Boricua abre la puerta del mercado a científicos y desarrolladores de productos

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Gerardo E. Alvarado León
Cardona Ferrer tiene un bachillerato en ingeniería química y biomolecular, con concentración en células y moléculas biológicas, de Johns Hopkins University y una maestría en ingeniería de ciencias materiales de Boston University. (Suministrada)

“Es importante entender bien la ciencia e ingeniería para poder redactar una buena solicitud de patente”.

Así, Amanda Victoria Cardona Ferrer resume su día a día como agente de patentes en el grupo de biología, farmacéutica y química del bufete Panitch Schwarze Belisario & Nadel, en Filadelfia, Pensilvania, considerado un “IP boutique”, pues solo se dedica a la propiedad intelectual (patentes, “trademarks” y “copyrights”).

En su oficina, Cardona Ferrer, de 27 años y natural de San Juan, está expuesta a innovación y tecnología nueva a diario. “Cada caso que trabajo es algo nuevo, y estoy aprendiendo cosas nuevas constantemente con la investigación que es necesaria para trabajar cada caso. En una semana puedo estar aprendiendo sobre algún polímero nuevo, un instrumento o un cosmético”, cuenta.

Como agente de patentes, Cardona Ferrer puede representar a sus clientes -de países tan distantes como Japón, China y Alemania- ante la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO, en inglés). Cuando el cliente es un inventor individual, muchas veces se encarga de la redacción de solicitud de patente de acuerdo a la descripción del inventor y de sus resultados de investigación.

“Después de someter la solicitud a la USPTO, trabajo como representante del cliente ante la oficina para defender su invento o diferenciarlo de otras publicaciones que el examinador encuentra y usa como referencia en contra de la solicitud. Otro trabajo que hago a menudo, muchas veces como parte de un equipo, es un ‘freedom to operate’ o ‘patentability search’. Estos trabajos de investigación constan de buscar todas las publicaciones o patentes publicadas relacionadas a un proyecto científico y analizarlas”, abunda, al explicar que el nivel de análisis de las publicaciones depende de si el cliente quiere patentar el invento o si solo quiere asegurarse de que no está violando la patente de otra persona.

Cardona Ferrer es la única puertorriqueña en el bufete Panitch Schwarze Belisario & Nadel. De hecho, es la única que habla español, por lo que se comunica bastante con los clientes latinoamericanos. “Al momento, no tenemos clientes de Puerto Rico, pero me encantaría poder ayudar a algún empresario puertorriqueño a obtener protección para su propiedad intelectual”, dice.

Cardona Ferrer tiene un bachillerato en ingeniería química y biomolecular, con concentración en células y moléculas biológicas, de Johns Hopkins University , y una maestría en ingeniería de ciencias materiales de Boston University . El año pasado tomó la reválida de patentes (“patent bar”), y su próxima meta es atender y graduarse de la escuela de Derecho para poder ser abogada de patentes.

Durante el bachillerato, participó en un laboratorio de biología del Kennedy Krieger Institute, que se dedica al tratamiento y la investigación de condiciones cerebrales en niños y adolescentes. En el laboratorio asistió en la creación y estudio de fármacos en moléculas grandes y su riesgo en el cuerpo (“drug delivery”). Antes de la maestría, trabajó como directora técnica (“lab manager”) de un laboratorio de genética en la Escuela de Medicina de Johns Hopkins, en el que se hace mucha investigación acerca del cáncer del seno, específicamente para evitar y reducir la metástasis.

“La experiencia que obtuve en los distintos laboratorios me ayudó a obtener el conocimiento de las tecnologías y los experimentos que se usan en la investigación científica, que ahora me permite redactar y defender las solicitudes de patente en mi trabajo como agente de patentes”, concluye Cardona Ferrer, quien por el momento no se visualiza trabajando en Puerto Rico, pero le interesa ayudar a empresarios locales desde la diáspora.

¿Eres o conoces a algún científico boricua triunfando dentro y fuera de la Isla? Escribe a ciencia@elnuevodia.com.

Tags: 

Categorías de Contenido: