Generación Z: la próxima esperanza para disminuir el impacto ambiental

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

VÍCTOR RODRÍGUEZ-VELÁZQUEZ
Según nuevos estudios, la generación z (entre 18 y 24 años) será más proactiva en los reclamos para disminuir el impacto al medioambiente. (Archivo)

Aunque los temas y preocupaciones respecto al medio ambiente han acompañado a diversas generaciones, estudios apuntan a que los jóvenes de entre 18 y 25 años serán más proactivos en el reclamo de disminuir el impacto ecológico que ha provocado el ser humano en las últimas décadas.

Ese fue uno de los resultados que reveló la “Encuesta global de sustentabilidad de la generación Z”, preparada por la firma Masdar y suministrada a 5,000 jóvenes de la llamada generación postmilenio y residentes en 20 países de Medio Oriente, el norte de África, África subsahariana, América, Europa y Asia.

Cada porcentaje corresponde al universo de los 5,000 entrevistados. Fuente: “Encuesta global de sustentabilidad de la Generación Z”.

De acuerdo con el estudio, 40% de los entrevistados mencionó los problemas ambientales como el mayor desafío que enfrentará el mundo la próxima década. El dato superó a otras preocupaciones sociales como la economía (34%), el terrorismo (32%), la pobreza y la desigualdad (29%) y el desempleo (29%).

“Hay una demanda enorme entre nuestros jóvenes de inversiones corporativas y públicas en tecnologías limpias y energía renovable”, apuntó Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), durante la presentación de los hallazgos el pasado 16 de noviembre.

En efecto, el estudio arrojó que ocho de cada diez (83%) de estos jóvenes dijeron que los gobiernos y el sector privado necesitan escuchar más a la próxima generación acerca de la sustentabilidad. Un número similar (80%) cree que los líderes actuales no han hecho lo suficiente para proteger el medio ambiente.

Tendencia similar en Puerto Rico

La preocupación sobre el cambio climático y el medio ambiente también permea entre los jóvenes de Puerto Rico. Según un estudio local, realizado por la firma Arteaga & Arteaga —que buscó conocer los intereses de la generación Z en la isla— el 48% de los 600 participantes identificó al calentamiento global como un tópico de gran preocupación.

Para el demógrafo Raúl Figueroa, esta tendencia responde a que, a diferencia de generaciones previas, los jóvenes del postmilenio han estados expuestos a mayor grado de información que les permite cuestionar el “estatus quo”.

“Esta generación es más educada y saben más los efectos que puede tener [el cambio climático]. Las generaciones más jóvenes cada vez más van a la universidad, estudian más, su educación es cada vez mejor y están más conectados a la redes sociales, sobre todo, con otras áreas y no solo con Puerto Rico. Eso les está creando más conciencia sobre los efectos que puede tener el ambiente”, explicó el experto.

Para el demógrafo, si bien se pensaba que los millennials (nacidos entre 1981 y 1995) tenían más dominios de las tecnologías y la Internet, la generación Z le ha dado mejor estructura al uso de estas herramientas.

“[La generación Z] está acostumbrada a conseguir las cosas en Internet, a usar Google para buscar e informarse sobre diferentes cosas. Están más al día de las cosas que están pasando. Las generaciones de nuestros padres o nuestros abuelos, tuvieron menos educación y quizás no conocían tanto fuera de su entorno”, comentó.

No obstante, Figueroa alertó que uno de los escollos que se podría tomar esta generación es que sus ideas y propuestas no coincidan con la generación que esté de turno en puestos de poder en los gobiernos o en corporaciones y empresas privadas.

“Siempre habrán choques generacionales. Por ejemplo, en Estados Unidos tienes a [Donald] Trump y otras personas que piensan que se exagera con el tema del cambio climático y, por otro lado, tienes esta generación que piensa lo contrario. Así seguirá, porque son pensamientos diferentes, experiencias diferentes. En este tema, habrán choques en los próximos años”, precisó.

Medidas globales

A pesar de estas posturas, movimientos recientes de diversos países han comenzado a dar giros en sus políticas públicas más sustentables respecto a sus operaciones antiecológicos. Por ejemplo, en diciembre de 2015, Francia recibió a diversos gobiernos en la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático en su edición número 21 (COP21).

En el evento, los países participantes firmaron el Acuerdo de París, “en el cual se plantean algunas medidas de carácter financiero, geopolítico, energético y social, que buscan reducir el impacto que las actividades humanas tienen sobre el planeta a fin de dar disminuir la rapidez con la que avanza el fenómeno del calentamiento global, que se ha convertido en una amenaza para todos incluyendo las grandes potencias”.

Entre estas medidas, se optó por reafirmar los compromisos del sector privado, grupos indígenas y gobiernos en cuanto a reforestación y deforestación. Además, 228 de las ciudades establecieron como meta una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que podría evitar la emisión anual de unos dos mil millones de toneladas a la atmósfera, y se consolidó la Alianza para la Agricultura Climáticamente Inteligente en la que participan gobiernos y empresas y cuyas actividades representan un 16% de las emisiones totales de las actividades de agricultura.

En el documento también se reactivó el protocolo de Montreal con 20 países que se han fijado a iniciar negociaciones, para una enmienda para reducir progresivamente la producción y consumo de HFCs, y numerosos grupos e instituciones privadas se comprometieron a reducir inversiones en la producción y distribución de combustibles fósiles y redirigir más de $50 mil millones al avance y producción de combustibles limpios.

Pero en lo que el hacha va y viene, los jóvenes participantes de la encuesta global indicaron que han tomado medidas individuales que redunden en beneficios ambientales. Tanto así que el informe realizado por Masdar arrojó que casi dos de cada tres (59%) de los participantes dijeron que están interesados en trabajar o estudiar en un área relacionada con la sustentabilidad.

Tags: 

Categorías de Contenido: