Bosque Seco de Guánica será un centro de monitoreo internacional de cambios climáticos

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Diálogo Digital
En el Bosque Seco se estudiarán datos climatológicos a largo plazo, atmósfera, suelos y taxones de fauna y flora. (Suministrada)

El Bosque Seco de Guánica fue seleccionado por la Fundación Nacional de las Ciencias (NSF, por sus siglas en inglés) para ser uno de los centros internacionales de investigación científica sobre el cambio climático, las especies invasoras, y el estudio de los cambios ecológicos y sus relación con los usos del suelo, informó la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez.

La funcionaria indicó que los estudios –encomendados por la Casa Blanca a la NSF– traerán beneficios para la comunidad científica puertorriqueña e internacional, así como a los educadores y el público en general, ya que se podrá acceder a los datos en tiempo real a través de la Internet.

“Los datos serán originados en lugares y condiciones específicas del bosque que, además, facilitarán al personal del DRNA una toma de decisiones más certera sobre el manejo de la Reserva Internacional de la Biósfera de Guánica fundamentada en datos científicos”, explicó la titular a través de un comunicado de prensa.

La NSF encomendó los estudios a la organización no gubernamental Red Nacional de Observatorios Ecológicos (NEON, por sus siglas en inglés).

NEON elaboró una red nacional en la que dividió a Estados Unidos y sus territorios en 20 dominios ecoclimáticos, cada uno representando diferentes regiones de flora, geografía, climatología y ecosistemas característicos.

“El Bosque Seco de Guánica fue seleccionado para representar al dominio neotropical tras competir con áreas naturales protegidas del sureste de Estados Unidos, Hawaii y el Bosque Nacional El Yunque. La elección fue posible gracias al apoyo del Servicio Forestal federal, la comunidad científica y el personal científico del DRNA, especialmente del anterior oficial de manejo, el biólogo Miguel Canals, quien redactó la propuesta”, señaló Guerrero Pérez.

En el Bosque Seco se estudiarán datos climatológicos a largo plazo, la atmósfera, los suelos y taxones de fauna y flora, así como el intercambio de gases entre el bosque y la atmósfera, los procesos ecológicos para medir cómo los ecosistemas responden a cambios climáticos, las especies invasoras y las enfermedades y plagas asociadas, la contaminación y el mantenimiento de la biodiversidad.

Los datos que se coleccionen en Guánica se podrán comparar directamente con los otros 20 lugares en Estados Unidos, Hawaii y otros 40 sitios adicionales.

Para llevar a cabo este proyecto, el DRNA hizo un acuerdo con NEON. La organización construye actualmente la torre de monitoreo de 70 pies, ya que se requiere estar a 30 pies sobre el dosel del bosque para hacer los estudios. Igualmente, se construye una plataforma en concreto de ocho pies y fundaciones para establecer instrumentos de 10 pies por 20 pies.

El proyecto cuenta con la autorización de la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe), el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS) y del DRNA. Los permisos requieren que NEON restaure la zona a su estado natural. Además, el DRNA monitorea los trabajos a fin de minimizar cualquier impacto y velará por la restauración del área.

La funcionaria señaló que hace cerca de un mes el biólogo Canals, asesor de la entidad Protectoras de Cuencas –con la que la agencia mantiene un acuerdo para manejar el Bosque Seco–, planteó unas preocupaciones sobre la construcción que están siendo atendidas.

Guerrero Pérez ordenó el alejamiento de equipo excepto el que se vaya usar de manera puntual en determinadas tareas y visitó personalmente la construcción para evaluar los planteamientos y asegurarse que se atendieran las peticiones.

“Toda construcción, por pequeña que sea, trae incomodidades o preocupaciones. Se ha dispensado especial atención al proceso por ser un área natural protegida. He escuchado a las partes y visitado el área para que se reduzca al mínimo cualquier impacto, se restaure y se logre viabilizar este proyecto que es de gran importancia para el bosque y su manejo, al igual que para la ciencia a nivel internacional”, expresó la secretaria.

Tags: 

Categorías de Contenido: