Reciclaje de aceite de motor en Puerto Rico

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Escrito por Mi Puerto Rico Verde Aceite de motor usado: Re-refinado y redefinido Tomando en cuenta que Puerto Rico cuenta con más de 3,000,000 de vehículos de motor, pudiera parecer que nuestra dependencia en el petróleo es una realidad inevitable. Aquí se consumen 995 mil millones de galones de gasolina anualmente. Sin embargo, no sólo de gasolina vive el carro. El motor de combustión interna necesita de una continua lubricación para alcanzar su máximo rendimiento. Esta es la misión de los 14 millones de galones de aceite lubricante importados a nuestra Isla anualmente. El aceite de motor trae consigo otro dilema pues a diferencia de la gasolina, el aceite de motor no se consume. Es decir, la labor de lubricar un motor no consume el lubricante. Este simplemente se deteriora llevando a cabo su función, y por tal razón es necesario cambiarlo cada cierto tiempo. ¿Pero que hacer con el aceite de motor usado? En el año 1996, se implantó en la Isla la Ley Núm. 172, conocida como la Ley para el Manejo Adecuado del Aceite Usado en Puerto Rico. En aquel entonces se determinó que el manejo adecuado era el darle un último uso al aceite usado; como combustible. En las palabras de la Autoridad de Desperdicios Sólidos: "Esta ley permitió transformar un problema en una solución que resultó beneficiosa en términos socioeconómicos y ambientales, al proteger los recursos naturales de la Isla." Sin cuestionar la veracidad de esta aseveración, lo que es cierto es que el permitir la quema de aceite usado le dió acceso a diferentes industrias a la utilización de un combustible barato para correr sus generadores o para mantener calderas. En aquel momento tampoco existía otra alternativa viable para lidiar con el problema del aceite de motor usado. Prueba de esto es que la Autoridad de Desperdicios Sólidos consideraba el reciclaje como parte de la solución, aunque no existían herramientas para llevarlo a cabo. Enterrar drones de aceite bajo tierra quizás se presentaba como la única alternativa a la mano. Trece años más tarde, una mejor solución existe en nuestra Isla. Puerto Rico cuenta hoy con una de las cinco plantas de reciclaje de aceite de motor usado en el mundo. A un costo sobre los 20 millones de dólares, Olein Recovery Corp., es la única planta en el mundo que recoge el aceite de motor usado, lo re-refina, mezcla y empaca, produciendo un aceite reciclado y certificado por el American Petroleum Institute. Es decir, Olein Recovery Corp., le provee a Puerto Rico un ciclo cerrado de reciclaje de aceite de motor. A diferencia de la quema de aceite como combustible, el reciclaje real conlleva la reutilización del recurso cuantas veces sea posible. El aceite sólo se puede quemar una vez, pero si se re-refina, cada galon de aceite de motor usado puede producir 2.5 cuartos de aceite de motor reciclado. Este aceite de motor producido (re-refinado) resulta ser de la misma calidad que el aceite de motor vírgen y tiene que pasar por las mismas pruebas establecidas por el American Petroleum Institute (API). Además, el ahorro enérgetico es enorme pues se necesitan 42 galones de petróleo crudo para producir los mismos 2.5 cuartos de aceite de motor. Puerto Rico, sin embargo, apenas utiliza esta facilidad. Hoy en día, de los 14 millones de galones de aceite lubricante importados, tan sólo 3.3 millones se recogen para quemarse como resultado de la ley 172 . Los restantes 10.7 millones se pierden entre la mala disposición y los defectos mecánicos de carros y camiones. Esta es una de las razones por la cual una planta que tiene la capacidad de producir 645 galones por hora actualmente sólo produce 350 galones. La falta de apoyo gubernamental es otra de las razones. Hasta el día de hoy sólo los bomberos de Puerto Rico se han comprometido con utilizar los servicios de Olein Recovery Corp. Ninguna otra agencia de gobierno alimenta a esta re-refinería con sus aceites y mucho menos le compra aceite re-refinado aún cuando el mismo es tan bueno como el que se califica como virgen y su producción es local. En algunos casos hacen caso omiso de las recomendaciones del gobierno de Estados Unidos que está impulsando el uso de al menos un 25% de materiales reciclados en cualquier compra que se haga con fondos federales. Es intresante que aún cuando desde sus inicios, en el año 2004, la empresa puertorriqueña ha mantenido siempre sus puertas abiertas al público interesado en conocerla, esta ha tenido que invertir tiempo, dinero y esfuerzos en la compra de aceite extranjero para poder mantener su operación corriendo. Y como dato curioso, la empresa ha sido victima inocente de la falta de conocimiento público acerca de su operación. El gerente general de Olein Recovery Corp, Charles Alvarado señaló que a raíz de la explosión de CAPECO, la empresa fué identificada como una bomba de tiempo, sin embargo la empresa no almacena gasolina o derivados. Algunos achacan la desición del gobierno de no comprar aceite reciclado, a la falsa percepción de que el aceite re-refinado no es aceptable para las garantías de los vehículos de motor. Pero nada puede estar más lejos de la realidad. El aceíte de motor re-refinado ya tiene alrededor de 15 años en los mercados americanos y el American Petroleum Institute lo aprueba utilizando los mismos requisitos que cualquier otro aceite de motor, vírgen o no. Sólo basta con buscar un poco de información al respecto para asegurar que la mayoría de los manufactureros de motores en los Estados Unidos, Europa y Asia aceptan e identifican el aceite re-refinado como de igual o mejor calidad, siempre y cuando este esté aprobado por el API. Irrespectivamente, la realidad es que no existe razón para que una compañía puertorriqueña se vea obligada a importar material para reciclar cuando en Puerto Rico hay más que suficiente. Sólo basta con que el resto de las industrias en P.R. sigan los pasos de otras que ya han respaldado el reciclaje de aceite por encima de la quema del mismo. Compañías como Master Concrete, Master Products, Ecológica Carmelo, Las Piedras Construction, Landfills Technology, Vaquerías Tres Monjitas, Fast Lane Lube Centers, Triangle Dealers, Auto Grupo Dealers, Royal Motors y Meca Car Wash ya reciclan su aceite de motor. Nosotros como individuos también podemos hacer un cambio, y no precisamente de aceite. Cuando te cambien el aceite exige que se recicle y que no se queme. Visita las tiendas que apoyan la buena disposición. Y si lo hace personalmente, disponga de su aceite responsablemente a través de un local que verdaderamente lo recicle. No lo tires, no lo quemes, ¡dale vida! Recuerda... en Puerto Rico todo lo que tiras llega al mar.