Competencia Robot Makers impactó a 228 alumnos de 22 escuelas públicas superiores de todo Puerto Rico

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No
La Escuela Antonio Lucchetti, en Arecibo, obtuvo el primer lugar por desarrollar un dispositivo y una aplicación para ayudar a pacientes que no pueden hablar a comunicarse con su médico. (Suministrada)

Robots que ayudan a dispensar medicamentos, plantar huertos y realizar exploraciones submarinas son solo algunos de los proyectos que presentaron ayer estudiantes de escuelas públicas superiores que participaron de la segunda edición de la competencia Robot Makers.

La iniciativa, en la que el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio(DDEC) invirtió alrededor de $116,000, impactó durante el semestre a 288 alumnos de 22 escuelas de toda la isla, quienes recibieron varios talleres de robótica y empresarismo ofrecidos por la organización Young Entrepreneurship Education System, Inc. (Yees!). La entidad también proveyó mentoría en estos temas a 35 maestros de nivel intermedio y superior, informó Manuel Laboy Rivera, secretario del DDEC.

“Queremos que esas destrezas y ese conocimiento en robótica lo puedan aplicar para que ustedes puedan ser en el futuro los próximos empresarios puertorriqueños que apuesten a la tecnología, a la innovación y que puedan competir de tú a tú en el mundo entero”, dijo el funcionario a los jóvenes presentes ayer en el teatro del Centro Criollo de Ciencia y Tecnología del Caribe (C3Tec), en Caguas. “Queremos seguir fomentando la mentalidad creativa y empresarial”.

Por su parte, Rosalee Córdova Rodríguez, cofundadora de Yees!, explicó que luego de los talleres, los alumnos formaron equipos para asumir el reto de resolver problemas reales a través de la robótica y convertir su idea en un concepto empresarial.

Con sus robots, participaron primero en competencias regionales (norte, central y oeste). Los tres equipos finalistas de cada región pasaron a la competencia final, que se celebró ayer. Ante un panel de tres jueces (dos de la Compañía de Fomento Industrial y uno del sector privado), cada grupo presentó su proyecto y brindó datos de la utilidad del robot, mercado meta y precio al detal que tendría si saliese a la venta.

El alumno David del Valle Ortiz, de 14 años y quien cursa el noveno grado en la Escuela Secundaria de la Universidad de Puerto Rico, en Río Piedras, elaboró junto a su equipo un robot que utiliza materiales reciclables para dispensar medicamentos, al que llamaron Apothecary. “Aprendimos mucho de empresarismo, desde cómo hacer el logo, escoger los colores, el eslogan y las distintas estrategias de promoción y mercadeo que hay”, relató el joven, quien también adquirió los conocimientos necesarios para programar el robot.

Los ganadores de la competencia fueron: la Escuela Antonio Lucchetti, en Arecibo, que obtuvo el primer lugar por desarrollar un dispositivo y una aplicación móvil para ayudar a pacientes que no pueden hablar a comunicarse con su médico; el Centro Residencial de Oportunidades Educativas de Villalba (CROEV), que quedó en segundo lugar al elaborar un robot submarino que graba vídeo bajo el agua; y la Escuela Dr. Carlos González, en Aguada, que llegó al tercer puesto con un robot que siembra semillas. Los planteles galardonados recibieron premios de $2,000, $1,000 y $750, respectivamente, para fortalecer sus programas de robótica escolar.

Como parte del evento de ayer, se recibió a más de 100 estudiantes de nivel intermedio a la actividad Minibots, donde pudieron experimentar con modos de aplicar las disciplinas STEM (siglas en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Categorías de Contenido: