Estamos perdiendo nuestros arrecifes de coral

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Citado de Especial para el Nuevo Día "El arrecife de coral es el ecosistema marino más rico en biodiversidad y uno de los más productivos en la faz de la Tierra, comparado con los bosques tropicales. Provee diversos beneficios como alimentos, productos naturales con valor medicinal y funciona como una barrera natural contra marejadas ciclónicas y erosión costera." "Es además un amortiguador natural de gases de invernadero, contribuyendo a reducir los efectos del calentamiento global. Los arrecifes también constituyen el atractivo turístico e ingreso económico principal de muchas naciones tropicales. A pesar de eso, los arrecifes de coral se han ido perdiendo a una velocidad inusitada durante las pasadas tres décadas debido principalmente a diversos factores de origen humano." En lugar de encontrar diversas especies de peces, como el mero, los pargos y los tiburones, y una deliciosa combinación de colores, quien bucee hoy en el arrecife de Los Corchos, al sur de la isla de Culebrita encontrara que los corales se han tornado pálidos, enfermos o moribundos, cubiertos de algas de color marrón y apenas unos pocos peces pequeños y escurridizos desaparecen rápidamente ante la presencia de los buzos. "La sedimentación, las concentraciones excesivas de nutrientes y contaminantes, la falta de planificación del uso de terrenos, la "sobrepesca"”, las actividades militares y las actividades recreativas sin control han contribuido a alterar el estado de los arrecifes de coral." Estos factores de origen humano, sumado a factores naturales como huracanes, enfermedades coralinas y la depredación, son una combinación fatal que podría causar la pérdida irreparable del vital ecosistema. "Por tal motivo, resulta imperativo que Puerto Rico revise y reenfoque sus estrategias de manejo de estos ecosistemas para lograr alcanzar un nivel aceptable de sustentabilidad en su funcionamiento." Un arrecife de coral ideal debe ser capaz de autosostenerse y de recuperarse luego de una perturbación; para que esto ocurra tiene que haber un plan de manejo adecuado que integre al gobierno y la comunidad y aún más importante, se tiene que educar al pueblo sobre la importancia de los corales. En Puerto Rico, comunidades, organizaciones de pescadores y organizaciones ambientalistas interesadas en la recuperación y conservación del Arrecife de Los Corchos, se han interesado en hacerse partícipes de los procesos de manejo en Puerto Rico. Sin embargo, la protección de este importante ecosistema es un trabajo que nos concierne a todos los puertorriqueños; si fallamos en salvar nuestros arrecifes perderiamos una fuente de ingresos económicos, alimento, medicinas, protección contra marejadas y una parte integral de nuestra herencia, cultura y medios de vida.