¿Cuál ha sido el efecto de la sequía sobre el Jardín Botánico de la UPR?

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

DAVID CORDERO MERCADO
En el Jardín Botánico de la UPR, el efecto de la sequía se ha registrado, más bien, en los niveles de pequeños lagos y riachuelos que forman parte de los distintos jardines. (Ricardo Alcaraz / Diálogo)

En esos terrenos, alrededor de 289 cuerdas cubiertas gran parte de ellas por miles de plantas, el efecto de la sequía se ha registrado, más bien, en los niveles de pequeños lagos y riachuelos que forman parte de los distintos jardines. De hecho, hasta hace varios días el riachuelo artificial del Jardín Oriental, que básicamente es el que recibe a los visitantes y empleados de la Administración Central de la UPR, lucía completamente seco.

También, han disminuido mucho los niveles del lago del jardín Monet, el del jardín de los Almendros y el lago de los patos. “La cantidad de sol es increíble y al no llover se secan”, indicó Ortiz, añadiendo que el jardín Palmetum, que contiene un lago y una colección de palmas de distintas especies, es el que menos se ha visto afectado por la sequía.

Por otro lado, el director relató que justo antes de que comenzara la sequía se había hecho una inversión de alrededor de $2 mil dólares en plantas para mejorar el aspecto de algunas áreas de los distintos jardines. A pesar de los esfuerzos, las plantas nunca crecieron. “Estaban recién sembradas antes de la sequía y tuvimos pérdidas en cuanto a la inversión que se hizo”, dijo Ortiz.

Pero no solamente se afecta la flora, sino también la fauna. En el riachuelo del jardín oriental, por ejemplo, había tortugas y peces que fueron movidas a zonas donde todavía hay agua.

“Las tortugas a veces también se meten en la tierra húmeda y se resguardan allí porque ellas pueden vivir fuera del agua”, expresó Ortiz.

Los predios del Jardín, además, reciben agua del lago Carraízo, de modo que también es parte del racionamiento que afecta a básicamente toda el área metropolitana. No obstante, Ortiz recalcó en que la mayoría de los baños en los predios cuentan con cisternas de agua, por lo que el Jardín continúa abierto en su horario regular para el disfrute del público, los siete días de la semana, desde las 7:30 a.m. hasta las 4:30 de la tarde.

Dentro del Jardín, también está abierta al público la tiendita “Verde que te quiero verde”, que además de promover un mensaje de protección al medio ambiente, realiza ventas de distintas plantas florales, medicinales y frutales, así como café 100 por ciento de Puerto Rico. El horario de la tienda es 8:00 a.m. a 4:00 p.m. de lunes a viernes y sábado y domingo hasta las 5:00 de la tarde.

Tags: 

Categorías de Contenido: