Imán criollo para las ciencias

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Marie Custodio Collazo / mcustodio@elnuevodia.com
Desde la izquierda, José Jaime Rivera, presidente de la Universidad del Sagrado Corazón; el alcalde Miranda Torres y la directora del C3TEC, María Rosario. (tony.zayas@gfrmedia.com)

Un lugar en el que es obligatorio tocar, diseñado para despertar la curiosidad de las mentes jóvenes por las ciencias y la tecnología, se inauguró de forma parcial ayer en Caguas.

Es uno de 600 centros de ciencia y tecnología alrededor del mundo y el primero en el Caribe. El C3TEC (Centro Criollo de Ciencia y Tecnología) tendrá 33 exhibiciones permanentes que cubren temas como meteorología, geología y energía, de forma interactiva.

Un tambor que recrea el sonido de los latidos del corazón, un globo terráqueo que muestra imágenes de satélite donde se observan fenómenos atmosféricos y el movimiento de los océanos, y un área de construcción de turbinas de viento para probar su eficiencia son algunas de las exhibiciones con las que el municipio de Caguas espera estimular el interés por las ciencias y la tecnología.

En el segundo piso, se establecerán dos empresas de tecnología en unos laboratorios rodeados de cristal, lo que les permitirá a los visitantes observar en tiempo real las operaciones.

Ya en el tercer nivel se logra acceso a un techo verde con jardines, que cubren un sistema de recogido de agua de lluvia y que ayuda a bajar la temperatura del edificio.

En una estructura adjunta, un cine-teatro 3D servirá para proyectar películas y videoconferencias, y realizar eventos.

Sociedad del conocimiento

El municipio de Caguas, gestor del proyecto, realizó ayer una preinauguración como parte de las actividades para conmemorar el natalicio del difunto alcalde William Miranda Marín.

Su hijo, el alcalde actual, William Miranda Torres, agradeció a los empresarios y organizaciones que se han comprometido en apoyar e impulsar la gestión del centro.

“Su presencia (en la actividad) apunta al creciente reconocimiento de la importancia de que todos los miembros de la sociedad seamos partícipes de la educación, la ciencia y la tecnología, en fin, que todos contribuyamos para crear una verdadera sociedad del conocimiento”, expresó el ejecutivo municipal ante un teatro repleto de estudiantes, empresarios y educadores.

El C3TEC abrirá al público el próximo año, pero ayer quedó inaugurado el cine-teatro, donde ya se realizan actividades y reuniones. Este componente del centro fue una donación de la Fundación Ángel Ramos, lo que permitió que esté dotado del equipo audiovisual más avanzado.

El municipio ha invertido unos $24 millones en el proyecto, que se desarrolló en el antiguo edificio de Sears, en el centro urbano de Caguas. El mismo se realizó siguiendo las guías de construcción verde e integra sistemas para ahorro de agua y electricidad, por lo que está certificado LEED Silver.

El centro emplea a siete personas en la parte administrativa. También contará con unos 20 guías, los cuales serán estudiantes universitarios que participen de programas de prácticas o internados.

Esto último es parte de un acuerdo que firmaron ayer con la Universidad del Sagrado Corazón. Los estudiantes de la institución también desarrollarán la campaña publicitaria del C3TEC.

Extensión del aula

María Socorro Rosario, directora ejecutiva del centro, y el alcalde Miranda Torres explicaron que el centro científico se comenzó a planificar a mediados de la década pasada, para lo cual Miranda Marín viajó a diferentes países en busca del modelo y el socio ideal.

Así inició la relación con el Liberty Science Center, en New Jersey, el cual recibe 600,000 visitantes al año.

“Los niños que están naciendo en estas últimas décadas son estudiantes con otra visión de aprender... Para ellos, ese complemento interactivo y tecnológico es esencial para que puedan obtener los conocimientos como debe ser y con el entusiasmo que se espera”, expresó Rosario, al puntualizar que el C3TEC es un complemento para los maestros.

Ann Neuman, líder de diseño de exhibiciones de Liberty Science Center, explicó que la diferencia entre un museo y un centro de ciencias como el que se construye en Caguas es que el segundo es un lugar interactivo e informal, que se diseña en coordinación con los currículos de ciencia de las escuelas.

El del C3TEC cuenta con el aval del Departamento de Educación de Puerto Rico.

Rosario mencionó que esperan recibir unos 500 visitantes diarios en visitas guiadas de hasta 20 personas.

Los días de operación serán de martes a domingo, y se cobrará la entrada, pero el costo aún no está determinado, dijo la funcionaria.

Además, puntualizó que será necesario hacer reservaciones por adelantado.

La instalación, resaltó Miranda Torres, es la tercera punta del “triángulo del conocimiento”, conformado por la Escuela de Ciencias y Matemáticas (CIMATEC) y el Centro de Empresas Emergentes de Ciencia y Tecnología.

Y formará parte del “archipiélago universitario”, un plan para la próxima década que integrará escuelas de todos los niveles y universidades en el lado sur del casco urbano de Caguas.

Espacio para empresarios

También abrió ayer, en las instalaciones del centro, Imaginalibros, una librería infantil y juvenil propiedad del empresario puertorriqueño Héctor Aparicio.

En ella habrá una variedad de libros, juegos educativos y artículos novedosos, especialmente pensados para estimular la exploración, el descubrimiento y la imaginación. Esta sería el segundo concepto de este tipo del librero, quien es dueño de Aparicio Distributors y opera un local en Bayamón.

En el C3TEC también habrá una cafetería que será operada mediante concesión, para la que Rosario indicó que tienen dos empresas interesadas.

Tags: 

Categorías de Contenido: