Ensayo: ¿Cómo las drogas afectan al cerebro?

Imagen de Wilson Javier Gonzalez-Espada

Por Omar Flores Rivera, Escuela Juan Ponce de León en Guaynabo

En el ensayo de “La adicción a drogas: una interrogante neurocientífica” de Carmen S. Maldonado Vlaar se nos habla de la droga como adicción en el cerebro. Información que me inspiró a buscar más de este tema. 

El consumo de drogas, legales e ilegales, constituye un problema de salud pública muy importante en Puerto Rico y en el mundo. Los riesgos y daños asociados al consumo varían para cada sustancia y para cada individuo. Las diferencias personales como el grado de comportamiento o experiencias del usuario, su motivación, y las propiedades específicas de cada droga, así como la influenza de los elementos de la adultez, determinan el daño recibido. Las consecuencias de las drogas son muy diversas. A continuación les hablaré de estas consecuencias, sobre cómo afectan al cerebro, entre otras.

Las drogas, introducidas en nuestro cuerpo por diferentes vías, llegan alojadas en el torrente sanguíneo hasta el cerebro atravesando la barrera hematoencefálica. Una vez han llegado al cerebro, lugar a donde reside el control de las funciones superiores del ser humano, alteran su normal funcionamiento actuando unas sustancias bioquímicas naturales llamadas “neurotransmisores.”

Las drogas afectan a la salud de quien las toma. Todos los sistemas orgánicos (circulatorio, digestivo, nervioso, endocrino) experimentan sus efectos negativos. Además el consumo de drogas puede llegar a provocar la aparición de graves trastornos psicosociales. Las drogas además representan un problema sanitario. 

A veces el impacto sobre la vida de la persona puede llegar a ser tan o más grave que las enfermedades que lleva asociadas: alteraciones psicológicas, conflictos de relación (de amistad, de pareja, con la familia, con los compañeros del trabajo) y trastornos del comportamiento (dificultades de escolarización, problemas laborales, actos delictivos, conflictos reales y accidentes).

La reversión o no del daño, explicó una doctora en psicología por la Universidad de Moscú depende de la edad inicio y el tipo de droga. Cuando son adolescentes se tienen que apoyar con neuropsicología para que recuperen hasta donde sea posible. El proceso de maduración del sistema nervioso central se da normalmente entre los 8 y 18 años.

Ahora que sabemos esto, ¿qué vas a hacer al respecto? ¿Probarías las drogas? ¿Vale la pena?

Tags: 

Categorías de Contenido: 

Podcast: