro, como si entraras en un sueño profundo.

Al despertar, comienzas a ver tres sombras:  tres personas que han corrido a tu auxilio luego de verte caer al piso. Sientes que te duelen los brazos, las piernas, la espalda, y te acoge un cansancio extremo. Así describió Miguel su experiencia  cuando habló sobre la primera vez que convulsionó.

Las convulsiones son un síntoma transitorio, que va y viene, asociadas a lo que algunos científicos han descrito como “tormentas eléctricas” en nuestro cerebro. El cerebro controla cosas como nuestra temperatura, el ritmo al que late nuestro corazón, lo que pensamos o entendemos, las emociones que expresamos, y hasta los olores y colores que percibimos a diario. Toda esta información llega a nosotros y se procesa en forma de impulsos eléctricos que recorren todo nuestro cuerpo por las células principales de nuestro sistema nervioso: las neuronas.

Para encontrarnos saludables en nuestro estado natural, todas estas células deben estar funcionando y comunicándose correctamente.  Pero cuando no es así, padecemos de enfermedades tales como la epilepsia que nos pueden llevar a sufrir convulsiones como la que sufrió Miguel.

Utilizando la experiencia de Miguel como ejemplo, podemos describir las etapas de una convulsión, o ataque epiléptico:

  • El principio, también conocido como pródromo, puede ocurrir horas o hasta días antes de que ocurra la convulsión. Esta fase no se considera parte de la convulsión ni ocurre en todos los casos. Sin embargo, el pródromo pudiera servirle a una persona como advertencia de que sufrirá una convulsión y le provee tiempo para prepararse o tomarse un medicamento que le ayude a evitar que ocurra el evento.

  • El aura es la próxima fase.  Se considera el primer síntoma de una convulsión y muchas veces es un sentimiento indescriptible pero que tiende a ser igual en todos los episodios. Algunos de los cambios que se pudieran sentir durante esta fase incluyen: sensación de olores o sabores, percepción de sonidos raros, visión borrosa, miedo/pánico, mareo, dolor de cabeza, náusea y pérdida de sensación en alguna parte del cuerpo.

  • La fase media de la convulsión, o ictal, es el periodo de tiempo durante el cual ocurren los síntomas físicos.  Transcurre desde el aura hasta la resolución de los síntomas. Durante este periodo se puede medir actividad eléctrica descontrolada en el cerebro. Este descontrol puede causar síntomas que varían en severidad e incluyen sensación de confusión, distracción, “daydreaming”, ver luces y puntos blancos, alucinaciones, pérdida de conciencia o habilidad motora, sudoración excesiva y temblores. Estos síntomas se pueden observar en una variedad de combinaciones y no necesariamente se sienten todos.  Incluso, algunas convulsiones sólo presentan uno de los síntomas antes mencionados.

  • Finalmente, luego de la resolución de los síntomas ocurre el período postictal. 

El tipo de convulsión por el que se caracteriza popularmente la epilepsia conlleva una progresión clásica de síntomas: primero pérdida de conciencia, luego un periodo de rigidez muscular generalizada y finalmente una serie de movimientos rápidos y constantes. A esta progresión de síntomas se le llama convulsión tónico-clónica.

Muchas personas se sienten extremadamente agotados luego de una convulsión.  Esto se atribuye principalmente a las contracciones musculares involuntarias que hayan podido padecer durante la convulsión. También es común que la persona no recuerde lo que le acaba de ocurrir y pierda memoria del tiempo que estuvo sufriendo el ataque.  Sin embargo, hay personas como Miguel que pueden relatar parte de su experiencia con bastante detalle.

Aún queda mucho por descubrir sobre nuestro cerebro y sus condiciones asociadas, como la epilepsia. Actualmente los científicos están trabajando arduamente para desarrollar nuevos fármacos y terapias que logren minimizar la ocurrencia de estos síntomas.

Una vez que se diagnostica la epilepsia, es importante empezar el tratamiento con prontitud. A pesar de que la epilepsia aún no se ha logrado curar, la medicina moderna y las técnicas quirúrgicas actualmente disponibles pueden proporcionar un control adecuado de las convulsiones para aproximadamente el 70% de las personas con esta condición.

Algunos medicamentos pueden ser más eficaces para determinados tipos de convulsiones.  Adicionalmente, algunos niños pueden usar dietas especiales para ayudar a controlar su condición cuando no se puede encontrar la combinación correcta de medicamentos o los mismos causan efectos secundarios graves.
La mayoría de las convulsiones se resuelven sin causar daño cerebral.  Sin embargo, un curso largo de múltiples convulsiones no controladas pueden ser perjudiciales al sistema nervioso. También es importante considerar que muchas personas con esta condición pueden desarrollar problemas emocionales y de conducta.   Éstos pueden ser el resultado del estigma social que puede ser asociado a una persona que padece de epilepsia.

Los niños que viven con esta condición son especialmente susceptibles a padecer vergüenza, frustración, intimidación o burlas, y tienden a evitar a sus compañeros en la escuela y otros entornos sociales. La epilepsia también puede llegar a ser muy restrictiva a la independencia ya que limita la realización segura de tareas habituales tales como cocinar, conducir, o nadar.

Con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que han sido diagnosticados con epilepsia, los científicos están estudiando las causas subyacentes de esta enfermedad en personas de todas las edades.  Además, estudian el daño físico al sistema nervioso como consecuencia de las convulsiones (e.g. trauma, accidente cerebro-vascular y tumores cerebrales).

Adicionalmente, se han dirigido investigaciones hacia la identificación de genes y su rol en las causas de los ataques epilépticos.  Esta información puede ser útil para que los médicos prevengan el desarrollo de la epilepsia en sus pacientes. También puede ayudar a predecir con mayor exactitud qué tratamientos serán más beneficiosos para las personas con ciertos tipos de epilepsia.

Si usted o alguien que usted conoce ha experimentado algo parecido a lo que se ha descrito en este artículo, o han perdido la conciencia por cualquier razón, es importante que visite a su médico para que se oriente acerca de lo que puede hacer para ayudarle a aliviar sus síntomas.

Además, para aquellas personas que ya tienen un diagnóstico de epilepsia o cualquier persona que quiera aprender más sobre este tema, puede contactar grupos de ayuda como la Sociedad Puertorriqueña de Epilepsia. Ellos pueden proveer material educativo y apoyo emocional para las personas que viven con esta condición.

Referencias

2005. WHO. Epilepsy: The Disorder. http://www.who.int/mental_health/neurology/Epilepsy_disorder_rev1.pdf

Benbadis, S., Heriaud, L.  Understanding Seizures & Epilepsy. http://hsc.usf.edu/COM/epilepsy/Epilepsyandseizures.pdf

2013. Schachter, S. Types of Seizures. http://www.epilepsy.com/learn/types-seizures?gclid=CNOu7cTa18sCFcYfhgodsDUK9A

2014. Shafer, P. About Epilepsy: The Basics. http://www.epilepsy.com/learn/about-epilepsy-basics

2014. Schater, S., Shafer, P., Sirven, J. What happens during a siezure. http://www.epilepsy.com/learn/epilepsy-101/what-happens-during-seizure

2016. National Institute of Neurological Disorders and Stroke, National Institutes of Health. NINDS Epilepsy Information Page. http://www.ninds.nih.gov/disorders/epilepsy/epilepsy.htm

Tags: