First master degree in Kinesiology from the UPRUPR otorga primera Maestría en Kinesiología de Puerto Rico

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Por Mariam Ludim Rosa Vélez
Diálogo Digital

Christie Marielle González Toro nunca imaginó que su interés por ser educadora en el campo de la Educación Física y su anhelo de aportar a una sociedad más saludable, tomara un giro histórico al convertirse en la primera estudiante en obtener una Maestría en Kinesiología del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) y a su vez, la primera en lograr este título en una institución educativa de Puerto Rico.

La disciplina de la Kinesiología, que estudia científicamente los movimientos del cuerpo humano, se formalizó como concentración graduada en el Departamento de Educación Física del RUM en agosto del 2009. Abarca cuatro áreas: Enseñanza de la Educación Física, Biomecánica del Movimiento Humano, Entrenamiento Deportivo y Fisiología del Ejercicio. La joven, quien también obtuvo su grado de Bachillerato en el Recinto de Mayagüez, en el 2008, optó por la primera opción, que inició precisamente el mismo semestre que nació el programa.

"Ser la primera estudiante graduada de la Maestría en Kinesiología significa la culminación de una de mis metas y un triunfo dentro de mi carrera", expresó la caborrojeña de 25 años de edad.

La estudiante decidió completar esta concentración, ya que considera que, a través de la educación, puede hacer una diferencia. "Me encanta enseñar. Con esta carrera tengo la oportunidad y responsabilidad de aportar algo útil para la sociedad, en la que, lamentablemente, la tasa de obesidad y sedentarismo ha incrementado de manera significativa en los últimos años. Considero que los maestros de Educación Física tenemos las herramientas para educar a la sociedad en cómo mantener una vida activa y saludable", puntualizó.

Su tesis titulada Percepción de los practicantes docentes de Educación Física de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, recoge la retroalimentación que reciben de sus maestros cooperadores y supervisores universitarios.

"La experiencia de la Maestría fue muy gratificante, aprendí muchos conocimientos importantes para mi desarrollo profesional y adquirí muchas destrezas investigativas. Tuve la oportunidad de trabajar junto a la facultad graduada quienes fueron mis guías en el área académica y a la misma vez siendo colegas, ya que durante dos años y medio tuve el privilegio de ser ayudante de cátedra del Departamento", relató.

Asimismo, le tocó la tarea de recorrer un sendero educativo nuevo, por lo que el proceso representó una oportunidad de aprendizaje tanto para ella como para los coordinadores de la Maestría también conocida por las siglas MAK.

"La perseverancia que posee Christie es extraordinaria. Ella siempre estuvo (y está) a la disposición de aprender, no importa las dificultades que se le presentaron en el camino, ella siempre trabajó fuertemente para poder cumplir con sus tareas. Al ser la primera en graduarse de nuestro programa, no tuvo ejemplos a seguir, ya que no existían. Así que todo lo que ella realizó fue nuevo. Fue por primera vez. Lo que le tocó a ella no fue nada fácil", explicó, por su parte, el doctor Carlos E. Quiñones Padovani, coordinador de la MAK.

Agregó que el logro de la joven servirá como guía para que otros alumnos se interesen en la Kinesiología, vocablo que se origina de las palabras griegas kinein, que significa moverse y logos, que es estudiar.

"Para nosotros es un logro inmenso. Tantos años de trabajo sacrificado y por fin tenemos a una profesional creada por el mejor programa graduado en nuestra área en Puerto Rico. Ahora podemos decir que, por fin, estamos logrando un cambio significativo en los profesionales en nuestra área para poder llevar de una manera efectiva nuestros servicios a la comunidad. Con este logro, promoveremos nuestro programa y le dejaremos saber a nuestros futuros estudiantes que sí hay un resultado concreto, que sí se puede lograr y que estamos preparando profesionales de alto calibre", puntualizó el coordinador de la MAK. 

Precisamente, el objetivo principal de esta Maestría, que actualmente tiene unos 20 estudiantes, incluyendo internacionales, es desarrollar profesionales que puedan impactar la calidad de vida a través de la Educación Física.

"Ahora mismo no existe ninguna otra universidad en Puerto Rico, tanto pública o privada, que ofrezca un programa multidisciplinario en Kinesiología", añadió Quiñones Padovani. 

La joven educadora tiene planes de proseguir estudios doctorales en alguna universidad de Estados Unidos dentro del área de Educación o Educación Física Adaptada.