Estudiante crea iniciativa para educar sobre Hepatitis C

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

FRANCES M. NÚÑEZ
Jessenia Zayas colaboró con ICI para llevar a cabo su proyecto. (Suministrada)

Como parte de su práctica de maestría en el Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), la educadora en salud Jessenia Zayas creó un programa de Reductores de Daños, con el propósito de educar a los usuarios de drogas inyectables sobre el tema de la Hepatitis C.

En colaboración con el programa Punto Fijo de Iniciativa Comunitaria de Investigación, Inc. (ICI), Zayas, profesores y otros ayudantes desarrollaron un plan de acción para realizar intervenciones educativas de salud a las comunidades en San Juan que participan del proyecto. En estas intervenciones se les orientó sobre los diferentes hábitos que pueden adquirir para mejorar su calidad de vida.

Reductores de Daños surge luego de que Zayas colaborara por dos años orientando y realizando labores con Punto Fijo. Bajo la mentoría del doctor Víctor Emanuel Reyes-Ortiz, la estudiante de maestría realizó una investigación sobre el alcance de conocimiento que tienen los usuarios de drogas acerca de la Hepatitis C. Basado en investigaciones alrededor del mundo, la expectativa era que los participantes tuvieran poco conocimiento del tema, pero resultó ser lo contrario con los encuestados en Puerto Rico, quienes ya habían sido impactados por el programa de ICI.

ICI, una organización sin fines de lucro establecida en 1990 por el doctor José Vargas Vidot, está dedicada a ayudar a personas adictas y propensas a enfermedades como el VIH/SIDA y Hepatitis C entre otras infecciones que se transmiten sexualmente o por inyecciones.

De ahí, partió el proyecto piloto educativo que comenzó en la barriada Bitumul de Hato Rey, comunidad que participa en Punto Fijo. La primera fase del proyecto consistió en capacitar a los participantes en los temas alusivos a las prácticas de inyección segura, curación de piel, prevención de sobredosis y primeros auxilios, entre otras recomendaciones. Según Zayas, la intervención fue un éxito y tuvo un efecto positivo en los participantes.

“Ahora mismo, el plan es expandirlo a otras comunidades que sirve Punto Fijo. Son nueve comunidades diferentes. Se empezó con Bitumul y próximamente estaría en agenda identificar a qué otra comunidad ellos (los coordinadores de ICI) entonces van a implementarlo (el programa)”, explicó Zayas.

Además del doctor Reyes-Ortiz, otros profesionales y voluntarios han colaborado con el proyecto, como el coordinador Leniel Arroyo y la directora Glenda Dávila de ICI; la educadora Kenja Correa y la enfermera Darleen González, graduadas del RCM; Christopher Orozco, y Sergio Fabián Santiago. Este grupo de personas, compuesto de profesores y graduados del RCM junto a coordinadores y voluntarios de ICI, ayudaron a Zayas completar el proyecto, y se espera que se continúe a pesar de que la profesional en salud pública ya terminó su práctica.

“Se está incorporando y se está fortaleciendo a medida que pasa el tiempo”, aseguró Zayas respecto al proyecto que, aunque comenzó en noviembre, no se implementó oficialmente con ICI hasta febrero pasado, debido a los preparativos y análisis de la encuesta realizada.

Se espera que pronto se escojan las próximas comunidades que se beneficiarán de Reductores de Daños.

Para conocer más sobre Reductores de Daños o si desea ser parte de la iniciativa, puede comunicarse a jessenia.zayas@upr.edugdavila@iniciativacomunitaria.org o llamar al Programa Graduado de Educación en Salud y Promoción de la salud del RCM al (787) 758-2525.

Zayas y otros voluntarios ayudaron a orientar a los usuarios de drogas. (Suministrada)

Zayas y otros voluntarios ayudaron a orientar a los usuarios de drogas. (Suministrada)

Tags: 

Categorías de Contenido: