Crisis económica afecta programa científico del USGS

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Gerardo E. Alvarado León
Esta estación mide el nivel del río Grande de Loíza, cerca de Carraízo, explicó David Hernández, jefe de Operaciones de Campo del USGS. (José "Pipo" Reyes)

La precaria situación económica del Gobierno estatal ha causado la pérdida de al menos tres estudios o proyectos de recopilación de datos del programa científico del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, en inglés) en Puerto Rico.

Rafael Rodríguez Cruzado, director del Centro de Estudios Científicos del Caribe-Florida del USGS, explicó que el Gobierno estatal aporta o parea fondos para sufragar el programa científico, pero parte de ese dinero ha dejado de recibirse debido a los ajustes presupuestarios ordenados por el Ejecutivo para atajar la crisis.

En consecuencia, indicó Rodríguez Cruzado, se eliminaron, en primer lugar, las 43 estaciones de precipitación pluvial del “Programa Alerta” con la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Aemead).

“Este programa se había dispersado alrededor de la Isla para tener cubiertas todas las cuencas hidrográficas, pero ahora hay algunas que se quedaron solo con una o dos estaciones. La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) tienen estaciones (de precipitación pluvial), pero cada una con intereses particulares”, dijo Rodríguez Cruzado.

 

 

 “Dado que estamos atravesando una sequía, quizás la pérdida de estas estaciones (de precipitación pluvial) no sea notable, pero entendemos que esta información es crítica para documentar lo que está pasando ahora y particularmente durante eventos de emergencia causados por inundaciones repentinas”, agregó.

Sobre esto último, Rodríguez Cruzado destacó que las estaciones de precipitación pluvial son las que indican, por ejemplo,  si ha llovido lo suficiente como para que un río aumente su nivel, se desborde y sea necesario desalojar una o varias comunidades. “Estamos hablando de que son importantes para salvar vida y propiedad”, aseveró.

También por falta de fondos, el USGS descontinuó la operación vía internet de la aplicación conocida como RTFAS. Esta aplicación, explicó Rodríguez Cruzado, es utilizada para priorizar aquellas áreas que reflejan un cambio drástico en condiciones de alerta, a tono con los resultados de las 43 estaciones de precipitación.

“RTFAS usa datos de lluvia y escorrentías (agua que discurre por el terreno) para dar una visión de si está lloviendo aceleradamente, cómo se va a afectar el río y qué tan rápido va a llegar un golpe de agua”, dijo.

Rodríguez Cruzado añadió que se descontinuó temporalmente el muestreo de 60 pozos de agua subterránea en los acuíferos del norte y sur. 

De paso, el USGS le entregó recientemente al Comité Ejecutivo de Manejo de Sequía -compuesto por cinco agencias estatales- un estimado de que al sistema de acuíferos del norte y sur se le podría extraer 20 millones de galones de agua adicionales, que se inyectarían a las líneas de distribución de la AAA.

“Esperamos que el dinero del Gobierno estatal aparezca lo más pronto posible, de forma tal que nosotros  podamos poner nuestra parte y seguir operando los proyectos de recopilación de datos del programa científico”, expresó Rodríguez Cruzado, tras contar que como medida de ahorro, la oficina del USGS en Puerto Rico se unió a la de Florida.

“Nos unimos a Florida para consolidar operaciones, ser más eficientes y tener más fondos disponibles para estudios científicos”, concluyó. 

Tags: 

Categorías de Contenido: