Ha variado mucho el proyecto del Gasoducto

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Por José A. Delgado / Jdelgado@elnuevodia.com El Nuevo Día WASHINGTON – El proyecto del Gasoducto que el Cuerpo de Ingenieros tiene ahora ante su consideración es significativamente distinto al original, según advirtió ayer el jefe de la oficina de Jacksonville de esa dependencia. El coronel Alfred Pantano, quien está a cargo de la oficina del Cuerpo de Ingenieros que decidirá si se autoriza el Gasoducto, hizo los comentarios en reuniones independientes que tuvo ayer con el congresista boricua Luis Gutiérrez, demócrata por Chicago, y el comisionado residente Pedro Pierluisi. No está claro si ante los cambios hechos al proyecto será necesario un nuevo proceso de consultas públicas. “"Lo que se comentó es que ha habido una cantidad extraordinaria de insumo de todas las partes con interés en el asunto y que el proyecto se ha nutrido de ello", indicó, por su parte, el comisionado Pierluisi, quien respalda el proyecto del Gasoducto. Pantano viajó a Washington para darle una sesión informativa sobre el Gasoducto a la secretaria adjunta del Ejército a cargo de Obras Públicas, Jo-Ellen Darcy, quien supervisa el Cuerpo de Ingenieros y se reunirá esta tarde con Gutiérrez por petición del congresista boricua. Ante su cita con Darcy, Pantano aprovechó para pedirle audiencia tanto a Gutiérrez – quien fiscaliza el proyecto y mantiene activa una petición de acceso a información – como a Pierluisi. El encuentro le permitió a Gutiérrez insistir en las dudas que ha tenido con el proyecto, desde su necesidad real, su impacto ambiental, la capacidad de Eco Eléctrica para convertir gas natural y hasta las relaciones de amistad de funcionarios de la oficina de Pantano con representantes del Gobierno de Puerto Rico a cargo del proceso de obtención de permisos. En múltiples correos electrónicos obtenidos por Gutiérez a través de la ley federal de acceso a información, se refleja la mucha confianza que existe entre funcionarios del Cuerpo de Ingenieros en Jacksonville, la empresa BC Peabody y Daniel Pagán, presidente de Asesores Ambientales y Educativos. Varios empleados de BC Peabody, incluido Lawrence Evans (quien parece tener el rol principal en el proyecto del Gasoducto), trabajaron en la oficina de Jakcksonville del Cuerpo de Ingenieros. Pagán, quien tiene contratos por $2.3 millones con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en torno al Gasoducto, subcontrató a BC Peabody y ha insistido en que cumplen con las normas éticas. Gutiérrez también le sugirió a Pantano mantener consultas permanentes con el Servicio de Vida y Pesca Silvestre – del Departamento del Interior de Estados Unidos-, que ha advertido de los peligros ambientales que causaría una tubería que recorrería 92 millas y que inicialmente se determine que impactaría hasta 32 especies en peligros de extinción. Pierluisi, sin embargo, dijo que en este momento el proyecto impactaría tres especies en peligro de extinción. “No tengo duda de que los profesionales del Cuerpo (de Ingenieros) cumplirán con su deber ministerial en este asunto”, indicó Pierluisi tras la reunión con Pantano, en la que también estuvieron presentes el jefe de la División de Regulaciones de la oficina de Jacksonville, Donnie Kinard; el jefe de Permisología, Oswaldo Collazo; el asesor de regulación John Kasbar; y Matt Gapinski, enlace del Cuerpo de Ingenieros con el Congreso.