Ensayo: La curiosidad de los niños.

Imagen de Wilson Javier Gonzalez-Espada

Por Yoshua Tavarez, Escuela Juan Ponce de León en Guaynabo

Al igual que en el ensayo de “Ciencia a lo Bruto” del autor Wilson González Espada les hablaré de la curiosidad de los niños.

La curiosidad de los niños es la base para los futuros científicos. Por desgracia la escuela y donde se crían terminan destruyendo la curiosidad. 

Según Claire Cook, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, los niños son científicos por naturaleza ya que su aprendizaje es empírico. Esto quiere decir que ellos aprenden descubriendo, observando y manipulando todo lo que les rodea. 

Al igual que los científicos, los niños no se conforman y buscan otras posibles hipótesis que tal vez resuelvan sus problemas.
La verdadera ciencia se enfoca en las preguntas mientras que la escuela tradicional se enfoca en las respuestas.

En mi escuela las cosas son diferentes. Utilizamos el método Montessori. Aquí los niños aman el trabajo constructivo, como los materiales que se usan en los salones de clase. Los materiales verdaderos, vasos de cristal, platos de cerámica y otros en madera, eso quiere decir que los materiales con su forma relucientes llaman la atención de los niños. 

El ambiente está preparado y tienen las posibilidades de elegir actividades como las tareas de diferentes clases.

En conclusión para mí la curiosidad de los niños es algo fantástico, ya que ellos llegan a este mundo para aprender como científicos. Si no fuera por esa curiosidad, el mundo estuviera perdido. Así que, mantengan la curiosidad de los niños para que no quede destruida.

Tags: 

Categorías de Contenido: 

Podcast: