¡A toda marcha el posterriqueño!

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Arturo Massol Deyá

Tras años de esfuerzo, la propuesta comunitaria de Casa Pueblo para el desarrollo de una luminaria exterior de alta eficiencia energética se ha transformado en una realidad técnica. La capacidad intelectual de los ingenieros del Recinto Universitario de Mayagüez, sus facultativos y estudiantes, es simplemente esperanzadora para un País que debe construir alternativas a sus problemas.

El Posterriqueño –como ha sido bautizado– ilumina con tecnología LED la Calle Rodulfo González #30 en Adjuntas desde el pasado 20 de diciembre. La recepción por diferentes sectores ha sido extraordinaria.

A continuación, algunas respuestas a las preguntas realizadas por nuestros lectores y lectoras a propósito de este proyecto:

¿Cuál ha sido el apoyo administrativo de la UPR?

Existe un acuerdo institucional entre Casa Pueblo y la UPR para intercambios de trabajos creativos, académicos y culturales. Por ejemplo, desde hace trece años celebramos en Adjuntas anualmente cursos académicos residenciales. El presidente de la UPR, Dr. Uroyoán Walker Ramos, está al tanto de la iniciativa y es un propulsor del proyecto. Por su parte, el rector del RUM, el Dr. John Fernández Van Cleve, igualmente apoya la iniciativa. El verano de 2015 fue clave para que el Dr. Fabio Andrade, junto a dos estudiantes, se concentrara a tiempo completo para descifrar los últimos desafíos técnicos para una versión comercial del posterriqueño. Esto no significa que la relación con la Universidad esté libre de desafíos. Muchos aspectos de la colaboración no han sido fáciles pero llevo más de veinte años como profesor del RUM y sabía que no lo sería.

¿El Posterriqueño que se presentó es la versión final?

El Posterriqueño cumple con todos los requisitos de la AEE según el análisis técnico realizado por el laboratorio de luminarias de la AEE. Es decir, esta versión es comercialmente competitiva. Como la investigación y desarrollo del producto se hace ‘en casa’, el diseño podrá ser actualizado con mejores piezas según avance la tecnología. Además, trabajamos otras versiones de iluminación exterior para avenidas y autopistas que requieren mayor intensidad lumínica, adaptaciones para patios de hogares, iluminación interior y otros productos derivados a ser manufacturados en la Isla.

La falta de credibilidad de la AEE ha provocado muchas dudas. Sin embargo, al sol de hoy, hemos recibido apoyo para el desarrollo del Posterriqueño, así como por parte de la UTIER, cuyos unionados fueron responsables de instalar con orgullo los primeros prototipos experimentales y recientemente la versión comercial. Está por verse la voluntad de la AEE para establecer una política pública que apoye esta alternativa en lugar de compras al exterior.

“Yo lo mercadearía al sector privado”.

Aunque la motivación prioritaria es modernizar el alumbrado público que nos cuesta $114 millones anualmente a todos, las peticiones del sector privado expanden el mercado. De hecho, ya una ferretería en Adjuntas se nos acercó para ser el primer suplidor público del Posterriqueño.

“El producto parece prometedor pero, como funciona este gobierno, no es de dudar que será cuesta arriba”.

Estamos conscientes de los retos que tenemos por delante. Llamarle Posterriqueño tiene la implicación de distinguir nuestro producto del extranjero y, de esta manera, que el pueblo pueda apoyarlo, exigiendo lo suyo para su comunidad. De ahí emanará la fuerza política para impulsar su adopción. Cuando usted mire el alumbrado público en cualquier esquina de este país podrá preguntarse: ¿Ese es el nuestro? ¿Por qué no? ¿Cuándo lo cambiaremos? Si, por el contrario, la respuesta es afirmativa, entonces podrá creer que hay cosas que sí están en nuestras manos y que podemos transformar.

“Me gustaría saber su valor y disponibilidad para exportación”.

En esta etapa inicial, el costo estimado para el primer ciclo de producción será de unos $330 c/u, incluyendo la carcaza en aluminio que alberga el circuito eléctrico y que sirve como sistema de enfriamiento. Ese precio es sumamente competitivo ya que está por debajo de otros vendedores extranjeros.

“Me gustaría comunicarme con las personas a cargo”.

El doctor Pedro Resto del Departamento de Ingeniería Industrial del RUM actúa como el enlace con el sector público y privado. Su correo electrónico es pedro.resto@upr.edu y su número de contacto es el 787-464-3163.

“Puede funcionar con un panel fotovoltaico”.

Apenas consume 45 vatios, por lo que alimentarlo con una fotocelda es muy viable.

Me interesa obtener un Posterriqueño para mi hogar y hogar de mi familia, ¿será posible?

En su momento lo será y esperamos que esté disponible en ferreterías selectas del país.

*   * *

Espero que estos comentarios ayuden a aclarar algunas dudas. El proyecto está en pleno desarrollo y existen aún temas administrativos por afinar. Nuestro próximo paso será la compra de materiales para el primer ciclo de producción, es decir, suficiente para la manufactura de las primeras 1,000 unidades. Esto requiere la preventa de unidades y en esas conversaciones estamos con los municipios de San Juan, Naranjito, Vega Baja y la UPR-Río Piedras, entre otros. Además, para ser competitivos y adaptarnos al mercado abierto, la Universidad está realizando los ajustes necesarios para que la Fábrica Modelo del RUM –donde serán manufacturados los Posterriqueños– tenga autonomía. De esta manera se agilizarán las compras de materiales y la habilidad para establecer acuerdos comerciales con el gobierno y el sector privado.

Para más información visite la página y redes sociales de CASA PUEBLO.

CASA PUEBLO (página web)

Facebook Casa Pueblo

Twitter

* Casa Pueblo es una organización de autogestión comunitaria con base en Adjuntas. Visítenos y conozca más sobre nuestras iniciativas.

 

 

 

Tags: 

Categorías de Contenido: