Encendida la investigación estudiantil

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Yaritza Santiago Caraballo
Estudiantes universitarios presentaron sus proyectos durante el Cuarto Simposio de Investigación Estudiantil. (David Villafañe)

Jessica Rivera no imaginaba que los cropolitos o las heces fecales podían tener tanta información hasta que comenzó a investigar unas heces fecales de indígenas que fueron encontradas en la isla municipio de Vieques durante la década de 1970.

Rivera, de 27 años y estudiante de microbiología ambiental de la Universidad de Puerto Rico (UPR), recinto de Río Piedras, se unió hace cuatro años al equipo investigativo que colabora con  el Centro de Investigación Arqueológica de dicho recinto en el estudio de los microorganismos, las bacterias, y los virus que están preservados en fósiles, contó la joven durante su asistencia ayer al Cuarto Simposio de Investigación Estudiantil que celebró el capítulo local de la Sociedad de Microbiológos de Puerto Rico en la UPR de Cayey.   

El lema del evento fue “Pasando la antorcha de la investigación y la ética a la próxima generación”.  

Hace cuatro años, Rivera lleva investigando los cropolitos de las poblaciones  indígenas que habitaban en Vieques durante la época precolombina. Es decir, según ella, que esas muestras de heces fecales encontradas en excavaciones tienen entre 1,000 a 1,700 años. Los cropolitos encontrados son de dos culturas indígenas: la saladoide y huecoide.

 

 

“A través de nuestra investigación con las heces fecales estamos buscando claves  de estas dos culturas como su dieta, sus costumbres. Esas heces fecales se encontraron en las excavaciones que se hicieron en Vieques. Algunos cropolitos  que se encontraron parecían rocas y otros  tenían la morfología muy parecida a... Esas muestras se guardaron y no se habían estudiando a fondo, a nivel  molecular”, destacó la estudiante. 

¿Qué encontraron en la investigación?, se le preguntó. “Yo no pensaba que ese tesorito tenía tanta información. Detectamos ADN de la plantas, ADN de microbios que se sabe que en infectan ciertos organismos”, explicó. 

Rivera, por ejemplo, detectó en los cropolitos un virus que infectan a los roedores, lo que evidencia que comían ese tipo de animal. Detectó también en las heces fecales la existencia de parásitos que infectan a los caracoles,  y otros parásitos que infectan a los crustáceos.

Según la estudiante, este tipo de investigación es esencial para que las personas tengan  mayor conocimiento  sobre la  historia de Puerto Rico y  sus  antepasados.

Durante el evento, el estudiante  Alfredo González, de 25 años y estudiante doctoral en microbiología ambiental de la UPR, recinto de Río Piedras, presentó una investigación donde resaltó que la bacteria E. Coli no puede ser utilizada como  un indicador de contaminación fecal en lugares como las playas, ya que se han encontrado cepas de esta  bacteria en lugares no contaminados como el bosque El Yunque. 

“Hay que buscar otras opciones como indicadores como los enterococos, losbacteriófagos”, manifestó el joven.

 

Tags: 

Categorías de Contenido: