Estudiante puertorriqueña explora océanos de la mano de robots

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Pedro A. Menéndez Sanabria
María Gabriella Mongil Lomba es la primera puertorriqueña en participar en el prestigioso programa de internado en el buque de investigación científica Nautilus. (Ana María Abruña Reyes)

HUMACAO - Para María Gabriella Mongil Lomba la robótica siempre ha sido una fascinación que la ha impulsado a la exploración, pero nunca se imaginó que su pasión la llevaría a recorrer vastos acantilados submarinos llenos de extrañas criaturas, múltiples sorpresas y hasta restos de un naufragio.

Con tan solo 16 años, la estudiante de ingeniería, quien adelantó sus estudios de escuela superior y ya fue aceptada en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), se convirtió en la primera puertorriqueña en participar del prestigioso programa de internado en el buque de investigación científica Nautilus, donde tuvo la oportunidad de aplicar sus conocimientos y ver un mundo distinto al que estaba acostumbrada.

Mongil Lomba regresó a Puerto Rico este jueves, luego de esta experiencia educativa de verano que incluyó una estancia dentro del Nautilus en el Océano Pacífico y talleres en la Universidad de Rhode Island.

 

 

"La experiencia completa fue un ejercicio de adaptación, desde el cuerpo que se tiene que acostumbrar a la vida en alta mar hasta aprender a realizar diferentes funciones a la misma vez, ya que es impresionante todo lo que la tripulación puede hacer desde un solo barco", narró Mongil Lomba al mencionar que entre sus funciones estuvo el catalogar todo tipo de animal submarino captado por las cámaras de la embarcación y trazar mapas del fondo marino con la ayuda de radares.

Sin embargo, más allá de la exploración, fue la oportunidad de entregarse de lleno a su pasión por las máquinas lo más que deleitó a esta entusiasta de la robótica, ya que pudo colaborar en el uso y mantenimiento de Hércules, un gigantesco androide utilizado por la tripulación de científicos e ingenieros para examinar de manera precisa el espacio submarino.

"Hay mucho trabajo relacionado a la robótica dentro del barco. Por ejemplo, en una  ocasión al ‘Herc' se le dañó uno de sus brazos y fui a observar cómo lo arreglaban y me dieron la oportunidad de colaborar. Ellos me decían qué hacer y la razón de ello", narró la joven.

Mongil Lomba pudo poner en práctica dentro del barco lo aprendido en el club de robótica de Palmas Academy, en Humacao. Como parte de este grupo, la adolescente recibió varios galardones a nivel internacional por sus proyectos, incluyendo el primer lugar del ‘National Sea Perch Challenge' celebrado este año en la Universidad de Massachussets.

 

María Gabriella Mongil Lomba explica algunos de los proyectos de trabajó junto al club de robótica de Palmas Academy.María Gabriella Mongil Lomba explica algunos de los proyectos de trabajó junto al club de robótica de Palmas Academy. (Ana María Abruña Reyes)

 

De hecho, fue su experiencia diseñando y ensamblando aparatos submarinos junto al club lo que la ayudó a destacarse entre los estudiantes que participaron del internado que duró varias semanas.  Además del Nautilus, el internado incluyó una serie de talleres en la Universidad de Rhode Island, trabajar en la clasificación de corales, visitas a diversos museos y hasta conocer al profesor de oceanografía y experto en arqueología submarina Robert Ballard, quien descubriólos restos del Titanic en 1985.

Claro, cabe destacar que no todo fue trabajo, pues la puertorriqueña y el resto de los estudiantes pudieron correr el barco de lado a lado para apreciar los grupos de delfines que se aproximaban o durante el avistamiento de majestuosas ballenas.

Vital el rol del educador

Aunque fue invitada a aplicar para este internado por parte de la tripulación del Nautilus, luego de que vieran su reacción durante una visita que hizo junto al club de robótica cuando la nave desembarcó en la Isla hace unos meses, Mongil Lomba confesó que fue una de sus maestras, Carla Cortés, quien la impulsó a aventurarse en esta peculiar experiencia.

"Yo no pensé que (el internado) iba a pasar, pero ella sí y me ayudó en todo. Carla fue quien me dio ese empujón que necesitaba para dar lo mejor de mí y lograr algo que no podía imaginar ser capaz de hacer. Creo que profesores como ella son bien importantes en la vida de los estudiantes ya que te motivan a esforzarte a ser mejor y a veces eso es lo único que una persona necesita, alguien que crea en ti para poder lograrlo", opinó la alumna, quien además destacó el apoyo de sus familiares y de Aymette Medina, coordinadora de varios grupos de robótica alrededor de la Isla e integrante de la organización ‘Learning by Doing'.

 

La profesora Carla Cortés guió a María Gabriella Mongil Lomba y el resto del equipo de robótica de Palmas Academy en sus proyectos.La profesora Carla Cortés guió a María Gabriella Mongil Lomba y el resto del equipo de robótica de Palmas Academy en sus proyectos. (Ana María Abruña Reyes)

 

Por su parte, Cortés resaltó la importancia de toda la experiencia que Mongil Lomba ganó durante su participación en actividades extracurriculares, como el diseño y construcción de diversos modelos de submarinos operados por control remoto.

"El proceso de resolver problemas es el mismo. Todo lo que ella aprendió a un nivel micro pudo aplicarlo a un nivel macro con un robot como el Hércules que en síntesis es similar a los modelos en PVC que ellos hicieron, lo único que este es más elaborado y emplea piezas más caras", manifestó Cortés.

Experiencia formativa

Aparte de expandir sus conocimientos, el internado le abrió los ojos a  María Gabriella a nuevas oportunidades laborales, por lo que aseguró que se encuentra analizando sus opciones universitarias.

"Voy a explorar las carreras de ingeniería y me gusta mucho todo lo relacionado a la robótica, pero ahora mismo no tengo un área específica definida donde me quiero desarrollar, pero definitivamente va a estar relacionada a estas dos ramas", comentó sobre su futuro la estudiante que también quedó fascinada con la oceanografía.

Tags: 

Categorías de Contenido: