Recobra poco a poco su brillo la bahía bioluminiscente

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Gloria Ruiz Kuilan / gruiz@elnuevodia.com
(jose.madera@gfrmedia.com)

Mientras la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) evalúa la posibilidad de reubicar y hasta cancelar la construcción de una estación de bombeo cercana a la Bahía Bioluminiscente de Fajardo, la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, Carmen R. Guerrero Pérez, aseguró hoy que la Laguna Grande de Fajardo aún brilla, según constató durante un recorrido en kayak que realizó anoche. 

Guerrero Pérez realizó el recorrido junto a un grupo de empleados de la agencia y pudo observar que el fenómeno de la bioluminiscencia en la Laguna Grande muestra señales de recuperación.  Según explicó, hizo un recorrido en kayak de dos horas principalmente por el área centro y norte de la Laguna.

“Pudimos constatar que todavía hay luminiscencia en la laguna. Hay microorganismos. Yo que he visitado esa laguna por años sí puedo constatar que quizás no estaba tan brillante como en ocasiones pasadas, pero todavía hay luminiscencia y todavía hay dinoflagelados (los microorganismos responsables del resplandor en el agua)”, dijo la funcionaria.

“Pero todavía tenemos que hacer un plan de trabajo para asegurar que controlamos y manejamos las fuentes de contaminación y de impacto que pueden estar recibiendo esta laguna que van desde la erosión hasta la sedimentación por diversos proyectos que se están construyendo en el área”, agregó.

Igualmente, Guerrero Pérez recalcó que otro problema que está afectando la laguna es la contaminación lumínica.

“Afecta la percepción de la luminiscencia no solo desde el municipio de Fajardo y las áreas cercanas a la bahía sino que se veía el impacto desde el municipio de Luquillo”, afirmó.

La secretaria acudió a la laguna luego de que esta semana trascendiera que la bahía había perdido su bioluminiscencia supuestamente por los trabajos de construcción de la AAA en un área contigua de la laguna.

La AAA se propone ubicar una estación de bombeo cercano al canal de la laguna y en la actualidad se instalaban las tuberías para recoger las aguas sanitarias. Sin embargo, desde ayer -y por dos semanas- se mantendrá paralizada la construcción.

De hecho, el presidente de la AAA, Alberto Lázaro, dijo que se evalúa la posibilidad de reubicar la estación de bombeo más hacia el sur, pero recalcó que esa fue una opción que se consideró previamente y se descartó. 

“No importa si la pongo donde está o la pongo más al sur, el desborde va a terminar en la bahía”, dijo Lázaro. 

Explicó que si se ubica el proyecto más hacia el sur quedaría cerca de un parque de niños, en terreno arenoso y conllevaría la construcción de una segunda bomba de relevo que se ubicaría cerca del balneario Seven Seas. “Entonces, tienes dos bombas que operar y mantener”, dijo Lázaro lo que aseguró elevaría el costo del proyecto que está estimado en unos $11 millones.

De esa cantidad, aproximadamente la mitad proviene de fondos federales, sostuvo Lázaro.

“Si se reubica tendría que cancelar al contratista y me costaría más, y posiblemente haya que devolver los fondos federales porque están para usarse ahora. Si el proyecto de Acueducto es tan problemático al ambiente actual que es mejor no hacer el proyecto y que continúe la contaminación de los pozos sépticos, no cabe otra que cancelar el proyecto. Eso sería un error, a mi juicio”, puntualizó.  “Ambas cosas se están evaluando”. 

Entretanto, la secretaria del Departamento de Recursos Naturales dijo que se mantiene investigando qué pudo causar la ausencia de brillantez en la bahía.

“Todavía nos preocupa cuáles fueron todos los factores que llevaron a la reducción drástica en el nivel de bioluminiscencia en la Laguna Grande durante los últimos días.  Por consiguiente, continuaremos con nuestro proceso investigativo para conocer todas las razones de este comportamiento”, afirmó.

Tags: 

Categorías de Contenido: