En revisión 14 especies de flora y fauna

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Gerardo E. Alvarado León
Si se recibe “bastante información” nueva sustentada, el proceso demoraría de seis meses a un año. (Archivo)

Catorce especies en peligro de extinción o amenazadas en Puerto Rico e Islas Vírgenes están bajo revisión de estatus en el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS), a fin de determinar si la clasificación que ostentan es correcta o debe ser modificada.

En total, dos aves, dos reptiles, un anfibio y nueve plantas están bajo revisión.

De las 14 especies, 12 están listadas actualmente en peligro de extinción: mariquita de Puerto Rico, paloma sabanera, boa puertorriqueña, boa de Islas Vírgenes, bariaco, Auerodendron pauciflorum, Catesbaea melanocarpa, Elaphoglossum serpens, Mitracarpus maxwelliae, Mitracarpus polycladus, Polystichum calderonense y Tectaria estremerana.

Las dos especies amenazadas son el coquí guajón y el cactus higo chumbo.

Marelisa Rivera, subdirectora de Servicios Ecológicos de la Oficina del Caribe del USFWS, explicó que se trata de un ejercicio al amparo de la Ley Federal de Especies en Peligro de Extinción (ESA), que dispone que cada cinco años se revise el estatus de los animales y plantas listados.

 “Pero no es un cambio de categoría automático. Lo que se hace es una evaluación del estatus de las especies y recomendaciones, ya sea mantenerlas como están o cambiarlas de categoría. Podría recomendarse que una especie pase de amenazada a peligro de extinción y viceversa o que se saque de la lista porque se recuperó”, indicó.

Rivera destacó que las 14 especies ya pasaron por una revisión de estatus al amparo de la ESA, por lo que el ejercicio recién anunciado es una segunda fase. “Todas estas especies ya tienen una revisión de cinco años completada, pero este es un proceso itinerante y nuestra responsabilidad es dar monitoreo continuo”, dijo.

Como parte de la revisión de estatus, el USFWS invitó a la ciudadanía a proveer información y comentarios sobre las 14 especies en o antes del 18 de octubre.

Rivera exhortó, particularmente, a que agencias gubernamentales, universidades y científicos participen.

“Les pedimos que compartan información biológica, ecológica o de amenaza de estas especies. Debe ser información sustentada con literatura o ciencia, y puede ser en español o inglés. Como parte de la revisión, estaremos evaluando la información que tenemos en archivo y la nueva que nos ofrezca el público”, señaló.

Rivera contó que el USFWS tiene especial interés en recibir información sobre la paloma sabanera, pues se entiende que su distribución en el centro del País ha cambiado. Lo mismo ocurre con la boa puertorriqueña, ya que un sector de la comunidad científica teoriza que su población es más abundante de lo que se cree.

En cuanto a las plantas, dijo que quisieran obtener nuevos datos sobre la Catesbaea melanocarpa, una especie de bosque seco amenazada por la destrucción de hábitat y los fuegos provocados por el ser humano. “Nos interesa saber si hay más población”, expuso.

Una vez culmine el período de comentarios el 18 de octubre, el USFWS procederá a evaluar los mismos. Si no se recibe información nueva para una especie, el proceso culminaría en dos o tres meses, pues la recomendación sería que mantenga su clasificación actual.

Si se recibe “bastante información” nueva sustentada, el proceso demoraría de seis meses a un año. De recomendarse un cambio de categoría, la decisión final la tomaría la oficina regional del USFWS en Atlanta, Georgia.

 

 

Coquí guajón: Eleutherodactylus cooki

Está listado como una especie amenazada. Habita en ríos y quebradas del sureste del País, en pueblos como Juncos, Las Piedras y Maunabo. No se le considera en peligro de extinción, pues los ríos y quebradas donde habita suelen tener algún tipo de protección.

 

 

 

 

Catesbaea Melanocarpa: No tiene nombre común

Está listada como una especie en peligro de extinción. Es una planta que Puerto Rico comparte con la vecina isla de Santa Cruz. Aquí se encuentra en el Bosque Seco de Guánica y en montes de Peñuelas y Cabo Rojo.

 

 

Mariquitade Puerto Rico: Agelaius xanthomus

Está listada como una especie en peligro de extinción. Su hábitat se concentra en el suroeste de la Isla. Desde hace más de 25 años, el USFWS y el DRNA llevan a cabo diversos proyectos de recuperación, como el de control del tordo lustroso (ave parasítica).

 

 

Boa puertorriqueña: Epicrates inornatus

Está listada como una especie en peligro de extinción. Se ha reportado en más de la mitad de los municipios del País, en todo tipo de hábitats (bosques secos, húmedos, etc.). Un sector de la comunidad científica entiende que la especie es más común de lo que se cree.

 

 

Paloma sabanera; Patagioenas inornata wetmorei

Está listada como una especie en peligro de extinción. Puede alcanzar un tamaño de 12 pulgadas. Se le conoce como una especie de bosques ribereños, aunque se cree su distribución en el centro de la Isla ha cambiado últimamente.

 

 

Cactus higo chumbo: Harrisia portoricensis 

Está listado como una especie amenazada.  Puede alcanzar una altura de seis pies y tres pulgadas de diámetro. Se caracteriza por su fruta redonda, amarilla y sin espinas, cuya pulpa es el alimento predilecto de la mariquita de Puerto Rico. 

¿Cómo enviar comentarios?

 Correo regular: 

Oficina de Servicios Ecológicos del Caribe, U.S. Fish and Wildlife Service, Carretera 301, Km. 5.1, P.O. Box 491, Boquerón, Puerto Rico, 00622

 Correo electrónico: marelisa_rivera@fws.gov

 Fax: (787) 851-7440

Tags: 

Categorías de Contenido: