La Red Sísmica está atenta a los temblores en el noroeste de Puerto Rico

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

José Orlando Delgado Rivera

El director de la Red Sísmica de Puerto RicoVíctor Huérfano, aseguró esta mañana que se mantienen “observando” los temblores sentidos esta semana en la zona del cañón de la Mona al noroeste de la isla.

El experto recalcó que estos movimientos de tierra no tienen una relación probada con la falla que se mantiene activa al sur de Puerto Rico y que ocasionó un terremoto de 6.4 el 7 de enero.

Un temblor se desarrolló este miércoles a las 10:27 a.m. en la zona del cañón de la Mona y tuvo una magnitud de 4.6 con una profundidad de 7 kilómetros.

“Este fue un evento sentido a través de todo Puerto Rico, tuvimos reportes del área oeste. Por ejemplo, hubo una intensidad de 4 en Mayagüez y se sintió en la zona metropolitana”, estableció.

Huérfano explicó que el cañón de la Mona es una de las zonas de mayor actividad sísmica en Puerto Rico, siendo parte del sistema de fallas que bordea a la isla.

Los sismos en Puerto Rico se concentran en ocho áreas: Trinchera de Puerto Rico, la que constituye el punto más profundo del océano Atlántico alrededor del país y el segundo en todo el planeta; las Fallas de Pendiente Norte y Sur; la Zona Sísmica del Sombrero al noreste de la isla; el Pasaje de la Mona; el Cañón de la Mona; la Depresión de las Islas Vírgenes; la Falla de Montalva; y la Trinchera de Muertos.

“La situación tectónica de Puerto Rico responde a la interacción entre la placa del Caribe y la de Norteamérica”, puntualizó al indicar que esta última, aunque no es sumamente activa, tiene movimientos continuos.

Según el experto, las fallas en la isla tienen su propia actividad, por lo que no está probado que los movimientos que se desarrollan en una falla inciden en otra.

“Es importante que se sepa que no hay una relación directa de una falla con otra, pero al estar más cerca (la falla del sur con el cañón de la Mona) puede ser que una falla tenga algún tipo de inducción. Es decir, que la vibración tenga una relación con otra, pero eso los científicos son los que investigan”, subrayó.

El experto recordó el 23 de septiembre de 2019 se registró un sismo de 6.0 en el cañón de la Mona que se sintió en casi toda la isla.

“El suroeste de Puerto Rico es una zona activa y tiembla todos los días, en el cañón de la Mona tiembla a menudo, eso no es nada nuevo”, recalcó.

Cuestionado sobre si alguna falla del noroeste se activó, Huérfanodijo que ese detalle “no es primordial”.

“El punto es que son fallas que vienen dando actividad sísmica desde que la Red Sísmica está monitoreando los movimientos de tierra”, expresó.

No obstante, ante los continuos movimientos de tierra en el noroeste, los científicos se mantienen evaluando evolución de los sismos.

El terremoto entre Jamaica y Cuba

Entretanto, Huérfano puntualizó en que el terremoto de 7.7 que se desarrolló entre Jamaica y Cuba no tiene nada que ver con la actividad sísmica en Puerto Rico.

“El evento (de 7.7) se sintió en Mayagüez con apenas una intensidad de 2, son cosas completamente apartes. Aquí lo que se podría decir es que el movimiento que hace una falla produce que otra entre en movimiento, pero eso hay que estudiarlo. No hay una relación directa”, estableció.

Seguirá temblando en el sur

Mientras, Huérfano fue enfático en que los temblores en la zona suroeste de Puerto Rico continuarán.

“Lo que dice la proyección del Servicio Geológico de Estados Unidos es que esa actividad va a continuar en esa zona por días adicionales y van a haber eventos que se sientan más y otros menos”, anticipó.

Dijo que el escenario de que ocurra un evento mayor a 6.4 “es muy bajo”.

Ante eso, dijo que lo más importante es que los ciudadanos no bajen la guardia y mantengan activos sus planes de emergencia.

Sostuvo que Puerto Rico tiene que comenzar a tener “conciencia sísmica”, debido a que los movimientos de tierra son parte de nuestra realidad.

“Esto es una situación que no es de hoy ni de ayer y la isla siempre ha estado en la zona de interacción de estas placas”, acotó.

Tags: