Refugio de Vieques genera su propia electricidad

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Gloria Ruiz Kuilan / gruiz@elnuevodia.com

Tres de los cuatro edificios del Refugio Nacional de Vida Silvestre de Vieques funcionan con la energía que produce un sistema de paneles fotovoltaicos instalados en 2012. 

El año pasado, este  sistema alterno para generar energía produjo 59,751 kilovatios de luz, lo que redundó en un ahorro en la factura de electricidad de $18,522.81. 

“El sistema solar nos permite operar el área del taller de mantenimiento, el vivero del refugio y la residencia de voluntarios e investigadores”, precisó la directora del Sistema de Refugio para el Servicio de Pesca y Vida Silvestre en Puerto Rico, Susan Silander. 

El Refugio Nacional de Vida Silvestre de Vieques es el único de su tipo en Puerto Rico que opera parcialmente sin la ayuda de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), indicó Silander. El centro de visitantes aún continua operando con energía provista por la AEE, agregó. 

“El refugio es uno de los pocos lugares donde sí hemos instalado y operado este tipo de sistema en el Caribe y el sureste de Estados Unidos que no dependemos de energía eléctrica para nada. Las líneas eléctricas están todavía ahí, pero lo vamos a sacar prontamente”, dijo. 

Estos logros permitieron que el Refugio Nacional de Vida Silvestre de Vieques recibiera en estos días el premio de Liderato Ambiental otorgado por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre. 

“Reconoce que como agencia hemos implementado más conciencia ambiental”, explicó Silander, al tiempo que aclaró que el galardón no conlleva la entrega de dinero para el refugio.  

En 2001, la Marina de Guerra estadounidense comenzó la transferencia de los antiguos terrenos militares, en los que se estableció el Refugio Nacional de Vida Silvestre de Vieques, que es administrado por el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre. En 2009, los ingenieros del refugio decidieron establecer un programa para auscultar la posibilidad de establecer un sistema de generación de energía con fuentes renovables. De ahí surgió la decisión de optar por los paneles fotovoltaicos con baterías, explicó Silander. 

Adelantó que en un futuro se proponen independizar el refugio por completo de la AEE  y también colocar placas fotovoltaicas al centro de visitantes.

Mientras tanto,  el centro de visitantes de Las Salinas, en Cabo Rojo, está encaminado a volver a independizarse de la AEE, dijo Silander. El lugar es administrado por  la organización Caborrojeños por la Salud y el Ambiente y cuenta con un sistema de paneles fotovoltaicos exclusivo para ese lugar, pero tuvieron problemas con las baterías lo que los obligó a conectarse a la AEE. Silander dijo que recientemente el gobierno federal le entregó a la agrupación $50,000 para el arreglo de las baterías. “Esperamos que durante este año fiscal esté operando”, dijo.

La Oficina del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Cabo Rojo también se encamina a ser independiente de la AEE, sostuvo Silander. Indicó que ya el vivero cuenta con un sistema para generar energía con el sol.

Tags: 

Categorías de Contenido: