Cada mes resaltamos el trabajo de un miembro de CienciaPR que se ha distinguido por su trabajo o discutimos un tema de interés y relevancia para nuestra comunidad.

Ser científico: La dicha de generar y compartir conocimiento

Imagen de Mónica Ivelisse Feliú-Mójer
CienciaPR Symposium
Simposio de CienciaPR: Quiero ser científico… ¿y ahora qué hago?

Entender el mundo que los rodea. Esa motivación lleva a miles científicos en Borínquen y alrededor del mundo a hacer ciencia. El gran Eugenio María de Hostos dijo una vez que "la ciencia es la presentación de todos y cada uno de los esfuerzos del entendimiento."

A través de la historia, la ciencia ha sido nuestra aliada inseparable en una de las conquistas fundamentales de la humanidad: la generación de conocimiento para entender el mundo que nos rodea. Podríamos decir que es la ciencia la que nos hace humanos. Después de todo, las preguntas científicas son producto de la curiosidad, una cualidad compartida por todos.

El entendimiento se deriva del conocimiento, pero para que el conocimiento desemboque en entendimiento es necesaria la comunicación. Una parte esencial del quehacer científico es el comunicar a nuestros colegas científicos los resultados de nuestras investigaciones, contextualizando así nuestras contribuciones al avance de las ciencias. Igualmente importante es nuestro deber de comunicarle el significado, impacto e importancia de nuestros descubrimientos al público y las comunidades que nos rodean.

La conducta anti-ética del famoso médico Cornelius Rhoads, cuya infame carta aseguraba que el galeno había inyectado a pacientes puertorriqueños con células cancerosas, entre otras barbaridades; y los ensayos clínicos para la píldora anticonceptiva realizadas en mujeres puertorriqueñas sin el consentimiento de estas, son ejemplos que resaltan la importancia y la necesidad de que la comunidad científica puertorriqueña juegue un rol en la alfabetización de su pueblo. Al reflexionar sobre estos casos ocurridos en la primera mitad del siglo XX, es difícil no preguntarse si la historia se hubiese escrito de manera diferente si en aquel entonces hubiese existido una comunidad científica puertorriqueña que cuestionara la ética de los procedimientos de los doctores Cornelius Rhoads y Dr. Gregory Pincus (quien realizó las pruebas clínicas de la píldora), educara a los puertorriqueños sobre las posibles consecuencias de los estudios para los cuales se les usaba como conejillos de Indias y levantara la voz en defensa de sus comunidades. Si bien es cierto que otros factores históricos y socio-políticos contribuyeron a estos hechos, es evidente que el diálogo entre los científicos y sus comunidades es necesario.

Afortunadamente, hoy día Puerto Rico cuenta con una comunidad científica que esta comprometida con la educación y el bienestar de su pueblo. Esto queda evidenciado a través de este portal, CienciaPR.org. Durante los últimos cinco años, los científicos y miembros de nuestra comunidad, han sido un componente esencial en las iniciativas en las que se ha embarcado Ciencia Puerto Rico, con la misión de promover las ciencias, la investigación y la educación científica en el archipiélago borincano. Y por supuesto, nuestro dedicado equipo de voluntarios, quienes han sido y continúan siendo el motor de nuestra organización.

Recientemente, como parte de la celebración del quinto aniversario de Ciencia Puerto Rico y dentro del marco de la Semana de las Biociencias 2011, el compromiso de la comunidad científica puertorriqueña con la educación de su pueblo quedo plasmada en blanco y negro con la publicación del libro ¡Ciencia Boricua! Ensayos y anécdotas del científico puertorro

La idea de crear ¡Ciencia Boricua! se desprende de la exitosa colaboración entre Ciencia Puerto Rico y El Nuevo Día. Desde el 2006, miembros de la comunidad científica de CienciaPR.org han publicado más de 120 artículos sobre ciencias para el público general –escritos "en arroz y habichuelas"­– en la sección de Ciencia y Tecnología de dicho periódico.

¡Ciencia Boricua! recoge ensayos emblemáticos sobre las ciencias y Puerto Rico, escritos por 23 científicos boricuas que donaron de su conocimiento y de su tiempo como un regalo al pueblo puertorriqueño. La presentación de ¡Ciencia Boricua! (puedes ver el vídeo aquí) ocurrió el pasado 22 de septiembre de 2011 en la Biblioteca del Ateneo Puertorriqueño —bastión de la cultura y el conocimiento en Puerto Rico— y contó con la presencia de representantes de la farmaceútica Pfizer (auspiciadores del libro), científicos, educadores, y de manera importante, estudiantes puertorriqueños, la próxima generación de científicos puertorros.

Para cerrar con broche de oro las festividades de nuestro quinto aniversario, Ciencia Puerto Rico celebró el simposio educativo Quiero ser científico… ¿y ahora qué hago? A este simposio, auspiciado por Amgen y el programa RCMI(Research Centers in Minority Institutions) del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, asistieron más de 120 personas, en su mayoría estudiantes de bachillerato y estudiantes graduandos en las ciencias naturales. Durante la actividad los asistentes escucharon sobre los retos y satisfacciones presentados por una carrera científic (puedes ver el vídeo aquí); por qué ir a la escuela graduada en las ciencias biomédicas y cómo sobresalir antes y durante la solicitud a la misma (puedes ver el vídeo aquí); y sobre oportunidades de fondos e investigación y la importancia de que los puertorriqueños seamos parte de una comunidad científica mundial diversa (puedes ver el vídeo aquí) . Además, durante el panel que dio cierre a la actividad, los asistentes tuvieron la oportunidad de conversar con seis científicos, con distintos trasfondos de investigación y profesiones científicas, sobre sus inquietudes y dudas. Desde los retos que presenta "pulsear con el difícil" hasta resaltar la necesidad de fomentar el interés en las ciencias desde la educación temprana, la conversación fue dinámica, y el panel contestó de manera directa y efectiva las preguntas de varios miembros de la audiencia.

Para nosotros, el equipo de Ciencia Puerto Rico, la mayor satisfacción y celebración es la capacidad de regalar conocimiento al pueblo de Puerto Rico y los incipientes científicos de nuestro archipiélago. ¡Gracias nuestra comunidad por el apoyo durante los últimos cinco años y los venideros!