Sobregiro ambiental en la Isla

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Gerardo E. Alvarado León
Puerto Rico lleva poco más de 20 años en incumplimiento con la ley que obliga a que la tasa nacional de reciclaje sea de 35%. (Archivo/GFR)

Puerto Rico necesitaría una extensión territorial 26 veces más grande que la actual para poder cosechar la comida que consumen y asimilar los contaminantes que generan sus 3.5 millones de habitantes.

En otras palabras, el País tendría que duplicar el tamaño de Cuba para poder reducir su huella ecológica.

“Hace tiempo que Puerto Rico tiene un serio sobregiro ambiental”, resumió el exdirector de la División de Protección Ambiental del Caribe de la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), Carl Soderberg.

Las expresiones de Soderberg sirven para extrapolar a la Isla los resultados de un reciente estudio de la organización Global Footprint Network, que concluyó que si a nivel global se sigue consumiendo al ritmo actual, se necesitarán 1.6 planetas como la Tierra para satisfacer las demandas de la humanidad. 

“día del exceso de la tierra”. A grandes rasgos, el estudio encontró que el planeta ya agotó todos sus recursos para este año.

Específicamente, el pasado lunes, 8 de agosto, fue descrito como el “Día del Exceso de la Tierra”. Esto implica que desde ahora y hasta fin de año, la atmósfera, los océanos y los bosques no podrán reponer, por ejemplo, el dióxido de carbono que se produzca, los peces que se consuman y los árboles que se talen.

Hace una década, el  “Día del Exceso de la Tierra” solía caer a finales de septiembre, destacó  Global Footprint Network.

Para hacer su estudio, Global Footprint Network usa datos que la Organización de las Naciones Unidas  tiene sobre diversos indicadores económicos, tales como pesca, transporte, manejo de bosques y producción de energía, y cómo se traducen en emisiones de carbono.

La humanidad, en resumen, está consumiendo y contaminando más rápido que la capacidad de regeneración del planeta.

En opinión de Soderberg, Puerto Rico es vivo ejemplo de esa tendencia, pues sus 3.5 millones de habitantes consumen y contaminan “como si la Isla fuera un continente… un continente rico”.

Factores

Uno de los factores que ilustran el sobregiro o déficit ambiental del País es la generación de desperdicios sólidos por persona, que ronda las cinco libras diarias.

“Hay países industrializados en Europa que generan la mitad de esa basura al día, aun teniendo mucha más extensión territorial que nosotros para poder disponer de ella. La realidad es que somos una isla pequeña”, dijo Soderberg.

Otro factor, indicó, es que Puerto Rico es una de las jurisdicciones de mayor generación eléctrica por kilómetro cuadrado. El petróleo, gas natural y carbón siguen siendo los principales combustibles de generación eléctrica en la Isla, y los tres están asociados con las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Movernos de petróleo a gas natural es bueno porque es menos contaminante, pero no nos estamos moviendo masivamente hacia la generación con energía renovable. Y ese movimiento tiene que ser a nivel de casas y edificios, no a nivel de hacer fincas de paneles solares o aerogeneradores. Pero por todos es sabido que hay muchas quejas de la propia Autoridad de Energía Eléctrica  pone trabas a los ciudadanos que quieren ser autosuficientes energéticamente hablando”, aseveró.

Un tercer factor es que los ríos y quebradas, entre otros cuerpos superficiales de agua, no cumplen con las normas de calidad de la Junta de Calidad Ambiental, pues se les descargan contaminantes que sobrepasan su capacidad asimilativa.

Soderberg resaltó que dicho incumplimiento supone un “alto costo económico” a la hora de procesar o tratar el agua para que cumpla con los parámetros de potabilización de la EPA y el Departamento de Salud.

“También hay que considerar como factor el hecho de que importamos el 85% de la comida que consumimos. Aunque ha habido un intento para revivir la agricultura, la realidad es que no tenemos el agua en Puerto Rico para generar toda nuestra comida”, indicó el exdirector de la División de Protección Ambiental del Caribe de la EPA.

Nuevo paradigma

Cuestionado sobre si es posible revertir la tendencia insostenible que lleva la Isla,  reconoció que será difícil, pues requiere un cambio de paradigma.

“La sociedad puertorriqueña tiene que cambiar de una altamente consumista a una que  viva de día a día, con la conservación del medio ambiente como parte de su ADN. Eso es ir de un extremo a otro”, dijo.

Destacó, asimismo, que hay que priorizar la reducción, la reutilización y el reciclaje de los desperdicios sólidos.

Sobre esto último, Soderberg recordó que Puerto Rico lleva poco más de 20 años en incumplimiento con la ley que obliga a que la tasa nacional de reciclaje sea de 35%.

“La ruta hacia la sostenibilidad (ambiental) va a costar mucho trabajo en Puerto Rico, tanto o más que lo que ha costado la ruta hacia la sostenibilidad financiera”, puntualizó.

Hallazgos del estudio

-Si a nivel global se sigue consumiendo al ritmo actual, se necesitarán 1.6 planetas como la Tierra para satisfacer las demandas de la humanidad.

-El pasado  8 de agosto, fue el “Día del Exceso de la Tierra”, que implica que desde ahora y hasta fin de año, la atmósfera, los océanos y los bosques no podrán reponer, por ejemplo, el dióxido de carbono que se produzca, los peces que se consuman y los árboles que se talen.

-Hace una década, el  “Día del Exceso de la Tierra” solía caer a finales de septiembre.

-Luxemburgo es el país que más rápido gasta los recursos. Si toda la humanidad fuera como ellos, se necesitarían 9.1 planetas como la Tierra para satisfacer las demandas.

-Si la humanidad fuera como Australia, se necesitarían 5.4 planetas; si fuera como Estados Unidos, senecesitarían 4.8.

Tags: 

Categorías de Contenido: