Dorado, meca del anidaje de tinglares en Puerto Rico

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Deborah A. Rodríguez Díaz
En lo que va de temporada, se han identificado 390 nidos de tinglares en la playa El Único en Dorado.Fotos por Ricardo Alcaraz

Cada fin de semana los voluntarios de la organización Chelonia vigilan la playa El Único en Dorado y esperan en silencio bajo la luz de la luna a que se asome una tinglar.

Como a eso de las 10:30 de la noche, el pasado sábado, avistaron a una hembra quien había seleccionado el lugar preciso para desovar. La tinglar 3,700, por su identificación en la aleta posterior derecha, preparó la trinchera donde guardaría a sus criaturas. Su piel, áspera y fría, se puso tensa y minutos más tarde salieron de sus entrañas docenas de tinglares encerrados en un cascarón blando y de color blancuzco.  

Mientras la tinglar entró en un trance profundo, los líderes de la organización sin fines de lucro tomaron sus medidas y la identificaron. Además, en un dibujo, fueron trazando sus partes e identificando laceraciones o mutilaciones. 

“Muy sana”, así la describieron los líderes de Chelonia, una organización sin fines de lucro que se dedica a investigar y proteger las “chelonias” o tortugas marinas. La tortuga marina, aunque con una pequeña laceración en su aleta frontal izquierda, lucía saludable y lista para cumplir su cometido. Tras unos cuantos aletazos y varios baños de arena, la 3,700 logró escavar un hueco de casi tres metros de profundidad donde depositó a sus criaturas. 

Al mismo tiempo que la 3700, alrededor de siete tortugas fueron vistas por los miembros del grupo. Este proyecto lleva más de 20 años protegiendo y conservando el hábitat de las tortugas marinas en Culebra y en la isla de Mona, pero desde hace unos años ha tomado las riendas del proyecto Tinglar Dorado en la playa El Único en Dorado. En él participan decenas de personas apasionadas por las tortugas al igual que muchos biólogos y profesionales. 

“En el 2011, la policía de Dorado nos avisa sobre unos rumores de que aquí [en la playa] hay una actividad grande de tortugas”, explicó a Diálogo Raymond Flores Rodríguez, director del proyecto Tinglar Dorado y presidente de Chelonia. Desde entonces, junto con el apoyo de la comunidad, ha detectado y monitoreado la presencia de los tinglares en la zona.

Según Flores Rodríguez, para el 2012 se identificaron 339 nidos y un año más tarde se encontraron 380. Para su sorpresa, dice que el 2014 superará por mucho los récords establecidos, ya que en lo que va de temporada los nidos identificados alcanzan los 390. Esto ha causado que El Único pase a ser la cumbre del anidaje de tinglares en Puerto Rico.

Es por esto que el municipio de Dorado, en conjunto con la Universidad Politécnica de Puerto Rico, ha desarrollado un proyecto para cercar el área y restaurar una estructura cercana a la playa que servirá como sede de la organización Chelonia y del proyecto Tinglar Dorado. Según Flores, el pasado sábado, 18 de mayo, Carlos A. López Rivera, alcalde de Dorado, se comprometió a tener listo el proyecto para el 2015. 

Además de las gestiones municipales, Chelonia presentó un documento al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) donde propone que la playa El Único sea denominada como una reserva natural protegida. Según Flores, el proyecto ya esta en manos de Carmen Guerrero, secretaria del DRNA y pronto pasará a la Legislatura. De ser así, el proyecto podría convertirse en una ley que regule el uso de dicha zona costera.

Tags: 

Categorías de Contenido: