Banner Equipo Informa

Equipo Informa Home   |   About   |   Borinquena RSS

La pasión por la educación y la familia extendida de CienciaPR

Imagen de Yaihara Fortis Santiago
Yara presentando en el 2do simposio educativo de Ciencia Puerto Rico.

Durante mi doctorado, extrañé mucho estar cerca de mi familia en Orocovis y el no tener acceso a otros puertorriqueños, que como yo quisieran contribuir con ideas a los quehaceres científicos del archipiélago borincano. Como no sabía por dónde empezar decidí invitar al Dr. Daniel Colón Ramos, profesor de la Universidad Yale, a ofrecer un seminario a los estudiantes y profesores de mi programa en la Universidad Brandeis. Daniel aceptó, e inconscientemente me involucré en uno de los proyectos más satisfactorios de mi vida profesional.

Durante la visita de Daniel tuve la osadía de preguntarle cómo podía involucrarme con Ciencia Puerto Rico, organización que él había creado y manejaba en ese momento. De la conversación salieron varias ideas para conspirar y colaborar, a largo alcance, y pasamos varias semanas intercambiando ‘emails’ sobre estas ideas.

Meses después organicé el simposio anual del capítulo de SACNAS (Society for the Advancement of Chicanos/Hispanics and Native Americans in Science) de Brandeis e invité Daniel como conferenciante. Le pedí sugerencias de científicos del área de Boston que pudieran ser parte de un panel sobre carreras en ciencias. Daniel me conectó con Mónica, quien en ese momento hacía su doctorado en Harvard. La conexión con Mónica fue instantánea, como si nos conociéramos de toda la vida.   

Antes de conocer a Daniel y a Mónica en persona, ya los había conocido informalmente cuando sometí un ensayo para el libro ¡Ciencia Boricua!: Ensayos y anécdotas del cientifico puertorro. De la experiencia con el libro me quedó claro que Ciencia Puerto Rico “meant business”. Después de aquel encuentro con Daniel y Mónica me involucré como voluntaria con la organización.

En menos de un año publiqué un ensayo en el libro ¡Ciencia Boricua!; fui parte de conceptualizar, organizar y correr el primer simposio educativo ¿Quiero ser científico… y ahora qué hago?; publiqué dos artículos en el periódico El Nuevo Día; escribí dos perfiles de científicos para el portal; y organicé un panel para la conferencia de SACNAS sobre el uso de las redes virtuales para conectar a los científicos de la diáspora, siguiendo el modelo de Ciencia Puerto Rico.  Todo esto lo hice mientras defendía mi tesis del doctorado y solicitaba para la beca de Política Pública y Tecnológica de la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias (AAAS). 

De los proyectos que más me disfruté en esos años fue el ofrecer talleres sobre el libro ¡Ciencia Boricua! para más de 200 maestros alrededor de la Isla, y coordinar el Proyecto ¡Ciencia Boricua! en la Escuela Juan Ponce de León en Guaynabo.

Tengo miles de anécdotas e historias de mis años de servicio y mientras repasaba cuáles han sido mis contribuciones como voluntaria a Ciencia Puerto Rico, no pude evitar sentir nostalgia y a la vez una inmensa alegría. Ciencia Puerto Rico ha sido una escuela de vida y de desarrollo profesional que impulsó mi carrera más allá de la academia, y me dio una excusa válida para reconectarme con Puerto Rico aún en la distancia. Sin embargo, la mejor parte de Ciencia Puerto Rico es su capital humano. Ese comprometido y extraordinario grupo de voluntarios, cambió los paradigmas en mi cabeza, sobre el liderazgo, el servicio público y el trabajo en equipo.

Al principio, me motivaba ‘sólo’ la idea de aportar a la educación de la futura generación de científicos puertorriqueños, y terminé encontrando una familia extendida. Giovanna, Daniel, Mónica, Greetchen, Marcos, Jackie, Wilson y Samuel se convirtieron en una excelente fuente de apoyo intelectual y moral en los momentos más difíciles del doctorado. Las tantas reuniones (llamadas) de equipo me daban el ánimo y las ganas para enfocarme en terminar mi doctorado y encontrar mi rumbo profesional. Luego, cuando la familia siguió creciendo, conocí a Francis, a Reyna, a Paola y a los tantos otros que han puesto de su tiempo para sacar adelante los proyectos de Ciencia Puerto Rico. ¡De todos he aprendido algo!

Ciencia Puerto Rico me sacó de mi zona de comodidad, y me ofreció un canvas en blanco para diseñar y ejecutar mis propios proyectos. A través de estos proyectos he tenido la dicha y fortuna de conocer científicos increíbles y aprender de las fascinantes investigaciones que se llevan a cabo alrededor del mundo y de la mano de puertorros como yo. Así, que mientras veo como Ciencia Puerto Rico sigue creciendo y fortaleciendo su impacto dentro y fuera de Puerto Rico, siento la inmensa satisfacción de que la próxima generación de científicos puertorriqueños está en buenas manos. ¡Seguimos!

***  Ciencia Puerto Rico está celebrando su décimo aniversario.  Con tal motivo hemos lanzado nuestra primera campaña de "crowdfunding" "Yo estoy#ConCienciaPR".  No hay donativo insignificante.  Únete a nuestros esfuerzos y apóyanos con tu donativo.  Para contribuir a nuestra campaña favor visitar bit.ly/ConCienciaPR.

Tags: